Gu­tié­rrez se mos­tró y se ofre­ció pa­ra tra­ba­jar en el Con­ce­jo Mu­ni­ci­pal

Es­ta­ba li­be­ra­do de cum­plir horario, lo que le fa­ci­li­ta­ba au­sen­tar­se, pe­ro Au­di­to­ría In­ter­na le pu­so el ojo al igual que a otros, di­ce la con­ce­ja­la Té­llez. Su tra­yec­to­ria en la ins­ti­tu­ción pú­bli­ca y su per­ma­nen­cia en las cam­pa­ñas le va­lió pa­ra su con­tra­tac

El Deber - Séptimo Día - - Era Funcionario De Confianza De Una Concejala Masi - CAR­ME­LA DEL­GA­DO

Na­die se lo re­co­men­dó a la con­ce­ja­la Me­lody Té­llez, del MAS. Ró­mer Gu­tié­rrez Que­za­da se mos­tró du­ran­te la cam­pa­ña elec­to­ral mu­ni­ci­pal y des­pués se ofre­ció pa­ra tra­ba­jar co­mo ase­sor de Té­llez, que re­sul­tó ele­gi­da pa­ra ocu­par un cu­rul en el Con­ce­jo Mu­ni­ci­pal de San­ta Cruz de la Sie­rra por el par­ti­do de Evo Mo­ra­les.

La tra­yec­to­ria po­lí­ti­ca co­mo má­xi­mo di­ri­gen­te de la agru­pa­ción pro­go­bier­nis­ta Che Gue­va­ra, fue una opor­tu­ni­dad que apro­ve­chó Gu­tié­rrez pa­ra que la re­cién ele­gi­da con­ce­ja­la por el MAS to­me con­fian­za y so­li­ci­ta­ra su con­tra­ta­ción co­mo su ase­sor per­so­nal en el or­ga­nis­mo de­li­be­ran­te.

Té­llez re­la­tó a EL DE­BER que al prin­ci­pio el ase­sor se desem­pe­ñó con nor­ma­li­dad, pe­ro co­men­zó a te­ner reite­ra­das fal­tas in­jus­ti­fi­ca­das. Gu­tié­rrez es­ta­ba li­be­ra­do del mar­ca­do de tar­je­ta al in­gre­so y la sa­li­da, pe­ro de acuer­do con la edil ma­sis­ta, no era un pri­vi­le­gio per­so­nal por­que hay mu­chos fun­cio­na­rios que go­zan de esa con­di­ción por­que cum­plen ta­reas sin im­por­tar el horario. Fi­nal­men­te, el au­sen­tis­mo pro­vo­có su sa­li­da del Con­ce­jo Mu­ni­ci­pal, en ju­nio de es­te año.

La con­ce­ja­la vol­vió a te­ner no­ti­cias de su exa­se­sor ha­ce dos se-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.