Vir­gen de Fá­ti­ma

ORA­CIO­NES ENSEÑADAS POR EL ÁN­GEL PA­RA OFRE­CER SA­CRI­FI­CIOS

El Deber - Para ellas - - ENTRE AMIGAS -

Ora­ción pa­ra ofre­cer sa­cri­fi­cios ¡Oh, Je­sús, te ofrez­co es­te sa­cri­fi­cio por tu amor, por la con­ver­sión de los pe­ca­do­res y en re­pa­ra­ción de los pe­ca­dos que tan­to ofen­den al in­ma­cu­la­do co­ra­zón de Ma­ría!

Ora­cio­nes enseñadas por el án­gel ¡Dios mío, yo creo, ado­ro, es­pe­ro y te amo! ¡Te pi­do per­dón por los que no creen, no ado­ran, no es­pe­ran, no te aman! (Re­pe­tir tres ve­ces).

San­tí­si­ma Tri­ni­dad, pa­dre, hi­jo y es­pí­ri­tu san­to, yo te ado­ro pro­fun­da­men­te y te ofrez­co el pre­cio­sí­si­mo cuer­po, san­gre, al­ma y

en to­dos los sa­gra­rios del mun­do, en re­pa­ra­ción de los ul­tra­jes con los que Él es ofen­di­do. Por los mé­ri­tos in­fi­ni­tos del sa­gra­do co­ra­zón de Je­sús y del in­ma­cu­la­do co­ra­zón de Ma­ría, te pi­do la con­ver­sión de los pe­ca­do­res. (Los ni­ños de Fá­ti­ma re­za­ban es­tas dos ora­cio­nes de ro­di­llas y con la fren­te in­cli­na­da ha­cia el sue­lo).

Re­ci­tar du­ran­te el rosario ¡Oh, Je­sús mío, per­dó­na­nos, lí­bra­nos del fue­go del in­fierno, lle­va al cie­lo a to­das las al­mas y so­co­rre prin­ci­pal­men­te a las más ne­ce­si­ta­das! (Se di­ce al fin de ca­da de­ce­na,

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.