EL PÚ­BLI­CO, AN­TE TO­DO, SE ME­RE­CE RES­PE­TO

El Deber - Sociales (Bolivia) - - Con Buen Pie - MAR­CE­LO.SUA­REZ@ELDEBER.COM.BO Mar­ce­lo Suá­rez R.

Pa­re­ce que en nues­tro mun­di­llo del es­pec­tácu­lo, a la hora de hacer una crí­ti­ca, se ha per­di­do la sa­na cos­tum­bre de lla­mar pan al pan y vino al vino. En es­te ca­so no me re­fie­ro a la crí­ti­ca del es­pec­tácu­lo o la obra en sí, sino a la or­ga­ni­za­ción y al tra­ba­jo de los pro­duc­to­res de los shows. La se­ma­na que pa­só es­tu­vo mar­ca­da por tres conciertos de ar­tis­tas in­ter­na­cio­na­les de ca­rác­ter ma­si­vo, to­dos con re- sul­ta­dos di­fe­ren­tes en cuan­to a la or­ga­ni­za­ción. El de los ro­que­ros ar­gen­ti­nos de Ra­ta Blan­ca, que se lle­vó a ca­bo en Buf­fa­lo Park, con­gre­gó a la fa­na­ti­ca­da de la ban­da en un re­cin­to, que si bien no es de los más ade­cua­dos pa­ra es­te ti­po de pre­sen­ta­cio­nes, fue lle­va­do a buen puer­to an­te un pú­bli­co ho­mo­gé­neo, cu­yas exi­gen­cias tie­nen mu­cho que ver con la ca­li­dad mu­si­cal del artista.

Otro con­cier­to en el que la or­ga­ni­za­ción es­tu­vo a la al­tu­ra de las ex­pec­ta­ti­vas fue el de Alexandre Pires. El bra­si­le­ño se pre­sen­tó en el sa­lón Gua­ra­yo de la Fex­po con el am­bien­te ideal pa­ra per­so­nas que pa­ga­ron de Bs 250 a Bs 1.000 en en­tra­das y exi­gían las co­mo­di­da­des que ame­ri­ta­ba las cir­cuns­tan­cias.

Son dos ca­sos que con­tras­ta­ron mar­ca­da­men­te con el de Án­ge­les Azu­les y el mon­tón de gru­pos y ar­tis­tas que se pre­sen­ta­ron pre­vio a un con­cier­to que em­pe­zó a las 3:15 y que de­jó a mu­cha gen­te sin ver a las es­tre­llas por las que ha­bían pa­ga­do.

Van los aplau­sos pa­ra los que cum­plie­ron con el con­su­mi­dor que se me­re­ce res­pe­to y la re­pro­ba­ción pa­ra el que se bur­la del pú­bli­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.