Au­to­no­mía cru­ce­ña, sin es­ta­tu­to y con es­ca­sos re­cur­sos y com­pe­ten­cias

El Deber - Séptimo Día - - Política - FER­NAN­DO SO­RIA SEJAS fer­nan­do.so­ria@el­de­ber.com.bo

El 4 de ma­yo de 2008, los co­lo­res ver­de, blan­co y ver­de on­dea­ban en to­do el de­par­ta­men­to, ha­bía efer­ves­cen­cia por el an­he­lo de lo­grar au­to­no­mía. En esas cir­cuns­tan­cias, 925.537 per­so­nas acu­die­ron a las ur­nas pa­ra vo­tar por la apro­ba­ción de su Es­ta­tu­to Au­to­nó­mi­co. Al fi­nal de esa jor­na­da, en que hu­bo al­gu­na ten­sión, con­flic­tos y he­ri­dos en zo­nas es­pe­cí­fi­cas que eran con­si­de­ra­das ‘te­rri­to­rio’ del MAS, se co­no­ció que un 85,6% de los vo­tan­tes de­ci­dió apro­bar un es­ta­tu­to y la gen­te se vol­có a las ca­lles pa­ra fes­te­jar el re­sul­ta­do.

El he­cho tu­vo re­per­cu­sión me­diá­ti­ca a es­ca­la in­ter­na­cio­nal, de por sí ya am­pli­fi­ca­da des­de dos años an­tes, cuan­do Evo Mo­ra­les asu­mió el po­der en el país.

A nue­ve años de esa vo­ta­ción, el es­pí­ri­tu au­to­nó­mi­co pa­re­ce apla­ca­do en­tre la po­bla­ción; el es­ta­tu­to por el que vo­ta­ron ha su­fri­do mo­di­fi­ca­cio­nes, se le han cer­ce­na­do al­gu­nos ar­tícu­los in­com­pa­ti­bles con la ac­tual Cons­ti­tu­ción Política del Es­ta­do y se es­tán ade­cuan­do otros.

En cuan­to a com­pe­ten­cias, se pa­só de te­ner 22 a 59, eso sí, sin re­ci­bir re­cur­sos adi­cio­na­les pa­ra sol­ven­tar­las, lo que, su­ma­do a una cri­sis por la caí­da de los pre­cios in­ter­na­cio­na­les de los hi­dro­car­bu­ros (de los cua­les de­pen­de el 78% de sus in­gre­sos), im­pul­só a la Go­ber­na­ción cru­ce­ña a po­si­cio­nar el de­ba­te por el pac­to fis­cal.

Así las co­sas, la Go­ber­na­ción re­ci­bi­rá es­te año Bs 439,6 mi­llo­nes por es­tos dos con­cep­tos, ci­fra com­pa­ra­ble a la de 2006, lue­go de años de bo­nan­za en que se al­can­zó un pi­co de Bs 1.038,9 mi­llo­nes en 2013 (ver grá­fi­co).

La Go­ber­na­ción cru­ce­ña ha­bla de una “as­fi­xia eco­nó­mi­ca” a las au­to­no­mías y re­cla­ma que des­de 2008 se le re­cor­tó el IDH en ca­si el 70% (Bs 1.887 mi­llo­nes), con los que aho­ra se pa­ga la Ren­ta Dig­ni­dad y otros bo­nos. En con­tra­par­ti­da, el Go­bierno cen­tral adu­ce que los go­bier­nos sub­na­cio­na­les re­ci­ben cua­tro ve­ces más re­cur­sos que an­tes, que los re­cor­tes eran fon­dos no eje­cu­ta­dos y le re­cla­ma la ge­ne­ra­ción de re­cur­sos pro­pios.

“Ma­ne­jan­do el 1% de los re­cur­sos del Es­ta­do, te­ne­mos los me­jo­res in­di­ca­do­res de in­ver­sión pú­bli­ca y de desa­rro­llo hu­mano, con agua, ener­gía eléc­tri­ca y ca­mi­nos”, se­ña­la Jo­sé Luis Parada, ase­sor ge­ne­ral de la Go­ber­na­ción. Aco­ta que la ge­ne­ra­ción de re­cur­sos pro­pios pa­sa por fle­xi­bi­li­zar la Ley de Cla­si­fi­ca­ción de Im­pues­tos y que la bue­na ad­mi­nis­tra­ción en es­tos años per­mi­ti­rá se­guir man­te­nien­do el ni­vel de in­ver­sión pú­bli­ca en San­ta Cruz.

A con­tra­mano, el vi­ce­mi­nis­tro de Au­to­no­mías, Hu­go Si­les, plan­tea que “no se tra­ta de re-

Las per­cep­cio­nes so­bre las au­to­no­mías di­fie­ren y se con­tra­di­cen se­gún los ac­to­res po­lí­ti­cos. El pac­to fis­cal apa­re­ce co­mo al­ter­na­ti­va pa­ra cap­tar re­cur­sos pa­ra las re­gio­nes y la ALD cru­ce­ña des­ta­ca que el es­ta­tu­to fue apro­ba­do un 75% por el TCP

cur­sos, sino de efi­cien­cia en la eje­cu­ción pú­bli­ca”.

¿Hay au­to­no­mía?

Mien­tras los im­pul­so­res des­ta­can que se tra­ta de un pro­ce­so y enal­te­cen ha­ber­las in­cor­po­ra­do a la Cons­ti­tu­ción, y que aun­que el avan­ce es len­to, ‘igual que las mo­tos, la au­to­no­mía no tie­ne re­tro’, otras vo­ces cues­tio­nan que la po­bla­ción per­dió el en­tu­sias­mo y acu­san un aban­dono de la lu­cha.

Carlos Dab­doub lo gra­fi­ca con un va­so de agua por la mi­tad pa­ra dis­cu­tir si es­tá me­dio lleno o me­dio va­cío. “Es un pro­ce­so que tu­vo un co­mien­zo y no tie­ne fin. An­tes no ha­bía au­to­no­mía, hoy sí exis­te. En lo po­lí­ti­co, es­tá cons­ti-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.