POSTULÓ CUA­TRO VE­CES A LA PRE­SI­DEN­CIA

GO­BER­NÓ EN­TRE 1989-1993 LUE­GO DE PAC­TAR CON ADN

El Deber - Séptimo Día - - Informe -

de su via­je por Nue­va York y Bru­se­las, di­ga: muy bien, ad­mi­to que he­mos co­me­ti­do un error con el sis­te­ma ju­di­cial y pro­pon­go un acuer­do na­cio­nal pa­ra ele­gir a nues­tros jue­ces. Ade­más, pro­pon­go que Evo Mo­ra­les eli­ja 100 nom­bres de ju­ris­tas de pri­me­ra lí­nea en el país y que sean que­ri­dos, res­pe­ta­dos y creí­bles en su co­mu­ni­dad, que los lla­me y en la Asam­blea Le­gis­la­ti­va ha­ya un con­sen­so en­tre to­dos y de esos 100 se eli­ja a los pos­tu­lan­tes al Tri­bu­nal Su­pre­mo de Jus­ti­cia, a los del Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal, Con­se­jo de la Ma­gis­tra­tu­ra y Tri­bu­nal Agroam­bien­tal. Qué pa­so ex­tra­or­di­na­rio da­ría­mos y si el pre­si­den­te hi­cie­ra eso, cam­bia el pa­no­ra­ma po­lí­ti­co y eco­nó­mi­co del país.

Eso el pre­si­den­te Mo­ra­les lo ca­li­fi­ca co­mo la vie­ja de­mo­cra­cia pac­ta­da

No exis­te de­mo­cra­cia en el mun­do que fun­cio­ne sin acuer­dos. La de­mo­cra­cia ale­ma­na de la se­ño­ra (Ángela) Mer­kel fun­cio­na por­que el blo­que opo­si­tor so­cial­de­mo­crá­ti­co la co­la­bo­ra, no me di­ga que es pac­ta­da. No pue­de ser que el pre­si­den­te to­me de­ci­sio­nes so­li­to, por­que en reali­dad, des­gra­cia­da­men­te, el úni­co que tie­ne au­to­no­mía ple­na y ca­pa­ci­dad de de­ci­sión en es­te país es un ciu­da­dano, se lla­ma Evo Mo­ra­les.

El pre­si­den­te y el MAS cues­tio­nan el cuo­teo y la co­rrup­ción que exis­tía en la de­mo­cra­cia pac­ta­da. ¿Qué opi­na?

To­do lo que se men­cio­na es pro­pa­gan­da. En mi Go­bierno, por ejem­plo, ha­bré te­ni­do al­gu­nos ra­te­ros en Adua­nas, pe­ro el Go­bier- Fue uno de los fun­da­do­res del des­apa­re­ci­do par­ti­do Mo­vi­mien­to de la Iz­quier­da Re­vo­lu­cio­na­ria (MIR) y vi­ce­pre­si­den­te de Bo­li­via des­de el 10 de oc­tu­bre de 1982 has­ta su re­nun­cia el 14 de di­ciem­bre de 1984. El 5 de agos­to de 1989 fue pro­cla­ma­do pre­si­den­te por el Con­gre­so a pe­sar de ha­ber que­da­do en ter­cer lu­gar du­ran­te las elec­cio­nes ge­ne­ra­les del 7 de ma­yo de ese año, gra­cias al apo­yo po­lí­ti­co que re­ci­bió del se­gun­do can­di­da­to más vo­ta­do, su an­ti­guo ri­val ideo­ló­gi­co Hu­go Ban­zer Suá­rez pa­ra evi­tar la pro­cla­ma­ción de Gon­za­lo Sán­chez de Lo­za­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.