Ma­dre, el au­xi­lio de los cris­tia­nos

ORA­CIÓN A NUES­TRA SE­ÑO­RA DESATANUDOS

El Deber - Para ellas - - Entre Amigas -

“San­ta Ma­ría desata­do­ra de nu­dos San­ta Ma­ría, lle­na de la pre­sen­cia de Dios, du­ran­te los días de tu vi­da acep­tas­te con to­da hu­mil­dad la vo­lun­tad del Pa­dre, y el Ma­ligno nun­ca fue ca­paz de en­re­dar­te con sus con­fu­sio­nes.

Ya jun­to a tu Hi­jo in­ter­ce­dis­te por nues­tras di­fi­cul­ta­des y, con to­da sen­ci­llez y pa­cien­cia, nos dis­te ejem­plo de có­mo des­en­re­dar la ma­de­ja de nues­tras vi­das.

Y al que­dar­te pa­ra siem­pre co­mo ma­dre Nues­tra, po­nes en or­den y ha­ces más cla­ros los la­zos que nos unen al Se­ñor.

San­ta Ma­ría, Ma­dre de Dios y Ma­dre Nues­tra, Tú que con co­ra­zón ma­terno desatas los nu­dos que en­tor­pe­cen nues­tra vi­da, te pe­di­mos que nos re­ci­bas en tus ma­nos y que nos li­bres de las ata­du­ras y con­fu­sio­nes con que nos hos­ti­ga el que es nues­tro enemi­go. Por tu gra­cia, por tu in­ter­ce­sión, con tu ejem­plo, lí­bra­nos de to­do mal.

Se­ño­ra Nues­tra, desata los nu­dos que im­pi­den que nos una­mos a Dios, pa­ra que li­bres de to­da con­fu­sión y error, los ha­lle­mos en to­das las co­sas, ten­ga­mos en Él pues­tos nues­tros co­ra­zo­nes y po­da­mos ser­vir­le siem­pre en nues­tros her­ma­nos”.

Amén.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.