...Ca­ra a ca­ra

El Deber - - Página dos - Mó­ni­ca Sal­va­tie­rra So­ru­co EDI­TO­RA DE IN­VES­TI­GA­CIÓN Y FIN DE SE­MA­NA mo­ni­ca.sal­va­tie­rra@el­de­ber.com.bo

En la se­ma­na de San­ta Cruz, co­mo siem­pre, las au­to­ri­da­des que­rrán mos­trar cuán­to aman a esta tie­rra y cuán­to ha­cen por ella. Más allá de las agen­das ofi­cia­les, es im­por­tan­te re­fle­xio­nar so­bre cuá­les son las prio­ri­da­des ciu­da­da­nas, a fin de ver si los ‘re­ga­los’ guar­dan re­la­ción con las reales ne­ce­si­da­des. Por otro la­do, hay que de­jar de es­pe­rar que llue­van los ‘ob­se­quios’ y mi­rar ho­nes­ta­men­te qué ha­ce­mos in­di­vi­dual­men­te por San­ta Cruz. Esta tie­rra cla­ma por más ciu­da­da­nía y res­pe­to por el otro, de ma­ne­ra que en­tre to­dos re­cu­pe­re­mos la ama­bi­li­dad y la ale­gría de vi­vir sin tan­ta que­ja y con más proac­ti­vi­dad.

Dos he­chos van su­bien­do la ten­sión en el mun­do. Un ata­que te­rro­ris­ta el jue­ves en Irak y otro ayer en Londres mar­can un rum­bo que na­die desea vi­vir. Ade­más, los mi­si­les lan­za­dos por Co­rea del Norte es­tán afie­bran­do las re­la­cio­nes in­ter­na­cio­na­les y ge­ne­ran­do in­cer­ti­dum­bre glo­bal. Las bra­vu­co­na­das de Kim Jon Un pue­den des­en­ca­de­nar ac­cio­nes de te­rri­bles con­se­cuen­cias pa­ra el pla­ne­ta. El te­mor ciu­da­dano y las víc­ti­mas de es­tos he­chos son el ‘da­ño co­la­te­ral’ que más do­lor ge­ne­ra.

Sa­mai­pa­ta pue­de per­der el es­ta­tus de pa­tri­mo­nio his­tó­ri­co y cul­tu­ral de la hu­ma­ni­dad por­que hay una por­ción del te­rri­to­rio que ocu­pa El Fuer­te que ha si­do to­ma­do con otros fi­nes y, lo peor, que ha si­do sa­nea­do por el INRA. La no­ti­cia sue­na in­creí­ble y de­man­da una ur­gen­te acla­ra­ción y co­rrec­ción. Na­die se ima­gi­na­ría una si­tua­ción si­mi­lar en las rui­nas de Ti­wa­na­ku.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.