Pa­sa­re­la en el sa­lar

Nue­va ge­ne­ra­ción. La pre­mi­sa es vol­ver a lo natural y re­sal­tar sus fac­cio­nes. Pre­fie­ren los to­nos tie­rra y nu­de. No se pin­tan, se maquillan. Tie­nen he­rra­mien­tas y mil tu­to­ria­les pa­ra ha­cer­lo

El Deber - Para ellas - - Página Dos - ROXANA ESCÓBAR N. EL DE­BER

El turismo y la mo­da, de la mano

Los pai­sa­jes su­rrea­lis­tas del sa­lar de Uyu­ni y el mu­seo de tre­nes ol­vi­da­dos fue­ron el es­ce­na­rio pa­ra la pro­duc­ción de mo­da con la ma­ni­quí chu­qui­sa­que­ña.

DES­TINO EL SA­LAR DE UYU­NI ES EL DES­TINO SO­ÑA­DO POR BO­LI­VIA­NOS Y EX­TRAN­JE­ROS

“Lo más im­por­tan­te, creo, pa­ra mi ge­ne­ra­ción es que cuan­do al­guien nos vea di­ga: qué lin­da es Ana, por de­cir un nom­bre, y no qué lin­do es su ma­qui­lla­je”. “La pre­mi­sa de la mu­jer mi­llen­nials es que uno se vea y luz­ca bien y no el ma­qui­lla­je; la ten­den­cia es vol­ver a lo natural”, afir­ma Fá­ti­ma Velarde, una co­mu­ni­ca­do­ra, de 26 años, que tra­ba­ja en la pla­ta­for­ma di­gi­tal de un re­co­no­ci­do me­dio. No obs­tan­te, con­si­de­ra que pa­ra su ge­ne­ra­ción -que es más cons­cien­te de un es­ti­lo de vi­da sa­lu­da­ble, más crí­ti­ca y que tiene to­da la in­for­ma­ción a su dis­po­si­ción- es fundamental te­ner una piel con bue­na sa­lud, más que op­tar por cre­mas an­ti­arru­gas. A pro­pó­si­to de una ma­yor cons­cien­cia, al­gu­nas mi­llen­nials in­clu- so op­tan por ma­qui­lla­jes que no sean tes­tea­dos en ani­ma­les. Bus­can ma­yor ar­mo­nía no so­lo en su be­lle­za, sino tam­bién en su es­ti­lo de vi­da y ser más ami­ga­ble con el me­dioam­bien­te.

Cui­dar­se pa­ra uno, no pa­ra los de­más

Amor pro­pio, esa parece ser la fi­lo­so­fía de la ge­ne­ra­ción mi­llen­nials a la ho­ra de ma­qui­llar­se. La blo­gue­ra Ana Ma­ría Or­dó­ñez, de 24 años y crea­do­ra de la Fan pa­ge The Lucky Bru­net­te, di­ce que la di­fe­ren­cia en­tre an­tes y aho­ra es que las mu­je­res de su ge­ne­ra­ción se maquillan, no se pin­tan y lo ha­cen no pa­ra los otros, sino por amor a ellas mis­mas.

Con res­pec­to al ma­qui­lla­je, Or­dó­ñez sos­tie­ne que hay que tra­ba­jar con los ma­ti­ces de la piel, por­que el ros­tro tiene som­bras y par­tes ilu­mi­na­das, y lo que hoy en día se bus­ca es re­sal­tar las fac­cio­nes de la ca­ra. “Aho­ra se pue­de apli­car la pa­la­bra ma­qui­lla­je y no pin­tu­ra,

an­tes era po­ner­se mu­cho co­lo­res so­bre la piel, hoy se bus­ca re­sal­tar las fac­cio­nes, pe­ro bus­can­do y man­te­nien­do la na­tu­ra­li­dad, es­tar her­mo­sas sin lle­gar a los ex­ce­sos, por eso sur­gen mu­chas téc­ni­cas, co­mo el ‘es­tro­ning’, el con­torno, que ayu­dan a ocul­tar las im­per­fec­cio­nes”, ma­ni­fies­ta. Pre­do­mi­nan los to­nos tie­rra, nu­de y bron­ce a la ho­ra de ele­gir co­lo­res.

Se­gún Or­dó­ñez, el ma­ke up de las mi­llen­nials se de­be, en­tre otras co­sas, que hay más ac­ce­so a la fo­to­gra­fía, al vi­deo y al Snat­chap y ellas no quie­ren lu­cir ar­ti­fi­cia­les, sino bo­ni­tas y na­tu­ra­les. Tam­bién ha ayu­da­do mu­cho los avan­ces en ma­qui­lla­je, hoy se pue­den en­con­trar cre­mas con co­lor y con pro­tec­to­res solares pa­ra el día a día.

Me­nos es más

Una de las ha­bi­li­da­des que ca­rac­te­ri­za a las mi­llen­nials es que son ca­pa­ces de con­ver­tir to­do lo que ha­cen en una es­pe­cie de jue­go. ‘Me­nos es más’ es el man­tra de to­da mi­llen­nials. Pre­fie­ren un look natural pa­ra el día y les gus­ta ju­gar con de­ta­lles más arries­ga­dos por la no­che o en mo­men­tos es­pe­cia­les, sos­tie­ne la es­ti­lis­ta Hel­ga Fleig y a con­ti­nua­ción brin­da dos ejem­plos y tips. De día: 'blu­rred lips'. La ten­den­cia que arran­có es­ta tem­po­ra­da son los ‘blu­rred lips’, la­bios bo­rro­sos. Se apli­ca un lá­piz natural pa­ra re­lle­nar los la­bios, sin de­fi­nir­los. El tru­co está en apli­car más can­ti­dad en el cen­tro pa­ra lo­grar ese efec­to de­gra­da­do. Los la­bios se con­vier­ten en el cen­tro de es­te look. ¡No hay que te­ner mie­do a que pue­da que­dar un tono que no sea per­fec­to!.

De no­che: ahu­ma­do in­ver­ti­do. El ‘smo­key eye’ ya es un vie­jo conocido, pe­ro no lo es tan­to la téc­ni­ca del ahu­ma­do in­ver­ti­do, es de­cir, el co­lor os­cu­ro se apli­ca más cer­ca de las pes­ta­ñas, y el tono más cla­ro y anaran­ja­do en el pár­pa­do mó­vil. El re­sul­ta­do es un look más atre­vi­do, pe­ro aún natural y lu­mi­no­so pa­ra la no­che. Y, ade­más un look que da­rá más un ai­re ju­ve­nil.

La ten­den­cia de las mi­llen­nials es se­guir lo que le di­ce una in­fluen­cer creí­ble, y no una pu­bli­ci­dad pa­ga­da

Pro­ta­go­nis­mo BUS­CAN SER ELLAS LAS QUE RESALTEN Y NO EL MA­QUI­LLA­JE QUE LLE­VAN PUES­TO

Piel sa­na CO­MIEN­ZA NO CON LA BA­SE, SINO CON LA HI­DRA­TA­CIÓN DE LA PIEL, Y DE­PEN­DIEN­DO LAS AC­TI­VI­DA­DES QUE REALICÉS, ES­TA DE­BE SER EXFOLIADA EN­TRE UNA Y DOS VE­CES POR SE­MA­NA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.