¿Dón­de es­tán los res­tos de Die­go?

El Deber - Extra (Bolivia) - - PERSONAJE -

Gra­cias a los hue­sos de Die­go Co­lón, her­mano de Cris­tó­bal, fue po­si­ble con­fir­mar en 2006 que los res­tos que guar­da la ca­te­dral de Se­vi­lla del des­cu­bri­dor son au­tén­ti­cos. Hoy, sin em­bar­go, a los res­tos de Die­go Co­lón se les per­dió la pis­ta y nin­gu­na de las mu­chas fuen­tes con­sul­ta­das sa­be del des­tino de esos hue­sos. En sep­tiem­bre de 2002, Die­go fue ex­hu­ma­do de su tum­ba anega­da en fan­go en la fá­bri­ca de ce­rá­mi­ca La Car­tu­ja-Pick­man de Sal­te­ras (Se­vi­lla), en me­dio de una enor­me ex­pec­ta­ción me­diá­ti­ca por­que sus res­tos iban a ser cla­ves pa­ra con­fir­mar por prue­bas de ADN la iden­ti­dad de Cris­tó­bal. Tam­bién tra­ba­ja­ron con res­tos de Her­nan­do Co­lón, hi­jo del des­cu­bri­dor, y cu­ya se­pul­tu­ra es­ta­ba do­cu­men­ta­da y con­fir­ma­da en la pro­pia ca­te­dral de Se­vi­lla. Una vez ter­mi­na­dos los trabajos, los res­tos de Cris­tó­bal vol­vie­ron a su mau­so­leo de la ca­te­dral de Se­vi­lla, los de su hi­jo re­tor­na­ron a su se­pul­tu­ra en el sue­lo del tem­plo y los de Die­go, da­do que no te­nían una tum­ba de­cen­te a la que re­gre­sar, fue­ron ubi­ca­dos en el año 2006 en una mag­ní­fi­ca ur­na de madera y por­ce­la­na fa­bri­ca­da por La Car­tu­jaPick­man que aca­bó ex­pues­ta en el mu­seo de ce­rá­mi­ca de es­ta fá­bri­ca. En el año 2009, la fá­bri­ca ce­rró en mi­tad de un dra­má­ti­co con­flic­to la­bo­ral. En­tre los años 2010 y 2011, co­mo las pie­zas eran propiedad del Es­ta­do y pa­ra evi­tar el ex­po­lio, fue­ron in­ven­ta­ria­das y tras­la­da­das, pe­ro en ese in­ven­ta­rio no apa­re­ce la ur­na con los res­tos de Die­go Co­lón. Cuan­do en el año 2012 los nue­vos y ac­tua­les pro­pie­ta­rios se hi­cie­ron car­go de la fá­bri­ca de La Car­tu­ja-Pick­man, la ur­na y los hue­sos no es­ta­ban y el Mu­seo de Artes y Cos­tum­bres Po­pu­la­res de Se­vi­lla que ac­tual­men­te mues­tra las pie­zas de ce­rá­mi­ca del an­ti­guo Mu­seo de La Car­tu­ja, tam­po­co los tie­ne en­tre sus fon­dos. ¿Dón­de es­tá Die­go Co­lón? ¿A quién co­rres­pon­de o co­rres­pon­día su cus­to­dia? que, ba­jo la ba­tu­ta del di­rec­tor del La­bo­ra­to­rio de Iden­ti­fi­ca­ción Ge­né­ti­ca de la Uni­ver­si­dad de Gra­na­da (sur de Espa­ña), Jo­sé An­to­nio Lo­ren­te, es­tu­dia des­de 2003 cien­tos de mues­tras de ADN de po­si­bles des­cen­dien­tes del al­mi­ran­te ape­lli­da­dos Co­lón, Co­lom o Co­lom­bo de Espa­ña, Fran­cia e Ita­lia. Los ex­per­tos han co­te­ja­do ese ADN con mues­tras de res­tos de Co­lón, su hi­jo Her­nan­do y su her­mano Die­go ex­hu­ma­dos en Se­vi­lla (sur es­pa­ñol).

En un ar­tícu­lo di­vul­ga­do en 2011 en la re­vis­ta Eu­ro­pean Jour­nal of Hu­man Ge­ne­tics, los in­ves­ti­ga­do­res con­clu­ye­ron en que los Co­lom ca­ta­la­nes per­te­ne­cen a un nú­me­ro de li­na­jes me­nor que los de los Co­lom­bo ita­lia­nos, lo que ha­ce más fá­cil se­guir la pis­ta ge­né­ti­ca del des­cu­bri­dor de Amé­ri­ca.

Dick­son la­men­ta que los cien­tí­fi­cos no des­ve­la­ran in­for­ma­ción so­bre el cro­mo­so­ma Y ha­lla­do en los ‘bien pre­ser­va­dos res­tos’ de Her­nan­do, de ma­yor ca­li­dad que los de su pa­dre y su tío.

El exa­na­lis­ta con­si­de­ra que los in­ves­ti­ga­do­res op­ta­ron por el ‘se­cre­tis­mo’ pa­ra es­con­der que no ha­lla­ron nin­gu­na coin­ci­den­cia ge­né­ti­ca, y por te­mor a que ese re­sul­ta­do re­for­za­ra la sos­pe­cha de que esos ape­lli­dos fue­ran un si­nó­ni­mo adop­ta­do pa­ra ocul­tar el ori­gen de la familia.

Lo­ren­te ale­gó el pa­sa­do oc­tu­bre que, en aquel mo­men­to, las tec­no­lo­gías no eran su­fi­cien­te­men­te po­ten­tes pa­ra es­ta­ble­cer el ti­po de cro­mo­so­ma Y en los Co­lom ca­ta­la­nes y los Co­lom­bo ita­lia­nos, si bien con­fía aho­ra en po­der aca­bar el es­tu­dio en 2018.

Más allá de po­lé­mi­cas, Dick­son asu­me la mag­ni­tud ti­tá­ni­ca de des­en­tra­ñar un mis­te­rio que du­ra más de qui­nien­tos años y ad­mi­te que tal desafío re­quie­re la la­bor de un equipo mul­ti­dis­ci­pli­na­rio. Al me­nos, agre­ga el exa­na­lis­ta de la CIA, cree que ha abier­to la puer­ta a un nue­vo en­fo­que.

Se­pul­tu­ra. La tum­ba don­de re­po­san los res­tos de Cris­tó­bal Co­lón, que fa­lle­ció en 1.506 en Va­lla­do­lid, se en­cuen­tra en la Ca­te­dral de Se­vi­lla

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.