GOLPE CRI­MI­NAL PRO­VO­CA TE­MO­RES EN PAÍS DE DES­CU­BRI­MIEN­TOS

En­tre los he­chos des­ta­ca­bles es­tán los des­cu­bri­mien­tos ar­queo­ló­gi­cos y el pre­mio in­ter­na­cio­nal ga­na­do por el co­le­gio Sa­gra­do Co­ra­zón 4; y en­tre lo ne­ga­ti­vo, el atra­co a Eu­ro­chro­nos

El Deber - Separata - - El Deber -

Cha­ra­gua, en el sur del de­par­ta­men­to, se con­vir­tió en el pri­mer mu­ni­ci­pio in­dí­ge­na au­tó­no­mo del país al po­se­sio­nar, el 7 de enero, a sus 46 au­to­ri­da­des que con­for­man la Asam­blea Au­to­nó­mi­ca, el Ór­gano Le­gis­la­ti­vo y al coor­di­na­dor del Ór­gano Eje­cu­ti­vo, ac­to que fue ce­le­bra­do por el Tri­bu­nal Su­pre­mo Elec­to­ral.

Otros he­chos po­si­ti­vos que mar­can la ges­tión son los des­cu­bri­mien­tos ar­queo­ló­gi­cos efec­tua­dos por el equi­po que co­man­da Da­ni­lo Dra­kic, los que pue­den cam­biar la his­to­ria cru­ce­ña.

Tam­bién se des­ta­ca el lo­gro de los alum­nos del co­le­gio Sa­gra­do Co­ra­zón 4 del mu­ni­ci­pio de San Juan, pro­vin­cia Ichi­lo, que ga­na­ron $us 100.000 del pre­mio Za­yed Fu­tu­re Energy Prize, por po­ner en fun­cio­na­mien­to un pro­yec­to que per­mi­te uti­li­zar al sol pa­ra ge­ne­rar ener­gía eléc­tri­ca y la llu­via pa­ra desa­rro­llar huertos es­co­la­res.

En­tre los he­chos ne­ga­ti­vos es­tán los cons­tan­tes pa­ros en los hos­pi­ta­les pú­bli­cos, pro­ta­go­ni­za­dos por tra­ba­ja­do­res y mé­di­cos, que per­ju­di­can a mi­les de pa­cien­tes; el ha­ci­na­mien­to en las cár­ce­les cru­ce- ñas, añe­jo problema que no en­cuen­tra so­lu­ción.

Del mis­mo mo­do el atra­co vio­len­to a la im­por­ta­do­ra Eu­ro­chro­nos, don­de fa­lle­cie­ron cin­co per­so­nas (tres atra­ca­do­res, una fun­cio­na­ria de la em­pre­sa y un po­li­cía), mar­có un an­tes y un des­pués so­bre la for­ma en la que se vio ac­tuar a la de­lin­cuen­cia or­ga­ni­za­da, que usó es­cu­dos hu­ma­nos pa­ra in­ten­tar sa­lir bien li­bra­da de la re­frie­ga a ba­las con los po­li­cías.

An­tes, en mar­zo, el ata­que a un vehícu­lo blin­da­do de Brinks ade­lan­tó el nue­vo es­ce­na­rio cri­mi­nal del país, don­de una ba­la 9mm ya es ob­so­le­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.