LOS EXALIADOS AHO­RA COM­PI­TEN POR EL PO­DER

Con el anun­cio de Ru­bén Cos­tas de que su partido va por la Al­cal­día, se abre la pug­na en­tre las dos fuer­zas que han do­mi­na­do el campo po­lí­ti­co lo­cal. Percy y Ru­bén tie­nen el re­to de re­pro­du­cir su po­der más allá de sus li­de­raz­gos per­so­na­les

El Deber - Séptimo Día - - Portada - PA­BLO OR­TIZ

MDS es la pri­me­ra fuer­za política del de­par­ta­men­to. No tie­ne po­ca pre­sen­cia en la ca­pi­tal SPT tie­ne una red de di­ri­gen­tes ba­rria­les, pe­ro has­ta el mo­men­to so­lo ac­túa en la ciu­dad

So­lo hay una co­sa di­cha: cuan­do los cru­ce­ños va­yan a vo­tar pa­ra al­cal­de y go­ber­na­dor en 2020, Percy Fer­nán­dez y Ru­bén Cos­tas no po­drán ser can­di­da­tos a la re­elec­ción. Se los im­pi­de la Cons­ti­tu­ción. Así, las per­so­nas que ya ha­brán go­ber­na­do la ciu­dad y el de­par­ta­men­to por más que una dé­ca­da, ne­ce­si­ta­rán re­pro­du­cir su po­der a tra­vés de otras fi­gu­ras. El sá­ba­do 10 de septiembre, Ru­bén Cos­tas ra­ti­fi­có que su partido, el Mo­vi­mien­to De­mó­cra­ta So­cial (MDS), irá por la Al­cal­día. Así, se rom­pe el acuer­do que des­pe­jó el ca­mino a la Al­cal­día a San­ta Cruz Pa­ra To­dos (SPT) y las dos prin­ci­pa­les fuer­zas regionales en­tra­rán en pug­na por pri­me­ra vez. Los vie­jos alia­dos se pre­pa­ran pa­ra en­fren­tar­se.

De­mó­cra­tas y SPT fue­ron alia­dos en 2010 y, en 2015, De­mó­cra­tas de­ci­dió no pre­sen­tar candidato a la Al­cal­día. Ase­gu­ran que no hu­bo alian­zas, pe­ro las ban­de­ras de am­bos fren­tes apa­re­cían cu­rio­sa­men­te en los mis­mos pos­tes de alum­bra­do pú­bli­co y en las mis­mas ver­jas. De­mó­cra­tas se con­vir­tió en el partido con más al­cal­des del de­par­ta­men­to (24), con pre­sen­cia en to­dos los mu­ni­ci­pios, sal­vo uno, el prin­ci­pal, el más gran­de del país, el que más re­cur­sos tie­ne, San­ta Cruz de la Sie­rra.

Dan­za de nom­bres

Cos­tas fue más allá del anun­cio. Pro­me­tió que su candidato a al­cal­de se­rá un hom­bre y que pa­ra la Go­ber­na­ción pre­sen­ta­rá a una mu­jer. La dan­za de nom­bres co­men­zó. Pa­ra la Go­ber­na­ción que­dan dos, tal vez tres: Ka­tia Qui­ro­ga, ac­tual presidenta de la Asam­blea Le­gis­la­ti­va De­par­ta­men­tal; Ruth Lo­za­da, que fue go­ber­na­do­ra cuan­do Cos­tas se pre­sen­tó a la re­elec­ción. En los tiem­pos de di­ri­gen­cia cí­vi­ca au­to­nó­mi­ca, ella era su es­pe­jo fe­me­nino. Un po­co más le­jos apa­re­ce la fi­gu­ra de De­si­rée Bra­vo, alia­da de Percy Fer­nán­dez hoy, pe­ro cer­ca­na a De­mó­cra­tas y con una ca­pa­ci­dad de ha­cer ga­nar a can­di­da­tos en cir­cuns­crip­cio­nes po­pu­lo­sas de la ciu­dad.

Pa­ra la Al­cal­día hay me­nos nom­bres. En De­mó­cra­tas no se des­li­za nin­guno y nie­gan va­rias ve­ces que Cos­tas va­ya a bus­car el si­llón de Fer­nán­dez: “No es­tá en la ho­ja de ru­ta”, di­ce Vla­di­mir Pe­ña, vo­ce­ro po­lí­ti­co de Cos­tas y se­cre­ta­rio ge­ne­ral de su partido, que asegura que el des­tino de Cos­tas es go­ber­nar el país en la pró­xi­ma elec­ción, que se­rá en 2019, unos me­ses an­tes de que el si­llón mu­ni­ci­pal es­té en jue­go.

