¡Bas­ta de re­la­ti­vi­zar!

El Deber - Séptimo Día - - La Semana... - MÓ­NI­CA SAL­VA­TIE­RRA EDITORA

Es­ta­mos su­mer­gi­dos en un mun­do en el que to­do pa­sa rá­pi­do, don­de po­cas co­sas sor­pren­den y don­de se re­la­ti­vi­za to­do. En La Paz hay un hom­bre acu­sa­do de trá­fi­co de per­so­nas, de traer bai­la­ri­nas de otros paí­ses pa­ra su lo­cal noc­turno y so­me­ter­las a es­cla­vi­tud. Es es­cán­da­lo me­diá­ti­co por aho­ra, pe­ro aún que­da sa­ber des­de cuán­do y con ayu­da de quién. El alu­di­do no so­lo te­nía un club noc­turno en La Paz, tam­bién y du­ran­te mu­chos años ad­mi­nis­tró otro en San­ta Cruz, pe­ro aquí na­die ha di­cho na­da. El ca­so se uti­li­za pa­ra ata­ques po­lí­ti­cos, pe­ro no pa­ra lle­gar al fon­do y co­rre­gir esa dis­tor­sión. Las do­lo­ro­sas muer­tes de un viceministro y de seis mi­ne­ros se di­lu­yen sin pleno es­cla­re­ci­mien­to. En lu­gar de in­ves­ti­gar, el mi­nis­tro y el fis­cal ge­ne­ral se en­re­dan en un dis­trac­ti­vo cru­ce de ata­ques. Mien­tras tan­to pa­sa el tiem­po y esos crí­me­nes ter­mi­nan sien­do ig­no­ra­dos o re­la­ti­vi­za­dos. Fi­nal­men­te, el pre­si­den­te ha­bla de “qui­tar” re­cur­sos a las al­cal­días pa­ra ha­cer obras des­de el cen­tra­lis­mo. Al día si­guien­te, co­mo si na­da, di­ce que eso es bro­ma y to­dos de­ben reír­se de la ocu­rren­cia. To­do lo an­te­rior obli­ga a re­fle­xio­nar y a dar­nos cuen­ta de que las co­sas no son re­la­ti­vas y que no­so­tros no so­mos su­je­tos ador­me­ci­dos que ven pa­sar la vi­da, sin la ca­pa­ci­dad de ac­cio­nar pa­ra trans­for­mar. En la me­di­da en que to­me­mos con­cien­cia, los otros de­ja­rán de mos­trar­nos una reali­dad con­ve­nien­te y po­dre­mos ver el fon­do y ac­tuar en con­se­cuen­cia

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.