San­ta Cruz gri­ta por me­jor re­par­to de re­cur­sos, tras 207 años de la ges­ta li­ber­ta­ria

La re­dis­tri­bu­ción de los re­cur­sos del Es­ta­do, la pro­fun­di­za­ción de las au­to­no­mías y la aten­ción a los pro­ble­mas co­ti­dia­nos, co­mo se­gu­ri­dad ciu­da­da­na, or­de­na­mien­to de la ciu­dad, son pro­ble­mas que ur­gen aten­der en es­tos tiem­pos, se­gún los lí­de­res de la re­gi

El Deber - Séptimo Día - - La Lucha De 1810 Perdura En Esta Época - CAR­ME­LA DEL­GA­DO

El gri­to li­ber­ta­rio de San­ta Cruz, que se ges­tó el 24 de sep­tiem­bre de 1810, to­da­vía re­sue­na en es­tos tiem­pos con nue­vas de­man­das y ne­ce­si­da­des que se han crea­do por el ace­le­ra­do cre­ci­mien­to y de­sa­rro­llo del de­par­ta­men­to. Si ha­ce 207 años la di­ri­gen­cia re­cla­ma­ba por la li­be­ra­ción del yu­go es­pa­ñol, en la ac­tua­li­dad los lí­de­res cru­ce­ños re­cla­man por una me­jor re­dis­tri­bu­ción de los re­cur­sos del Es­ta­do, a fin de res­pon­der ade­cua­da­men­te a los pro­ble­mas que en­fren­ta la re­gión.

San­ta Cruz de la Sie­rra, que en 1810 con­ta­ba con 10.000 ha­bi­tan­tes, en 2017 es­tá con 1,7 mi­llo­nes de per­so­nas. Sus lí­de­res des­ta­can que con el pa­sar de los si­glos se ha lo­gra­do im­por­tan­tes cam­bios his­tó­ri­cos que no solo fa­vo­re­cen al de­par­ta­men­to, sino a to­da Bo­li­via. Co­mo ejem­plo men­cio­nan la úl­ti­ma lu­cha por las au­to­no­mías, con lo que se con­si­guió la elec­ción de go­ber­na­do­res por vo­to po­pu­lar.

Tam­bién des­ta­can la re­bel­día del cru­ce­ño, que se ha man­te­ni­do en el tiem­po, por­que el co­ra­je del pue­blo per­mi­tió que se le­van­te con­tra el yu­go co­lo­nial y abrie­ron una lar­ga lu­cha por la eman­ci­pa­ción, don­de los cru­ce­ños pro­cla­ma­ron el nue­vo go­bierno con la Jun­ta Pro­vi­so­ria. Es­te le­van­ta­mien­to fue apo­ya­do por un ca­bil­do.

Las vo­ces re­pi­can el gri­to

El pre­si­den­te de la Asam­blea Le­gis­la­ti­va De­par­ta­men­tal, Mar­co Me­jía, coin­ci­de en que el gri­to li­ber­ta­rio cru­ce­ño to­da­vía re­sue­na y que des­de es­ta re­gión se han ges­ta­do lu­chas que han pro­vo­ca­do cam­bios his­tó­ri­cos pa­ra el país.

Des­ta­có ca­rac­te­rís­ti­cas pro­pias de los cru­ce­ños, co­mo la fran­que­za, la hos­pi­ta­li­dad y el em­pren­de­du­ris­mo, que han per­mi­ti­do con­du­cir a es­ta tie­rra ha­cia la mo­der­ni­dad y el cre­ci­mien­to, que co­lo­ca a San­ta Cruz co­mo el de­par­ta­men­to que más im­pul­sa al país des­de el pun­to de vis­ta eco­nó­mi­co, pe­ro que su es­fuer­zo no es re­com­pen­sa­do co­mo de­be­ría.

“Bo­li­via es­tá re­cla­man­do el pro­ta­go­nis­mo de San­ta Cruz y es­ta tie­rra lo ha ido asu­mien­do en el tiem­po, con la lu­cha por el 11%, por la elec­ción de au­to­ri­da­des mu­ni­ci­pa­les y con el mo­de­lo au­to­nó­mi­co que se ha cons­ti­tu­cio­na­li­za­do, aun­que nos fal­ta con­so­li­dar la se­gun­da eta­pa que en tér­mi­nos téc­ni­cos se de­no­mi­na pac­to fis­cal, pe­ro en tér­mi­nos sen­ci­llos sig­ni­fi­ca re­dis­tri­buir los re­cur­sos del Es­ta­do bo­li­viano pa­ra dar res­pues­ta a las ne­ce­si­da­des de la gen­te”, des­ta­có Me­jía.

