Pre­ve­ní la dia­be­tes

Cam­pa­ña. La pre­ven­ción de la dia­be­tes es una preo­cu­pa­ción de to­dos. Ad­qui­rí un buen es­ti­lo de vi­da

El Deber - Para ellas - - ENTRE AMIGAS - AIDA DO­MÍN­GUEZ P. Ase­so­ría: Dr. Dou­glas Vi­lla­rroel

Ha­cé ejer­ci­cios pa­ra evi­tar el mal.se­gui­mos con la cam­pa­ña jun­to a En­ho­ra­bue­na, PAT y el Dr. Dou­glas Vi­lla­rroel.

En el mes de la dia­be­tes re­for­za­mos la cam­pa­ña que pro­mue­ve la pre­ven­ción de es­te mal y apo­ya­mos la cau­sa del en­do­cri­nó­lo­go Dou­glas Vi­lla­rroel, el pro­gra­ma En­ho­ra­bue­na y PAT.

Ac­tual­men­te, la cien­cia se en­cuen­tra em­bar­ca­da en grandes pro­ce­sos de in­ves­ti­ga­ción pa­ra di­lu­ci­dar los com­po­nen­tes ge­né­ti­cos de es­ta en­fer­me­dad jun­to a es­tu­dios clí­ni­cos di­se­ña­dos pa­ra pre­ve­nir­la en per­so­nas con al­to ries­go.

Con­se­cuen­cias La dia­be­tes es so­lo una de las mu­chas cau­sas que pro­du­cen ar­te­rios­cle­ro­sis, tam­bién es­tán la pre­sión al­ta, las gra­sas en la san­gre y la obe­si­dad. La ar­te­rios­cle­ro­sis pue­de aca­rrear in­ca­pa­ci­dad y la muer­te en las per­so­nas, y sur­ge co­mún­men­te co­mo re­sul­ta­do de un es­ti­lo de vi­da po­co sa­lu­da­ble.

La obe­si­dad es ori­gi­na­da por mu­chos fac­to­res y pue­de oca­sio­nar la ele­va­ción del co­les­te­rol, la pre­sión ar­te­rial y el azú­car en la san­gre. A pe­sar de es­to, pa­re­ce cla­ro que to­dos los as­pec­tos de la so­cie­dad cons­pi­ran pa­ra in­cre­men­tar es­te mal en nues­tro me­dio. Así co­mo se mul­ti­pli­can los

la can­ti­dad de las cé­lu­las gra­sas en el cuer­po, aun­que se­ría in­jus­to de­cir que es­to se deba a una so­bre­ali­men­ta­ción mien­tras se mi­ra te­le­vi­sión.

Há­bi­tos A la cos­tum­bre de co­mer de­ma­sia­do se aña­de otro ele­men­to de­ter­mi­nan­te de la obe­si­dad, la vi­da se­den­ta­ria. El ejer­ci­cio no tie­ne mu­cha po­pu­la­ri­dad en Bo­li­via.

Los co­mer­cia­les de te­le­vi­sión mues­tran a los ni­ños to­da cla­se de pro­duc­tos dul­ces y co­mi­das rá­pi­das que son me­nos nu­tri­ti­vas de lo que te­nía­mos an­tes.

Pue­de ha­ber un pa­trón de des­nu­tri­ción en Bo­li­via, pe­ro el uso de suplementos ca­ló­ri­cos que mues­tra la TV no va a co­rre­gir los des­equi­li­brios nu­tri­cio­na­les, so­la­men­te van em­peo­rar un es­ti­lo de vi­da don­de se es­tá im­po­nien­do ‘la co­mi­da cha­ta­rra’.

“Se de­be ha­cer to­do lo po­si­ble pa­ra lle­gar a la po­bla­ción con el men­sa­je de lle­var un es­ti­lo de vi­da sano. Así co­mo la vio­len­cia es una preo­cu­pa­ción pa­ra la te­le­vi­sión, tam­bién de­be­rían ser los co­mer­cia­les que pro­mue­ven la co­mi­da ba­su­ra”, sen­ten­cia el en­do­cri­nó­lo­go Dou­glas Vi­lla­rroel.

Po­né de mo­da los bue­nos há­bi­tos pa­ra te­ner una me­jor sa­lud y go­zar de la bue­na vi­da. Preo­cu­pa­te

Así co­mo la vio­len­cia es una preo­cu­pa­ción en la te­le­vi­sión, tam­bién de­be­rían ser los co­mer­cia­les que pro­mue­ven la co­mi­da cha­ta­rra

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.