En la ve­re­da de SPT, la si­tua­ción es al re­vés. No hay nom­bres pa­ra la Go­ber­na­ción, a la que ase­gu­ran que op­ta­rán en 2020, pe­ro hay uno muy cla­ro pa­ra la Al­cal­día, An­gé­li­ca So­sa, presidenta del Con­ce­jo Mu­ni­ci­pal y presidenta de la agru­pa­ción ciu­da­da­na.

So­sa no quie­re ha­blar de can­di­da­tu­ras has­ta 2019. “Pue­do res­pon­der de mi tra­ba­jo y mi res­pon­sa­bi­li­dad, te­ne­mos obli­ga­cio­nes con la po­bla­ción has­ta el 2020. El año 2019 ve­re­mos con nues­tro al­cal­de, el in­ge­nie­ro

Cos­tas apues­ta por una mu­jer pa­ra la Go­ber­na­ción, pe­ro no hay nom­bres pa­ra la Al­cal­día So­sa es la úni­ca fi­gu­ra vi­si­ble en SPT pa­ra su­ce­der a Percy. No hay nom­bre pa­ra la Go­ber­na­ción

Percy Fer­nán­dez, lo que sea me­jor pa­ra San­ta Cruz”, asegura la presidenta del Con­ce­jo.

De cier­ta for­ma, nin­guno de los dos fren­tes se la quie­re ju­gar hoy. Co­mo hace el Mo­vi­mien­to Al So­cia­lis­mo a es­ca­la na­cio­nal, han de­ci­di­do esperar has­ta 2019 pa­ra plan­tear can­di­da­tu­ras es­pe­cí­fi­cas y desatar las es­tra­te­gias de con­quis­tas del po­der.

“Ha­brá una na­tu­ral re­com­po­si­ción política, un reaco­mo­do de fuer­zas”, di­ce el ana­lis­ta Gus­ta­vo Pe­dra­za. Ad­vier­te, sin em­bar­go, que en la política no fun­cio­nan las ma­te­má­ti­cas y que la trans­mi­sión de li­de­raz­gos no es au­to­má­ti­ca. Ade­más, am­bos com­pe­ti­rán en la mis­ma es­truc­tu­ra de vo­tos de­par­ta­men­tal y, lo más ló­gi­co, es que la vo­ta­ción que am­bos al­can­za­ba -en­tre un 40% y un 60% del to­tal- se di­vi­da, lo cual abri­ría el campo po­lí­ti­co a otras fuer­zas emergentes.

Pe­se a la mul­ti­pli­ci­dad de can­di­da­tos, que, co­mo re­cuer­da Hu­go Si­les, mi­nis­tro de Au­to­no­mías, lle­ga­ron a 10 pa­ra el mu­ni­ci­pio cru­ce­ño, bá­si­ca­men­te han ac­tua­do tres fuer­zas en el de­par­ta­men­to en los úl­ti­mos 10 años: MDS -con sus ver­sio­nes de APB y Ver­des-, SPT y el MAS. A ellas se le han su­ma­do li­de­raz­gos que no se han con­so­li­da­do en un so­lo co­lor po­lí­ti­co, co­mo los her­ma­nos Johnny y Ro­ber­to Fer­nán­dez (que os­ci­lan en­tre la UCS y ASIP), por lo que el en­fren­ta­mien­to, cree Pe­dra­za, ge­ne­ra­rá un nue­vo de­ba­te po­lí­ti­co y abri­rá es­pa­cios a nue­vas ideo­lo­gías.

Po­si­cio­nes

Vla­di­mir Pe­ña asegura que un pro­yec­to po­lí­ti­co que pre­ten­de go­ber­nar Bo­li­via no pue­de es­tar au­sen­te del mu­ni­ci­pio más im­por­tan­te del país. Tam­bién di­ce que su partido en­tien­de que el ci­clo de Percy Fer­nán­dez aca­bó hace un par de años, que re­co­no­ce que es­ta ciu­dad ha cre­ci­do en es­te ci­clo, pe­se a las “lu­ces y som­bras” del ac­tual al­cal­de y que aho­ra se necesita un go­ber­nan­te con las fuer­zas y ener­gías ne­ce­sa­rias pa­ra en­ca­rar políticas so­cia­les pa­ra “sa­car a los ani­llos de la po­bre­za que se ha co­men­za­do a acu­mu­lar”.

