Un pa­cien­te de­be pa­sar por un fil­tro; el ci­ru­jano plás­ti­co, car­dió­lo­go y anas­te­sió­lo­go”

El Deber - - SANTA CRUZ -

So­lo ac­tua­mos en ca­li­dad de pe­ri­tos cuan­do nos lla­ma el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co pa­ra rea­li­zar es­tos tra­ba­jos de un ca­so de­ter­mi­na­do.

¿A qué ti­po de per­so­nas se re­co­mien­da este ti­po de ci­ru­gías plás­ti­cas? An­tes de to­da ci­ru­gía plás­ti­ca, te­ne­mos los pre­qui­rúr­gi­cos, por­que la ci­ru­gía plás­ti­ca es una dis­ci­pli­na que no se ope­ra de ur­gen­cia, es de­cir, tie­ne su tiem­po. El pa­cien­te tie­ne que pa­sar por el fil­tro, que es el ci­ru­jano plás­ti­co, el car­dió­lo­go y anestesiólogo, y si hay las con­di­cio­nes, re­cién se ope­ra.

La ci­ru­gía plás­ti­ca es re­co­men­da­ble des­de los 17 años de edad has­ta los 70 años, to­do de­pen­de del es­ta­do del pa­cien­te y de los re­sul­ta­dos de los exá­me­nes pre­qui­rúr­gi­cos que se rea­li­zan.

En los úl­ti­mos tiem­pos se han vis­to mu­chas de­nun­cias por ejer­ci­cio ile­gal de la pro­fe­sión, ¿a qué atri­bu­ye esos he­chos? Lo que pa­sa es que aquí, en San­ta Cruz, hay mu­chas es­té­ti­cas y al­gu­nas son muy bue­nas, que ha­cen co­mo so­por­te al tra­ba­jo que rea­li­zan los ci­ru­ja­nos plás­ti­cos, co­mo dre­na­je lin­fá­ti­co, ul­tra­so­ni­do, ra­dio­fre­cuen­cia, ca­vi­ta­ción y tan­tas otras co­sas que ha­cen muy bien al­gu­nos cen­tros de es­té­ti­cas. Sin em­bar­go, hay otras que se apro­ve­chan del per­mi­so de fun­cio­na­mien­to que les da el Se­des y es­tán co­man­da­das por ci­ru­ja­nos es­té­ti­cos que no es lo mis­mo que un ci­ru­jano plás­ti­co cer­ti­fi­ca­do y que es­tu­dió 12 años pa­ra ob­te­ner la es­pe­cia­li­dad; en cam­bio es­tos se­ño­res ha­cen cur­sos de un año, de tres me­ses o un mes, en­ton­ces son so­lo ci­ru­ja­nos es­té­ti­cos.

En este as­pec­to, la po­bla­ción de­be te­ner mu­cho cui­da­do de no caer en ma­nos de gen­te ines­cru­pu­lo­sa que ofre­ce ci­ru­gías en las re­des so­cia­les co­mo la li­poes­cul­tu­ra (eli­mi­na­ción de la gra­sa que exis­te en­tre la piel y el múscu­lo) y la ble­fa­ro­plas­tia (ci­ru­gía de pár­pa­dos) a ba­jo pre­cio. Te­ne­mos 42 ci­ru­ja­nos plás­ti­cos cer­ti­fi­ca­dos por el Co­le­gio Mé­di­co, la So­cie­dad de Ci­ru­ja­nos Plás­ti­cos y el Se­des.

¿Se pre­vé al­gu­na coor­di­na­ción a es­ca­la na­cio­nal pa­ra evi­tar más ca­sos por el ejer­ci­cio ile­gal de la pro­fe­sión? Pri­me­ro lo ha­re­mos en San­ta Cruz, por­que aquí es un fla­ge­lo que ya em­pe­zó hace tiem­po y se lo tie­ne que cor­tar, por ello es que he­mos ha­bla­do con el doc­tor (Ós­car) Uren­da pa­ra ha­cer­lo de for­ma con­jun­ta con la Po­li­cía, In­ter­pol, Co­le­gio Mé­di­co, Se­des y la So­cie­dad de Ci­ru­ja­nos Plás­ti­cos. En es­ta so­cie­dad no so­lo es­tán los pro­fe­sio­na­les que ha­cen ci­ru­gías es­té­ti­cas, sino tam­bién los que ha­cen ci­ru­gías re­cons­truc­ti­vas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.