¿Có­mo en­se­ñar­les a de­cir adiós a los más chi­qui­tos?

El Deber - Para ellas - - TEMA CENTRAL -

Po­dés ayu­dar con his­to­rias que ejem­pli­fi­quen la muer­te, ya sean in­ven­ta­das o co­no­ci­das, en los que se pre­sen­ta la muer­te co­mo un he­cho na­tu­ral. Usá un len­gua­je sim­ple y cla­ro pa­ra no crear con­fu­sión.

Los ni­ños an­te la no­ti­cia reac­cio­nan de for­mas di­fe­ren­tes, por eso se­rá im­por­tan­te brin­dar­les com­pa­ñía, aten­ción y ca­ri­ño tan­to co­mo lo pre­ci­sen. Los pa­dres pue­den de­ci­dir si lle­var o no al ni­ño al fu­ne­ral, am­bas op­cio­nes son vá­li­das; sin em­bar­go, es al­go que de­ben ana­li­zar jun­tos y de­ci­dir.

Cuan­do es muy pe­que­ño pa­ra com­pren­der de­ta­lles, pro­cu­rá no de­cir: se fue por una en­fer­me­dad, ya que cual­quier en­fer­mo en ca­sa po­dría ser mo­ti­vo de aflic­ción; no di­gás: es­ta­ba dur­mien­do y se fue, por­que po­dría te­ner mie­do al sue­ño. Ex­pli­ca­le que to­dos ve­ni­mos con un pro­pó­si­to pa­ra cum­plir y cuan­do es­te se cum­ple re­gre­sa­mos al lu­gar del cual vi­ni­mos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.