LA YU­CA, EN LAS LI­GAS MA­YO­RES

Pro­pues­ta. La FAO plan­tea que se con­vier­ta en el cul­ti­vo del si­glo XXI. En Bolivia, la pro­vin­cia Ichi­lo es la ma­yor pro­duc­to­ra de es­te tu­bércu­lo. En San­ta Cruz bus­can me­jo­rar la pro­duc­ción

El Deber Rural - - Portada - OSWALDO RA­MOS ASTIBENA

Llo­vía co­pio­sa­men­te en la co­mu­ni­dad San Ra­fael de la pro­vin­cia Ichi­lo, a cin­co ki­ló­me­tros al sur de Ya­pa­ca­ní, ciu­dad don­de hay dos ba­rrios al que los lla­man (no son sus nom­bres ofi­cia­les) Yu­ca y Yu­que­ros. La his­to­ria oral en la re­gión cuen­ta que en la dé­ca­da de los años 50 del si­glo pa­sa­do, es­te tu­bércu­lo era el ali­men­to prin­ci­pal de los pri­me­ros po­bla­do­res de la zo­na, cu­yo cul­ti­vo ini­cial fue­ron yu­ca­les.

La llu­via to­rren­cial pa­ra­li­zó San Ra­fael. Agus­ti­na Bravo, Ni­co­lás Pu­ma Oso­rio y Pau­li­na Mai­gua no pu­die­ron co­se­char yu­ca ese día (ha­ce dos se­ma­nas se re­pi­te es­ta reali­dad) y de­ce­nas de peo­nes que ofre­cían sus ser­vi­cios pa­ra arran­car las plan­tas, que­da­ron sin ga­nar su jor­nal.

Es que en Ya­pa­ca­ní, don­de la tie­rra es fér­til pa­ra es­te ti­po de sem­bra­dío y de fru­ta­les (me­nos pa­ra el arroz y la so­ya), de­ce­nas de fa­mi­lias se de­di­can ex­clu­si­va­men­te a la yu­ca, que es la úni­ca fuen­te de sus in­gre­sos eco­nó­mi­cos y que a la vez ge­ne­ra el efec­to mul­ti­pli­ca­dor de em­pleos con la co­se­cha, el car­guío, el transporte y la ven­ta en los mer­ca­dos.

“No siem­bro otra co­sa des­de ha­ce 10 años. Con es­te tra­ba­jo man­ten­go mi ca­sa y he he­cho es­tu­diar a mis sie­te hi­jos. Bus­co ven­der di­rec­ta­men­te a los mer­ca­dos lle­van­do mues­tras de mi co­se­cha a los mer­ca­dos de Montero y San­ta Cruz, me ha­cen los en­car­gos, con­tra­to unos ocho peo­nes pa­ra co­se­char, por­que es ta­rea pe­sa­da, fle­to un ca­mión y lle­vo mi pro­duc­to”, cuen­ta Ni­co­lás Pu­ma, mien­tras la­men­ta­ba per­der el día de tra­ba­jo de­bi­do a la llu­via que arre­cia­ba ca­da me­dia ho­ra.

Víc­tor Hu­go Va­ca, res­pon­sa­ble del pro­gra­ma raí­ces del Ins­ti­tu­to de In­ves­ti­ga­ción El Va­lle­ci­to de la Uni­ver­si­dad Au­tó­no­ma Ga­briel Re­né Mo­reno, des­ta­ca que “hoy la yu­ca es­tá en la me­sa gran­de”, por­que es “una in­vi­ta­da in­fal­ta­ble en los ban­que­tes,

y por lo tan­to hay que bus­car la for­ma de fo­men­tar su siem­bra, pues ya no es el ali­men­to de sub­sis­ten­cia, sino al­go im­pres­cin­di­ble pa­ra la sa­lud”.

El sub­go­ber­na­dor de Ichi­lo, Jor­ge Ed­son Ure­ña, des­ta­ca que Ya­pa­ca­ní es el prin­ci­pal abas­te­ce­dor de yu­ca al mer­ca­do cru­ce­ño, y ad­mi­te que fal­ta un pro­gra­ma mu­ni­ci­pal, re­gio­nal y na­cio­nal de in­cen­ti­vo a es­te sec­tor pa­ra ga­ran­ti­zar pre­cios jus­tos ade­más de un cen­tro de in­dus­tria­li­za­ción del pro­duc­to, don­de se fa­bri­que ha­ri­na y se ex­trai­ga el al­mi­dón co­mo de­ri­va­dos que tie­nen de­man­da en Brasil. “Va­mos a in­te­grar a es­te sec­tor”, aña­de.

El res­pon­sa­ble re­gio­nal del Cen­tro de In­ves­ti­ga­ción Agrí­co­la Tro­pi­cal (CIAT) de Ya­pa­ca­ní, De­me­trio Lla­nos, in­di­có que la Se­cre­ta­ría de Desa­rro­llo Pro­duc­ti­vo de la Go­ber­na­ción es­tá desa­rro­llan­do en su Cen­tro Re­gio­nal de In­ves­ti­ga­ción (CRI) de 40 hec­tá­reas, una ta­rea de me­jo­ra­mien­to de es­ta plan­ta, con 16 va­rie­da­des ob­te­ni­das en El Va­lle­ci­to pa­ra ayu­dar a los agri­cul­to­res en la bús­que­da de un ma­yor ren­di­mien­to.

En­tre­tan­to, a es­ca­la pla­ne­ta­ria, la Or­ga­ni­za­ción de las Na­cio­nes Uni­das pa­ra la Alimentación y la Agri­cul­tu­ra apues­ta por la yu­ca. Bus­ca que de­je el tí­tu­lo de ali­men­to pa­ra po­bres y pa­se a ser el cul­ti­vo del si­glo XXI.

“La yu­ca tie­ne fu­tu­ro”, men­cio­nó el agrónomo Juan Car­los Me­jía, del CIAT, en una me­sa de diá­lo­go, con la par­ti­ci­pa­ción de El Va­lle­ci­to y téc­ni­cos de la Se­cre­ta­ría de Desa­rro­llo Pro­duc­ti­vo de la Go­ber­na­ción.

Pe­ro, a pe­sar de que es­té en las gran­des li­gas del con­su­mo, hay coin­ci­den­cia de que los pro­duc­to­res ne­ce­si­tan asis­ten­cia téc­ni­ca.

Los detalles: no se siem­bra en gran es­ca­la co­mo la so­ya por el pro­ble­ma de la co­mer­cia­li­za­ción, ya que el pro­duc­to de­be es­tar fres­co pa­ra lle­gar al mer­ca­do y la ga­nan­cia es ba­ja por los cos­tos de transporte.

Ni­co­lás, en San Ra­fael, di­ce que la yu­ca da pa­ra vi­vir, “y es ver­dad que na­die nos ayu­da, co­mo a otros”.

GA­BRIEL VÁSQUEZ

La Go­ber­na­ción cal­cu­la, en ba­se a un es­tu­dio pri­ma­rio, la exis­ten­cia de 25.000 hec­tá­reas de es­ta plan­ta en cha­cos pe­que­ños en el de­par­ta­men­to

De­me­trio Lla­nos, en el CRI del CIAT en Ya­pa­ca­ní, en la par­ce­la de prue­ba

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.