Fon­do In­dí­ge­na, ¿trai­ción o im­pos­tu­ra?

El Deber - Séptimo Día - - La Semana... -

Una de­ta­lla­da in­ves­ti­ga­ción par­la­men­ta­ria con­clu­yó: las irre­gu­la­ri­da­des del Fon­do In­dí­ge­na (FI) fue­ron es­la­bo­nes de una trai­ción del Go­bierno ac­tual a los pue­blos in­dí­ge­nas. Por eso, el tí­tu­lo del li­bro es Cró­ni­ca de una trai­ción. El go­bierno ‘in­dí­ge­na’ ha­bría ro­to su com­pro­mi­so de apo­yar y for­ta­le­cer el desa­rro­llo de los pue­blos in­dí­ge­nas.

Sin em­bar­go, ¿fue una trai­ción o el de­ve­la­mien­to de la im­pos­tu­ra de un pro­yec­to po­lí­ti­co que ins­tru­men­ta­li­zó la cau­sa in­dí­ge­na? En el li­bro, el se­na­dor Os­car Or­tiz y sus co­la­bo­ra­do­res, su­gie­ren que hu­bo “una es­tra­te­gia pla­ni­fi­ca­da, pen­sa­da y or­ga­ni­za­da pa­ra fi­nan­ciar ac­cio­nes po­lí­ti­cas”, que hu­bo una “fal­sa in­ter­lo­cu­ción con los mo­vi­mien­tos so­cia­les” y que se ins­tru­men­ta­li­zó lo in­dí­ge­na a tra­vés de “pre­ben­das dis­fra­za­das de obras” y de la “cons­truc­ción del mi­to de Evo Mo­ra­les”.

Cró­ni­ca de una trai­ción es una tri­ple obra: un in­tere­san­te tra­ba­jo de fis­ca­li­za­ción par­la­men­ta­ria, un in­for­me de una pa­cien­te y lar­ga in­ves­ti­ga­ción so­bre uno de los es­cán­da­los mi­llo­na­rios del Go­bierno del MAS y un en­sa­yo so­bre la na­tu­ra­le­za, el pro­ce­so y los ava­ta­res del pro­ce­so de cons­truc­ción de los mo­vi­mien­tos in­dí­ge­nas y cam­pe­si­nos. An­tes hu­bo dos in­tere­san­tes tra­ba­jos par­la­men­ta­rios del se­na­dor Ar­tu­ro Mu­ri­llo (Los 33 ca­mio­nes de JRQ. El jue­go del po­der y el con­tra­ban­do, 2013) y del dipu­tado Jai­me Na­va­rro (so­bre las irre­gu­la­ri­da­des de las vi­vien­das so­cia­les). Las tres in­ves­ti­ga­cio­nes par­la­men­ta­rias son tres lu­na­res po­si­ti­vos en la co­ti­dia­na me­dio­cri­dad a la que fue so­me­ti­da la Asam­blea Le­gis­la­ti­va por la frus­tran­te he­ge­mo­nía ofi­cia­lis­ta de los dos ter­cios.

Cró­ni­ca de una trai­ción es un tra­ba­jo cuan­ti­ta­ti­vo y cua­li­ta­ti­vo. La mi­tad del li­bro (51%) se ocu­pa de he­chos, pro­ta­go­nis­tas y el aná­li­sis del es­cán­da­lo del FI. La otra mi­tad ( 49%) es la par­te cuan­ti­ta­ti­va de cua­dros, grá­fi­cos, pro­yec­tos por de­par­ta­men­to, or­ga­ni­za­cio­nes y di­ri­gen­tes, reunio­nes del di­rec­to­rio del FI, asam­bleas de las or­ga­ni­za­cio­nes, de­te­ni­dos, de­cla­ra­cio­nes pe­rio­dís­ti­cas e in­ter­pe­la­cio­nes al Mi­nis­tro de Eco­no­mía y Fi­nan­zas. La edi­ción, de Plu­ral Edi­to­res, es pul­cra y bien ar­ti­cu­la­da, aun­que, al fi­nal, no se ha­ya in­clui­do una bi­blio­gra­fía ge­ne­ral.

En el con­te­ni­do, des­ta­can va­rios pun­tos: la dis­cre­cio­na­li­dad po­lí­ti­ca del fi­nan­cia­mien­to, sin trans­pa­ren­cia, le­jos del for­ta­le­ci­mien­to de las or­ga­ni­za­cio­nes in­dí­ge­nas y del desa­rro­llo ru­ral. Si­mi­lar vi­sión tu­vo la UPRE cuan­do gas­tó el 30% en can­chas de fút­bol y se­des sin­di­ca­les y so­lo el 1% en desa­rro­llo pro­duc­ti­vo. El FI fue un me­ca­nis­mo po­lí­ti­co y dis­cre­cio­nal. Des­ta­ca la inequi­dad te­rri­to­rial: La Paz be­ne­fi­cia­da con el 48%, Be­ni con el 9%, San­ta Cruz con el 6% y Pan­do con el 1%. Tam­bién la inequi­dad or­ga­ni­za- cio­nal: la Csutcb, las bar­to­li­nas y la Cs­cib re­ci­bie­ron Bs 500 mi­llo­nes, aun­que más del 80% sin eje­cu­ción con­clui­da. Por otra par­te, la Ci­dob, Cpesc, Cpemb y la APG, so­lo Bs 100 mi­llo­nes. El es­cán­da­lo más me­dia­ti­za­do fue la trans­fe­ren­cia de re­cur­sos fi­nan­cie­ros a cuen­tas par­ti­cu­la­res: de 1.100 pro­yec­tos, 1.048 lle­ga­ron a cuen­tas par­ti­cu­la­res (Bs 692 mi­llo­nes). El tex­to con­tie­ne una de­ta­lla­da ar­gu­men­ta­ción fác­ti­ca so­bre las ac­cio­nes orien­ta­das al sa­cri­fi­cio de los ni­ve­les téc­ni­cos, ope­ra­ti­vos y de di­ri­gen­tes sin to­car al­tos ni­ve­les del di­rec­to­rio del FI, ex­cep­to Ne­me­sia Acha­co­llo, au­to­ri­dad sa­cri­fi­ca­da pa­ra pro­te­ger ni­ve­les su­pe­rio­res.

Cró­ni­ca de una trai­ción es una mues­tra del tra­ba­jo par­la­men­ta­rio se­rio, en con­tex­to ad­ver­so, pa­ra que ma­ña­na ha­ya una ren­di­ción pú­bli­ca de cuen­tas.

* Ex­vi­ce­pre­si­den­te de Bo­li­via

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.