De un can­taor, vi­vir se­pa­ra­dos y va­rios mu­seos

El Deber - Extra (Bolivia) - - Sumario - Car­los Orías B

Ccon El Cigala, el fla­men­co hi­zo lo que no ha­bía he­cho en 500 años: cru­zar el char­co y vol­ver­se ibe­roa­me­ri­cano en to­do el sen­ti­do de la pa­la­bra. Na­cio­na­li­za­do do­mi­ni­cano co­mo re­sul­ta­do de esa ex­pe­rien­cia, el in­tér­pre­te de ori­gen es­pa­ñol y al­ma gi­ta­na, ya bri­lla­ba co­mo he­re­de­ro de una de las tra­di­cio­nes mu­si­ca­les más sen­ti­das de su país cuan­do su ca­mino se cru­zó con el del pia­nis­ta cu­bano Be­bo Val­dés, su hé­roe.

La in­fluen­cia del piano caribeño de Val­dés lle­vó a Ra­món Ji­mé­nez Sa­la­zar, nom­bre de pi­la de Die­go El Cigala, a fascinarse con La­ti­noa­mé­ri­ca y a tran­si­tar por sus rit­mos sin cam­biar su voz. Bo­le­ros, tan­gos y co­plas vie­ron de nue­vo la luz en una se­rie de dis­cos que me­re­cie­ron seis Grammy La­ti­nos. Ese es el ar­tis­ta que se pre­sen­ta en San­ta Cruz el 19 de sem­tiem­bre y que re­la­tó par­te de su vi­da a EX­TRA, en es­ta ex­clu­si­va.

Ca­sar so­nes tras­atlán­ti­cos fue la obra que en­cum­bró una ca­rre­ra mu­si­cal, pe­ro mu­chas ve­ces la vi­da no es fá­cil y tras una se­pa­ra­ción, la eco­no­mía pue­de ser un fac­tor que obli­ga a se­guir vi­vien­do con la ex­pa­re­ja en la mis­ma ca­sa. Si la si­tua­ción pa­re­ce de pe­lí­cu­la, agre­gar hi­jos a esa re­ce­ta pue­de com­pli­car aún más el re­sul­ta­do, por lo que no es­tá de­más leer la no­ta en la sec­ción Vi­da & Pa­re­ja.

En el mes de San­ta Cruz, pro­po­ne­mos un re­co­rri­do por los mu­seos del de­par­ta­men­to, al­gu­nos en la ciu­dad, otros en pro­vin­cia

LA IN­FLUEN­CIA DEL PIANO CARIBEÑO LLE­VÓ A EL CIGALA A FASCINARSE CON AMÉ­RI­CA LA­TI­NA Y A RE­CREAR SUS RIT­MOS DES­DE EL AL­MA DEL FLA­MEN­CO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.