“AL QUE­DAR ME­DI­TE­RRÁ­NEO, SE FRE­NÓ EL DESA­RRO­LLO NA­CIO­NAL”

El Deber - Separata - - El Deber -

Des­pués de la ne­fas­ta Gue­rra del Pa­cí­fi­co vino la pér­di­da del Li­to­ral, y nues­tra con­di­ción de país me­di­te­rrá­neo es pro­ba­ble­men­te el he­cho que más ha in­fluen­cia­do en la cultura de los bo­li­via­nos. El no te­ner ac­ce­so al océano es una car­ga ne­ga­ti­va que te­ne­mos los bo­li­via­nos. Con­si­de­ra­mos que no con­tar con un puerto es la prin­ci­pal cau­sa del len­to desa­rro­llo del país. La de­rro­ta en la Gue­rra del Pa­cí­fi­co a ma­nos de Chi­le y con Pe­rú co­mo alia­do nues­tro, en sí mis­ma, no es lo que re­sien­te el bo­li­viano, sino la pér­di­da del mar.

Esa vi­sión de no te­ner mar no nos ha per­mi­ti­do ver las opor­tu­ni­da­des pa­ra desa­rro­llar­nos co­mo un país in­te­gra­dor, un país por el que pa­sen ca­rre­te­ras y vías fé­rreas que unan a los paí­ses ve­ci­nos, que se con­vier­tan en un pa­so obli­ga­to­rio pa­ra ir y ve­nir des­de el es­te al oes­te, des­de el sur al nor­te de Su­da­mé­ri­ca.

Pér­di­da del Li­to­ral

1879

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.