UN VE­CINO TOGADO II

El Deber - Extra (Bolivia) - - Humor -

Lle­vó el au­to a su ca­sa, mas lo pri­me­ro… ¡pri­me­ro! na­da de an­dar muy li­ge­ro ni dar vuel­tas a la pla­za.

Re­co­rre las cin­co cua­dras en ca­si vein­te mi­nu­tos y mo­les­to, un pe­rro chu­to, lo si­gue la­dra que la­dra.

Pa­ra cru­zar una es­qui­na, pen­san­do en el ca­mi­nan­te, le da de lo más to­nan­te a la po­ten­te bo­ci­na.

Sin no­ve­dad lle­ga a ca­sa y di­li­gen­te el togado, don ai­res de fa­ti­ga­do con sa­li­va el au­to en­gra­sa.

Usa en se­gui­da su alien­to pa­ra dar al au­to bri­llo, un tra­ba­jo muy sen­ci­llo que ter­mi­nó en un mo­men­to.

Tra­ba­jo que, ¡la gran sie­te!, lo de­jó des­con­so­la­do, por­que sin­tió ape­na­do, des­col­gar­se sus ca­che­tes.

Mas te­nía el au­to en ca­sa y era eso reali­dad, go­zó su fe­li­ci­dad y en au­to vol­vió a la pla­za.

Tu­vo aún cin­co sa­li­das al fren­te de su vo­lan­te pre­su­mien­do de ele­gan­te, cho­cho el va­rón de la vi­da.

La ale­grìa no fue tan­ta pues una ma­ña­na cual­quie­ra, de qué mo­do o ma­ne­ra se le pin­cha­ron dos llan­tas.

Mal­di­jo en di­ver­sos idio­mas, se pu­so en­fer­mo y ma­lo, ¡Com­pra­ré rue­das de pa­lo pues no sir­ven las de go­ma. (Si­gue)

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.