‘CON­TOU­RING’ RESALTÁ LO ME­JOR DE TU ROS­TRO

Téc­ni­ca. Ha re­vo­lu­cio­na­do la es­té­ti­ca fa­cial. Se usa pa­ra ocul­tar los ‘de­fec­ti­tos’ del ros­tro

El Deber - Para ellas - - Belleza - RO­XA­NA ESCOBAR ro­xa­na.escobar@el­de­ber.com.bo

¿Por qué se ha pues­to tan de mo­da el ‘con­tou­ring’? Es una téc­ni­ca de ma­qui­lla­je que es­tá re­vo­lu­cio­nan­do la es­té­ti­ca fa­cial en to­do el mun­do. Su ob­je­ti­vo fun­da­men­tal es real­zar la es­truc­tu­ra fa­cial. Hay que re­cor­dar que la mis­ma fue crea­da al ini­cio de los años 1600, cuando en las so­cie­da­des eu­ro­peas bus­ca­ban me­jo­rar la dra­ma­ti­za­ción tea­tral a ba­se de ti­za y ho­llín. Si­glos des­pués se uti­li­zó en el ci­ne y, en los 50, pa­só a la pan­ta­lla gran­de de Holly­wood, ex­pli­ca la co­mu­ni­ca­do­ra y ma­qui­lla­do­ra pro­fe­sio­nal Gabriela Ore­tea.

En la ac­tua­li­dad ve­mos que es apli­ca­da por di­ver­sas mu­je­res vin­cu­la­das al es­pec­tácu­lo, en­tre ellas las her­ma­nas Kar­das­hian, en par­ti­cu­lar Kim, que en las re­des so­cia­les pu­bli­có sel­fies que mos­tra­ban el an­tes y el des­pués del pro­ce­so del con­tou­ring, lo que con­so­li­dó es­te mé­to­do en el mer­ca­do de la es­té­ti­ca. Bá­si­ca­men­te, se usa pa­ra ocul­tar ‘de­fec­tos’ del ros­tro que son vi­si­ble­men­te no­ta­bles. Se pa­sa del per­fi­la­do os­cu­ro al ilu­mi­na­dor, cau­san­do un efec­to de lu­ces y sombras, lo que da una sen­sa­ción de ras­gos y ma­ti­ces que ayu­dan a pro­po­ner una es­truc­tu­ra si­mé­tri­ca en el ros­tro. El con­tou­ring es im­por­tan­te pa­ra la ac­tua­ción en me­dios au­dio­vi­sua­les, co­mo la te­le­vi­sión y el ci­ne, pe­ro tam­bién se pue­de in­fil­trar en el día a día de la be­lle­za de la mu­jer. “Con mis clien­tas de­fi­ni­mos la apli­ca­ción de es­ta téc­ni­ca de acuer­do con la oca­sión. Si es ma­qui­lla­je pa­ra un even­to que se lle­va­rá a ca­bo de día, bus­ca­re­mos que la téc­ni­ca sea lo más su­til po­si­ble, y si es pa­ra al­gún acon­te­ci­mien­to noc­turno to­ma­mos pre­vi­sio­nes en cuan­to al cli­ma, al ti­po de piel y, so­bre to­do, dan­do én­fa­sis a los ras­gos fa­cia­les”, agre­ga Are­tea Mon­ta­ño.

¿Es pa­ra to­dos los ros­tros?

¡Cla­ro que sí! Es­ta téc­ni­ca jus­ta­men­te es pa­ra re­sal­tar la be­lle­za fe­me­ni­na de to­do ti­po de mu­je­res. Es por eso que es­tá de mo­da y es muy pre­fe­ri­do por las mu­je­res cuando a be­lle­za se re­fie­ren. Pe­ro muchas ve­ces es­ta­mos bom­bar­dea­das de in­for­ma­ción erró­nea que nos dic­ta un mo­de­lo pre­de­ter­mi­na­do, pe­ro no to­dos los ros­tros son igua­les y, por en­de, no to­das ne­ce­si­tan una mis­ma téc­ni­ca.

¿Có­mo se apli­ca?

De­pen­de mu­cho de lo que se quie­ra re­sal­tar y ocul­tar en el ros­tro. Lue­go de apli­car en la piel hi­dra­tan­tes, el ‘pri­mer’ y una pri­me­ra ba­se, pa­ra el per­fi­la­do os­cu­ro, ge­ne­ral­men­te, se ma­ne­jan las zo­nas que es­tán en­tre el ca­be­llo y la fren­te. De­pen­dien­do cuán gran­de sea es­ta zo­na, se apli­ca el per­fi­la­do os­cu­ro de ma­yor a me­nor gro­sor, al igual que en el ma­xi­lar su­pe­rior o me­dio as­cen­den­te del ca­che­te hacia el oí­do. Otra de las zo­nas im­por­tan­tes es el dor­so de la na­riz, ha­cien­do una “L in­ver­ti­da” en los la­te­ra­les si es que se desea adel­ga­zar esa zo­na. En la pa­pa­da, de acuer­do con la for­ma del ros­tro. Hay mu­je­res que tie­nen ros­tro re­don­do y son pro­pen­sas a te­ner pa­pa­da. Pa­ra ello, el per­fi­la­do os­cu­ro se rea­li­za por de­ba­jo del men­tón y la qui­ja­da, lo que per­mi­ti­rá ocul­tar­la. Lue­go se apli­ca el ilu­mi­na­dor en las zo­nas que se quie­re re­sal­tar, co­mo afi­nar la na­riz, en la par­te de las oje­ras, ba­jo el ma­xi­lar su­pe­rior. Hay que te­ner cui­da­do en la pos­te­rior di­fu­mi­na­ción, pa­ra que no queden mar­cas ni ex­ce­sos en nin­gún área.

Gabriela Ore­tea ‘ce­lu’ 753-28540

For­mas de ros­tro En la di­ver­si­dad cul­tu­ral las mu­je­res po­see­mos mu­chos ras­gos que de­fi­nen de don­de pro­ve­ni­mos y de­be­mos es­tar or­gu­llo­sas de ellos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.