In­di­fe­ren­cia se apo­de­ra de la San­ta Cruz de hoy

El Deber - Separata - - El Deber -

En un vi­deo se ob­ser­va a una jo­ven, atur­di­da por el golpe, ca­mi­nar sin rum­bo en el le­cho del ca­nal, es­ce­na­rio del ac­ci­den­te de trán­si­to, y na­die en­tre la mul­ti­tud le al­can­za una mano pa­ra sa­car­la. Otro de los ac­ci­den­ta­dos, que san­gra­ba por la ca­be­za, sa­có fuer­zas de fla­que­za pa­ra ayu­dar­la a re­mon­tar la zan­ja.

Es el re­la­to que de­ja el ac­ci­den­te del jue­ves 29 de ju­nio, en el quin­to ani­llo y la ave­ni­da del cam­bó­dro­mo, don­de dos vehícu­los co­li­sio­na­ron con un sal­do de dos he­ri­dos de gra­ve­dad y da­ños en los mo­to­ri­za­dos.

Pe­ro lo más tris­te fue el com­por­ta­mien­to de los tes­ti­gos, que en vez de au­xi­liar a los le­sio­na­dos, se die- ron a la ta­rea de fil­mar la es­ce­na con sus te­lé­fo­nos in­te­li­gen­tes.

Días des­pués, el di­rec­tor de los bom­be­ros de la Po­li­cía, Jo­sé Luis Mu­ri­llo, se­ña­ló que su unidad su­fre ca­da día en car­ne pro­pia la in­do­len­cia de la gen­te, que en si­tua­cio­nes de emer­gen­cia no da pa­so a los ca­rros ni a las am­bu­lan­cias.

“La gen­te fil­mó to­do cuan­do em­pe­za­ba a que­mar­se el vehícu­lo, pe­ro na­die ati­nó a to­mar un ex­tin­tor pa­ra apa­gar el fue­go”, ex­pre­só el te­nien­te co­ro­nel.

Si bien el co­ra­zón cru­ce­ño sa­be mos­trar­se so­li­da­rio, a ve­ces la mo­der­ni­dad los ha­ce más pen­dien­tes de la vir­tua­li­dad que del pró­ji­mo.

In­do­len­cia. En ju­nio un ac­ci­den­te vial des­ve­ló el peor ros­tro de mo­der­nis­mo cru­ce­ño. Fren­te a las atur­di­das víc­ti­mas, los pa­si­vos es­pec­ta­do­res se de­di­ca­ron a gra­bar con su ce­lu­lar

UN AC­CI­DEN­TE ‘PAL FEIS’ Una va­go­ne­ta ver­de se lle­vó por de­lan­te una ca­mio­ne­ta blan­ca, ca­yen­do am­bas al ca­nal. En­tre las lla­mas los he­ri­dos lu­cha­ban por sal­var­se. El pú­bli­co los fil­ma­ba.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.