So­sa ve to­do co­mo un pro­ce­so nor­mal. Di­ce que to­das las agru­pa­cio­nes ciu­da­da­nas y par­ti­dos po­lí­ti­cos tie­nen la obli­ga­ción, por ley, de rea­li­zar con­gre­sos y asam­bleas. Ex­pli­ca que la su­ya la hi­zo hace tres me­ses, cuan­do le apro­ba­ron la am­plia­ción de su per­so­ne­ría ju­rí­di­ca a to­do el de­par­ta­men­to. De mo­men­to, sin em­bar­go, es­qui­va el te­ma de las si­guien­tes elec­cio­nes. “No­so­tros se­gui­re­mos tra­ba­jan­do, ha­cien­do gestión. No es tiem­po de cam­pa­ña ni de pro­yec­tos elec­to­ra­les. Es­ta­mos sir­vien­do a San­ta Cruz, hoy con mu­cha ex­pec­ta­ti­va y to­do nues­tro es­fuer­zo en el Ser­vi­cio Mu­ni­ci­pal de Sa­lud Gra­tui­ta en los dos ni­ve­les de aten­ción que co­rres­pon­den a la ins­tan­cia mu­ni­ci­pal”, es­cri­bió en res­pues­ta a un cues­tio­na­rio que se le en­vió por co­rreo elec­tró­ni­co.

Des­de hace un tiem­po, SPT y De­mó­cra­tas han en­tra­do en una es­pe­cie de gue­rra política de ba­ja in­ten­si­dad. Mien­tras el go­ber­na­dor se in­vo­lu­cra en min­gas pa­ra com­ba­tir el den­gue y el zi­ka, la Al­cal­día po­ne én­fa­sis en su pro­gra­ma de sa­lud, por pri­me­ra vez en ca­si 14 años de gestión. La sa­lud, jus­ta­men­te, es la “obra es­tre­lla” de la nue­va gestión de Cos­tas, que ha pa­sa­do a ad­mi­nis­trar los hos­pi­ta­les de ter­cer ni­vel tras cum­plir la ma­yo­ría de sus me­tas de elec­tri­fi­ca­ción ru­ral y de pro­vi­sión de agua po­ta­ble en las pro­vin­cias.

“No sé si la Al­cal­día se ha co­pia­do de la Go­ber­na­ción el pro­gra­ma de sa­lud. San­ta Cruz de la Sie­rra tie­ne 220.000 po­bres y necesita políticas so­cia­les y nues­tra doc­tri­na nos mar­ca tra­ba­jar por políticas so­cia­les”, asegura Pe­ña.

Mien­tras tan­to, el ter­cer ac­tor en es­ta dispu­ta, el MAS, pre­fie­re re­fu­giar­se en la pru­den­cia. “Ve­mos que es muy pre­ma­tu­ro ha­blar de can­di­da­tu­ras pa­ra 2010. Es­to pue­de ge­ne­rar un im­pac­to en la pro­pia gestión pú­bli­ca y en la eje­cu­ción de pre­su­pues­tos. En to­do ca­so, más me pa­re­ce que se tra­tan de glo­bos de en­sa­yo. En política no hay que desa­yu­nar­se la ce­na, nun­ca, hay que ver los tiem­pos, que sean los pre­ci­sos pa­ra ha­cer los anun­cios”, opi­na Hu­go Si­les.

Tam­bién con un po­co de pru­den­cia, So­sa no quie­re ha­blar de can­di­da­tu­ras y asegura que aho­ra so­lo com­pi­ten con la ba­ja­da de re­cur­sos de co­par­ti­ci­pa­ción tri­bu­ta­ria y que in­ten­tan ser más efi­cien­tes pa­ra se­guir cre­cien­do con so­lu­cio­nes. Mien­tras tan­to, Pe­ña po­ne a Cos­tas más allá del de­par­ta­men­to. “Que sea Al­cal­de no es al­go de lo que hu­bié­ra­mos ha­bla­do con el Go­ber­na­dor. No es­tá en su ho­ja de ru­ta. No lo he­mos con­tem­pla­do, no es una po­si­bi­li­dad aho­ra”, re­su­me. Lo cier­to es que ni Percy ni Ru­bén pue­den ir a la re­elec­ción; el res­to, has­ta 2020, es un ca­mino de alia­dos po­lí­ti­cos con sen­de­ros que se bi­fur­can

Ru­bén Cos­tas y Percy Fer­nán­dez es­tu­vie­ron jun­tos pa­ra la cam­pa­ña con­tra

Qui­ro­ga, Cos­tas, Fer­nán­dez y So­sa son cua­tro de los nom­bres que de­fi­ni­rán par­te del po­der cru­ce­ño

FOTOS: DA­NIEL WAL­KER

a. Aho­ra se en­fren­ta­rán en las ur­nas

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.