Horóscopo Ho­ró Ho­rósc opo

El Deber - Sociales (Bolivia) - - Pasatiempos Y Servicios -

CAPRICOORNIO. La sin­gu­la­ri­dad de cier­tas per­so­nas po­dría ser su enemig­go nú­me­ro uno,, ppues a ppe­sar de que sus es­tra­te­giasg de con - quis­ta en el amor se­rán in­fa­li­bles, ha­brá quien las ten­ga mej­jo­res. Mal mo­men­to pa­ra las com­pe­ti­cio­nes y los fra­ca­sos.

LEO. Las ga­nas de com­par tir con los su­yos se­rán di­fí­ci­les de sa­tis­fa­cer y eso frus­tra­rá su ca­rác­ter de un mo­do que le cos­ta­rá ma­nej­jar. Se­rá más sin­ce­ro con las per­so­nas que ape­nas co­no­ce, que con quie n de ver­dad lo me­re­ce. La jus­ti­cia cae­rá so­bre us­ted en el ho­gar.

CÁN­CER. Su ten­den­cia a la abs­trac­ción le alej­ja­rá de círcu­los ver­da - de­ra­men­te inf lu­yen­tes en un mo­men­to de su vi­da en el que el tra­baj­jo atrae­rá ha­cia us­ted un tren de opor tu­ni­da­des. Pre­pá­re­se pa­ra el triun­fo y pa­ra el fra­ca­so, pues la ra­pi­dez de sus de­ci­sio­nes po­dría ser de­ter- mi­nan­te.

ARIES. Un adiós a tiem­po se­rá mu­cho me­je­jor que un has­ta lue­go que nun­ca aca­ba. La ago­nía de un sen­ti mien­to le pro­vo­ca­rá un da­ño irre - ver­si­ble a us­ted y a las per­so­nas que le quie­ren. El prag­ma­tis­mo de Li - bra le abri­rá una puer ta por la que es­ca­par de lo que ahora le aho­ga.

LIBRA. Días de hui­das y en­cuen­tros ines­pe­ra­dos l ena­rán su ca­be­za de po­si­bi­li­da­des y sue­ños con ma­yús­cu­las. No evi­te al amor si es­te lo es­tá bus­can­do y mi­re de fren­te a las per­so­nas que le bus­can, pues po­drían ofre­cer­le al­go muy in­tere­san­te.

PISCIS. La sa­lud se­rá una ta­rea pen­dien­te, pues sen­ti­rá que no es ca­paz de cui­dar­se so­lo. La ne­ce­si­dad de sen­tir­se pro­te­gi­do au­men­ta­rá a me­di­da que su co­ra­zón re­cla­ma más y más amor. Tiem­po pro­pi­cio pa­ra dar for­ma a sus pro­yec­tos más am­bi­cio­sos.

TAAURO. El sa­bor de la vic­to­ria se­rá de­ma­sia­do ju­go­so y co­rre­rá el ries­go de acos­tum­brar­se a que las co­sas le sal­gan bien. Vien­tos de de­cep­ción y tris­te­za se acer­can a su ca­sa del amor. No baj­je la guar­dia y man­ten­ga in­tac­ta su in­de­pen­den­cia. Su nú­me­ro se­rá el 11.

ESCORPIO. Cuan­do ter­mi­ne el día, la fuer za de su signo se mul­ti­pli­ca - rá y se da­rá cuen­ta de la mag­ni­tud de to­do lo que guar­da en su in­te­rior. Atra­vie­sa un ci­clo de es­ta­bi­li­dad en el que po­drá sa­car pro­ve­cho a to­do su po­ten­cial, so­bre to­do pro­fe­sio­nal y fí­si­ca­men­te.

SAGITAARIO. La li­ge­re­za del fue­go ele­va­rá sus pen­sa­mien­tos a lo más al­to y dej­ja­rá que su men­te se mues­tre más lú­ci­da que nun­ca pa­ra mol - dear esos as­pec­tos de su vi­da que aún no ter­mi­nan de con­ven­cer­le. Buen mo­men­to pa­ra amar y ser ama­do; dé­jé­je­se l evar.

VIRGO. Sus ideas más alo­ca­das po­drían ser las mej­jo­res. No ig­no­re su la­do sal­vaj­je y de­je que def ina par te de sus mo­vi­mien­tos en el amor; con­se­gui­rá acer­car­se mu­cho a sus ob­je­ti­vos. En el tra­ba­jo, se­rá ho­ra de cons­truir nue­vas re­la­cio­nes. Su pie­dra se­rá la es­me­ral­da.

GÉMINIS. Se­gui­rá los pa­sos de al­guien que po­dría es­tar con­fun­dién - do­le. Si per­si­gue el di­ne­ro, de­be­rá e star dis­pues­to a per­der al­go por el ca­mino, pues al­gu­nas de sus amis­ta­des po­drían es­tar ha­cién­do­le al­gu­na tram­pa. Los ce­los po­drían nu­blar su co­ra­zón si se dis­trae.

ACUARIO. Su mi­ra­da es­ta­rá pues­ta en esa per­so­na que tan­to ama y tan po­ca aten­ción le pres­ta. Vi­vi­rá la úl­ti­ma fa­se de al­go, pe­ro no se­rá cons­cien­te de e lo. Un via­je o una no­che en otro lu­gar se­rá el mo­men­to per fec­to pa­ra es­tu­diar sus año­ran­zas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.