Ex­per­to su­gie­re una es­tric­ta vi­gi­lan­cia pa­ra evi­tar bro­tes de nin­fas

El agró­no­mo Héc­tor Me­di­na, del Se­na­sa ar­gen­tino, con­si­de­ra co­mo me­di­da de pre­ven­ción bá­si­ca pa­ra el fu­tu­ro, el avi­so opor­tuno del pro­duc­tor so­bre in­di­cios de pre­sen­cia de es­tos in­sec­tos

El Deber Rural - - Plagas - OSWALDO RAMOS ASTIBENA

La pri­me­ra res­pon­sa­bi­li­dad pa­ra con­tro­lar de aquí en ade­lan­te es­ta y otras cla­ses de pla­gas que afec­tan a los cultivos, la tie­ne el pro­duc­tor, con mo­ni­to­reos per­ma­nen­tes pa­ra de­tec­tar­la, de­bi­do a que tie­ne enor­me mo­vi­li­dad. Lue­go tie­ne que de­nun­ciar cual­quier sos­pe­cha de re­bro­te pa­ra que in­ter­ven­ga el Co­mi­té Téc­ni­co In­te­ri­ns­ti­tu­cio­nal (CTI) y fre­ne con es­tra­te­gia con­cer­ta­da el avan­ce pre­coz de las nin­fas de langostas (sin alas).

“Es­te es par­te del mo­de­lo es­tra­té­gi­co que se uti­li­za en Ar­gen­ti­na, don­de la lan­gos­ta fue de­cla­ra­da plaga en 1964 pa­ra que ten­ga aten­ción del Go­bierno”, in­di­có Héc­tor Me­di­na, en­car­ga­do del Pro­gra­ma Na­cio- nal de Langostas en la Di­rec­ción Na­cio­nal de Sa­ni­dad Ve­ge­tal In­te­ri­ns­ti­tu­cio­nal de Ar­gen­ti­na.

Me­di­na lle­gó a San­ta Cruz res­pon­dien­do a in­vi­ta­ción ex­pre­sa, pa­ra trans­mi­tir a los agri­cul­to­res lo­ca­les las ex­pe­rien­cias de su país en el con­trol de langostas.

“El mo­de­lo que im­ple­men­ta­mos des­de el Cen­tro Re­gio­nal Sur, du­ran­te el mo­men­to de ma­yor es­ta­lli­do de la plaga, con­sis­tió en im­pul­sar un co­mi­té de cri­sis, don­de es­tu­vie­ron in­vo­lu­cra­dos ins­ti­tu­cio­nes na­cio­na­les, pro­vin­cia­les, mu­ni­ci­pa­les y pro­duc­to­res. Eso per­mi­tió una la­bor efi­caz pa­ra con­tro­lar las langostas”, in­di­có.

Lue­go de vi­si­tar las zo­nas afec­ta­das por la de­pre­da­ción de los in­sec­tos en el mu­ni­ci­pio de Ca­be­zas, Héc­tor dic­tó un ta­ller an­te un cen­te­nar de asis­ten­tes en de­pen­den­cias de Ana­po, don­de su­gi­rió a los pro­duc­to­res man­te­ner es­tric­ta vi­gi­lan­cia en sus cam­pos, con mo­ni­to­reos cons­tan­tes, pa­ra evi­tar la ex­pan­sión de las nin­fas que sal­drán de los hue­vos que de­ja­ron en­te­rra­dos los en­jam­bres que aso­la­ron va­rias co­mu­ni­da­des de Cor­di­lle­ra y de An­drés Ibá­ñez.

“Es de fun­da­men­tal im­por­tan­cia po­der en­con­trar la lan­gos­ta en su ci­clo más tem­prano y con­tro­lar­la en el mo­men­to opor­tuno, a fin de dis­mi­nuir la re­pro­duc­ción y lo­grar una mer­ma del ni­vel po­bla­cio­nal. Esa es la me­jor for­ma de ser efec­ti­vos en la ta­rea”, re­cal­có Me­di­na. Bio­pla­gui­ci­das El ex­per­to ar­gen­tino re­fi­rió que en su país se im­pul­sa el desa­rro­llo y apli­ca­ción de con­tro­la­do­res bio­ló­gi­cos o bio­pla­gui­ci­das ge­ne­ra­dos a par­tir de mi­cro­or­ga­nis­mos.

Se tra­ta de una in­ves­ti­ga­ción con­jun­ta en­tre la Fa­cul­tad de Agro­no­mía de la Uni­ver­si­dad Na­cio­nal de Bue­nos Ai­res y el Ser­vi­cio Na­cio­nal de Sa­ni­dad y Ca­li­dad Agroa­li­men­ta­ria (Se­na­sa).

La pri­me­ra eta­pa del pro­yec­to co­men­zó en ma­yo, con ca­pa­ci­ta­cio­nes, y con­ti­núa con la to­ma de mues­tras en los há­bi­tats na­tu­ra­les de los in­sec­tos. Se re­co­lec­tan ejem­pla­res de langostas con sig­nos de es­tar co­lo­ni­za­dos por mi­cro­or­ga­nis­mos pa­tó­ge­nos, con mo­vi­li­dad re­du­ci­da y muer­tos. Tam­bién se rea­li­zan mues­tras de sue­lo y ma­te­rial ve­ge­tal que lue­go se ana­li­zan en la Fa­cul­tad de Agro­no­mía. Fi­nal­men­te se ha­cen prue­bas en el la­bo­ra­to­rio con los in­sec­tos y los mi­cro­or­ga­nis­mos ais­la­dos en el cam­po, pa­ra eva­luar la efi­ca­cia de los tra­ta­mien­tos

Las tucuras que in­van­die­ron Bo­li­via per­te­ne­cen a la es­pe­cie Schis­to­cer­ca, in­di­có el pro­fe­sio­nal ar­gen­tino

FOTOS: JORGE GUTIÉRREZ Y JORGE UECHI

Ope­ra­rios del Se­na­sag en la lo­ca­li­dad de Mo­ra, en una jor­na­da de fu­mi­ga­ción de los cam­pos

La fu­mi­ga­cion li­qui­dó mi­les de langostas, pe­ro lue­go llegaron más des­de el sur de Cor­di­lle­ra

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.