El le­gis­la­dor men­cio­na­ba las lu­chas cí­vi­cas, en­tre 1957 y 1959, cuan­do las au­to­ri­da­des cí­vi­cas y po­lí­ti­cas de la re­gión exi­gie­ron la dis­tri­bu­ción del 11% de las re­ga- lías pe­tro­le­ras a los de­par­ta­men­tos. Tam­bién alu­dió la ges­ta de 1984, cuan­do el en­ton­ces al­cal­de de San­ta Cruz de la Sie­rra, Os­car Bar­bery Jus­ti­niano, en alian­za con el Co­mi­té pro San­ta Cruz pro­mul­gó la Or­de­nan­za Mu­ni­ci­pal No 31/84 en la que con­vo­có a la elec­ción de Con­ce­ja­les Mu­ni­ci­pa­les me­dian­te vo­to po­pu­lar. La me­di­da fue emu­la­da en to­do el país. Asi­mis­mo, en 2004 sur­gió des­de la ca­pi­tal cru­ce­ña la lu­cha por las au­to­no­mías de­par­ta­men­ta­les y la elec­ción de go­ber­na­do­res.

El se­cre­ta­rio ge­ne­ral de la Go­ber­na­ción de San­ta Cruz, Roly Agui­le­ra, di­jo que en la ac­tua­li­dad el gri­to cru­ce­ño se en­ca­mi­na a ha­cer fren­te a la po­bre­za. “La lu­cha que te­ne­mos des­de San­ta Cruz es pa­ra im­pul­sar el de­sa­rro­llo, pa­ra pro­fun­di­zar la de­mo­cra­cia y pa­ra lle­var ade­lan­te to­dos nues­tros pro­ce­sos pa­ra que po­da­mos te­ner un buen vi­vir”.

En cri­te­rio de Agui­le­ra, San­ta Cruz tie­ne un es­pí­ri­tu in­trín­se­co de la lu­cha por la li­ber­tad. “Des­de el pri­mer gri­to li­ber­ta­rio, el me­mo­rán­dum de 1904, el gri­to pa­ra la con­so­li­da­ción de nues­tros go­bier­nos mu­ni­ci­pa­les y el gri­to por nues­tras au­to­no­mías de­par­ta­men­ta­les han sur­gi­do por el em­pu­je del cru­ce­ño; tie­nen im­pac­to y tras­cen­den­cia en el bien de la pa­tria”, apun­tó.

El se­gun­do hom­bre al man­do de la Go­ber­na­ción cru­ce­ña re­cor­dó que des­de es­ta re­gión se si­gue lu­chan­do por el pac­to fis­cal, pa­ra la li­ber­tad de los nue­ve de­par­ta­men­tos en el ma­ne­jo equi­li­bra­do de sus re­cur­sos.

El pre­si­den­te del Co­mi­té pro San­ta Cruz, Fer­nan­do Cué­llar, con­si­de­ra que el gri­to de los cru­ce­ños, fun­da­men­tal­men­te, es por el res­pe­to a los de­re­chos, por la de­mo­cra­cia, por la uni­dad, por la se­gu­ri­dad ju­rí­di­ca, por la sa­lud, por la edu­ca­ción, por los de­re­chos po­lí­ti­cos, por la se­gu­ri­dad ciu­da­da­na y por un trá­fi­co or­de­na­do. “Gri­ta­mos por­que que­re­mos a una San­ta Cruz li­bre del so­me­ti­mien­to. Re­cor­da­mos 207 años de la ges­ta li­ber­ta­ria y es ne­ce­sa­rio que San­ta Cruz ten­ga una nue­va ma­triz, y eso lo con­se­gui­re­mos con la eco­no­mía del co­no­ci­mien­to”, afir­mó el di­ri­gen­te cí­vi­co, des­pués de re­sal­tar que “el gri­to de la ges­ta li­ber­ta­ria va a re­so­nar siem­pre y cuan­do ha­ya au­to­ri­da­des que quie­ran so­me­ter a los cru­ce­ños”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.