Puen­tes que in­te­gran so­bre el Pi­raí

El Deber - Séptimo Día - - Fir­mas -

En las úl­ti­mas se­ma­nas se ha desata­do una po­lé­mi­ca so­bre la pro­tec­ción del cor­dón eco­ló­gi­co y el río Pi­raí, con crí­ti­cas re­fe­ri­das a la mo­di­fi­ca­ción de las le­yes 2122 y 2913, que crean el par­que eco­ló­gi­co me­tro­po­li­tano. El ciu­da­dano Il­ya For­tu es­cri­bió

en un cla­ro in­ten­to de com­pa­rar lo que ocu­rre en el cor­dón eco­ló­gi­co con los su­ce­sos del Tip­nis. Por cier­to, es una equi­pa­ra­ción que so­lo pue­de obe­de­cer a un in­te­rés po­lí­ti­co o al des­co­no­ci­mien­to del te­ma. Es­ta su­pues­ta preo­cu­pa­ción eco­lo­gis­ta, lle­va­da al ex­tre­mo, ca­re­ce de in­for­ma­ción de ba­se. Por ello in­for­ma­mos la po­si­ción del Vi­ce­mi­nis­te­rio de Au­to­no­mías al res­pec­to.

Fren­te a la so­li­ci­tud de la asis­ten­cia e in­ter­pre­ta­ción de la nor­ma­ti­va, que im­po­si­bi­li­ta la in­ter­co­ne­xión de puen­tes de ac­ce­so a dos mu­ni­ci­pios (San­ta Cruz de la Sie­rra y Po­ron­go) es que el ni­vel cen­tral del Es­ta­do fo­ca­li­zo úni­ca­men­te la in­ter­pre­ta­ción ju­rí­di­ca nor­ma­ti­va que ga­ran­ti­ce la via­bi­li­dad pa­ra la cons­truc­ción de in­fra­es­truc­tu­ras de co­mu­ni­ca­ción en­tre dos en­ti­da­des te­rri­to­ria­les au­tó­no­mas. Cons­cien­tes y coin­ci­den­tes con los co­lec­ti­vos de ciu­da­da­nos de­fen­so­res del me­dioam­bien­te y del cor­dón eco­ló­gi­co, re­mi­ti­mos al dipu­tado pro­yec­tis­ta de la ley y a la co­mi­sión de au­to­no­mías de la Asam­blea Le­gis­la­ti­va la ver­sión co­rrec­ta de la mo­di­fi­ca­ción de la Ley 2122 , en sin­to­nía his­tó­ri­ca con el pa­tri­mo­nio eco­ló­gi­co del Pi­raí; con es­ta re­dac­ción:

“De­clá­re­se de prio­ri­dad na­cio­nal la va­lo­ri­za­ción, pro­tec­ción y res­tau­ra­ción del eco­sis­te­ma, con­for­ma­do por sus aguas, ri­be­ras, bos­ques, sue­lo, sub­sue­lo, bio­di­ver­si­dad, pai­sa­jes que con­for­man los már­ge­nes del río Pi­raí y sus res­tos ar­queo­ló­gi­cos, pa­leon­to­ló­gi­cos, así co­mo la uti­li­za­ción sos­te­ni­ble, na­cio­nal y óp­ti­ma de sus re­cur­sos na­tu­ra­les, el con­trol de la con­ta­mi­na­ción y del res­ta­ble­ci­mien­to de su equi­li­brio eco­ló­gi­co”.

“Con­si­de­ran­do y res­pe­tan­do las prio­ri­da­des se­ña­la­das en el mar­co del cre­ci­mien­to po­bla­cio­nal y desa­rro­llo, se per­mi­ti­rá, pre­vio es­tu­dio de im­pac­to am­bien­tal, la cons­truc­ción de puen­tes de in­ter­co­ne­xión mu­ni­ci­pal en las ri­be­ras del río Pi­raí”.

En cuan­to a la mo­di­fi­ca­ción del art. 3 de la Ley N° 2913, se re­mi­tió el ajus­te de la si­guien­te re­dac­ción:

“De­clá­re­se par­que eco­ló­gi­co me­tro­po­li­tano Pi­raí a to­das las ri­be­ras del río Pi­raí, ubi­ca­das en los mu­ni­ci­pios del de­par­ta­men­to de San­ta Cruz: Mon­te­ro, War­nes, Col­pa Bél­gi­ca, Po­ron­go, La Guar­dia, El Torno y San­ta Cruz de la Sie­rra; en­ten­dién­do­se por ri­be­ra al área de pro­tec­ción cu­yo apro­ve­cha­mien­to se de­be li­mi­tar a fi­nes de re­crea­ción, edu­ca­ción, in­ves­ti­ga­ción y cons­truc­ción de puen­tes con sus ac­ce­sos, pre­vio es­tu­dio de im­pac­to am­bien­tal, pa­ra que unan las már­ge­nes del río Pi­raí.

Tal co­mo se lee, el asun­to se re­su­me a la nor­ma que so­lo via­bi­li­za una sa­li­da ju­rí­di­ca a la im­po­si­bi­li­dad en la cons­truc­ción de puen­tes que in­te­gran el Pi­raí en las di­ver­sas ju­ris­dic­cio­nes mu­ni­ci­pa­les. Un he­cho que des­de lo com­pe­ten­cial es tui­ción de los mu­ni­ci­pios y no del ni­vel cen­tral del Es­ta­do, he­cho to­tal­men­te dis­tor­sio­na­do por el ciu­da­dano For­tún.

Es­tá cla­ro que la pro­ble­má­ti­ca del cor­dón eco­ló­gi­co tiene va­rias aris­tas y ac­to­res, que no pue­den so­lo re­su­mir­se a los co­lec­ti­vos ciu­da­da­nos de­fen­so­res del me­dioam­bien­te, a los mu­ni­ci­pios de la re­gión me­tro­po­li­ta­na y al dipu­tado pro­yec­tis­ta de la ley pa­ra re­sol­ver la in­ter­co­ne­xión de dos ju­ris­dic­cio­nes mu­ni­ci­pa­les, co­mo lo se­ña­la el ciu­da­dano For­tún, ol­vi­dán­do­se por com­ple­to de la res­pon­sa­bi­li­dad de la Go­ber­na­ción de San­ta Cruz y del Sear­pi, que están au­sen­tes en sus análisis. Más aún si es­tas dos ins­ti­tu­cio­nes del ni­vel de­par­ta­men­tal au­to­ri­za­ron, en pleno de­ba­te ciu­da­dano so­bre el cor­dón eco­ló­gi­co, la ta­la de 300 ár­bo­les pa­ra la cons­truc­ción y ten­di­do de to­rres de al­ta ten­sión en la zo­na. Fi­nal­men­te, la de­fen­sa del cor­dón eco­ló­gi­co y el río Pi­raí es una ta­rea de to­dos, se cons­tru­ye día a día, con ac­cio­nes y ges­tio­nes, co­mo la de­fen­sa con­tra la con­ta­mi­na­ción en la ex­plo­ta­ción des­me­di­da y des­or­de­na­da de ári­dos y agre­ga­dos o en­fren­tán­do­se en el te­rreno y en la Jus­ti­cia a to­da agre­sión, no a con­trol re­mo­to, con cálcu­lo po­lí­ti­co a 1.000 km de dis­tan­cia.

* Vi­ce­mi­nis­tro de Au­to­no­mías

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.