¿QUÉ PA­SÓ CON EL NUE­VO CÓ­DI­GO PE­NAL?

EDI­TO­RIAL

El Deber - Para ellas - - Entre Amigas - CAR­MI­ÑA FERNANDEZ EDITORA

En los te­mas de opi­nión, ideo­lo­gía y po­si­cio­nes po­lí­ti­cas, las mu­je­res (in­clu­si­ve en­tre ellas mis­mas, ha­bría que re­co­no­cer­lo) y los hom­bres se mues­tran muy di­fe­ren­cia­dos.

Si lee­mos el ar­tícu­lo de Ma­ría Ale­jan­dra Se­rra­te, ac­ti­vis­ta y miem­bro de la pla­ta­for­ma Re­sis­ten­cia fe­me­ni­na, pu­bli­ca­do el pa­sa­do do­min­go en nues­tro pe­rió­di­co EL DE­BER, po­de­mos en­ten­der las gran­des dis­tan­cias de pen­sa­mien­to que ac­tual­men­te po­nen en ja­que a los par­la­men­ta­rios y ma­gis­tra­dos “le­van­ta­ma­nos” o “ca­lien­taa­sien­tos”, que sin per­ca­tar­se de­ja­ron que se a prue­ben me­di­das an­ti ins­ti­tu­cio­na­les y an­ti de­mo­crá­ti­cas co­mo ocu­rrió con el nue­vo Có­di­go Pe­nal. ¿Qué pa­só? ¿Se ne­ce­si­tó la huel­ga de los mé­di­cos pa­ra dar­se cuen­ta de los erro­res y equi­vo­ca­cio­nes en la redacción de los ar­tícu­los?ma­ría Ale­jan­dra nos plan­tea la su­pera­ción del mie­do (o del tran­ce lla­ma­do co­bar­día) al mo­men­to de asu­mir la de­fen­sa de los de­re­chos ciu­da­da­nos sin la ne­ce­si­dad de se­guir a un lí­der: “Lo úni­co que se ne­ce­si­ta es va­lor”. ¡Va­lor pa­ra dis­cor­dar a tiem­po!

¿Fal­tó va­lor, ca­pa­ci­dad y un mí­ni­mo de cri­te­rio pro­pio a los par­la­men­ta­rios ofi­cia­lis­tas y es­pe­cial­men­te a los de la opo­si­ción al mo­men­to de la lec­tu­ra y análisis de los ar­tícu­los “fue­ra de fo­co” o mal re­dac­ta­dos en el nue­vo có­di­go?

Con el po­der de las re­des so­cia­les en ma- nos de la opi­nión pú­bli­ca, to­do mo­vi­mien­to de des­con­ten­to pue­de lle­gar a ser un pro­ce­so im­pa­ra­ble, asu­mien­do que se tra­ta de uno de los prin­ci­pa­les mo­to­res ac­tua­les del cam­bio so­cial en nues­tro país y en mu­chos otros, es­pe­cial­men­te nues­tros ve­ci­nos, don­de les es­tán mo­vien­do el pi­so a los lí­de­res po­lí­ti­cos en Bra­sil, Ar­gen­ti­na y Perú.

La ac­ti­vis­ta Ma­ría Ale­jan­dra cree en la ne­ce­si­dad de per­der el mie­do pa­ra lu­char por los de­re­chos co­mu­nes de TO­DOS: a la edu­ca­ción, a la sa­lud, al tra­ba­jo, a la li­ber­tad de ex­pre­sión, a par­ti­ci­par ac­ti­va­men­te en la po­lí­ti­ca, in­clu­si­ve a cri­ti­car las ac­cio­nes de nues­tros re­pre­sen­tan­tes en fun­ción de Go­bierno. En ver­dad es una mi­sión de to­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.