El im­pac­to de los bio­com­bus­ti­bles en la agri­cul­tu­ra

El Deber Rural - - INDICADORES -

Ha­ce po­co el Go­bierno pro­mul­gó la Ley de Eta­nol, la cual fue re­ci­bi­da con mu­cho be­ne­plá­ci­to y en­tu­sias­mo por el sec­tor em­pre­sa­rial agroin­dus­trial, ya que per­mi­ti­rá la re­duc­ción de im­por­ta­cio­nes, lo que con­lle­va al aho­rro de di­vi­sas, la ge­ne­ra­ción de em­pleo, dis­mi­nu­ción de la afec­ta­ción al me­dio am­bien­te y otros be­ne­fi­cios.

Sin em­bar­go, co­rres­pon­de te­ner en cuen­ta al­gu­nas con­si­de­ra­cio­nes como: la real sos­te­ni­bi­li­dad de los sis­te- mas pro­duc­ti­vos de cul­ti­vos pa­ra la pro­duc­ción de bio­com­bus­ti­bles. El ba­lan­ce ener­gé­ti­co, las con­se­cuen­cias me­dioam­bien­ta­les, la se­gu­ri­dad ali­men­ta­ria y la in­clu­sión so­cial en la ca­de­na de los bio­com­bus­ti­bles.

Por úl­ti­mo, es ne­ce­sa­rio con­tar con una nor­ma­ti­va cla­ra pa­ra la pro­duc­ción, uso y co­mer­cia­li­za­ción del bio­dié­sel, el cual, en com­bi­na­ción con el dié­sel oíl, se con­vier­te en al­ter­na­ti­va pa­ra mo­vi­li­zar el agro. (LAA)

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.