Ro­me­ro ad­mi­te que In­te­li­gen­cia si­guió las mo­vi­li­za­cio­nes

EL MI­NIS­TRO DE GO­BIERNO DIO DE­TA­LLES HAS­TA DE CON­VER­SA­CIO­NES Las con­cen­tra­cio­nes por los 35 años de de­mo­cra­cia y con­tra la re­elec­ción de Evo fue­ron mo­ni­to­rea­das du­ran­te to­da la jor­na­da, con­fir­mó ayer el mi­nis­tro Car­los Ro­me­ro

El Deber - - Portada - Marco Chu­qui­mia / La Paz marco.chu­qui­mia@el­de­ber.com.bo

El ti­tu­lar de Go­bierno ca­li­fi­có las con­cen­tra­cio­nes co­mo un ‘fra­ca­so’, y mos­tró fo­tos y otras evi­den­cias del se­gui­mien­to que se hi­zo a lí­de­res de di­fe­ren­tes pla­ta­for­mas ciu­da­da­nas, cí­vi­cos y par­ti­dos po­lí­ti­cos. El se­na­dor de opo­si­ción Óscar Or­tiz con­si­de­ró que es­te he­cho res­pon­de al te­mor del Go­bierno a la opi­nión pú­bli­ca. Di­ri­gen­tes del MAS anun­cia­ron mar­chas.

Un día des­pués de las mar­chas y con­cen­tra­cio­nes en los nue­ve de­par­ta­men­tos del país por los 35 años de la de­mo­cra­cia en Bo­li­via, el Go­bierno ad­mi­tió que In­te­li­gen­cia de la Po­li­cía si­guió y vi­gi­ló las mar­chas y a los di­ri­gen­tes opo­si­to­res –con lu­jo de de­ta­lle de con­ver­sa­cio­nes–; eso le per­mi­tió dar información por­me­no­ri­za­da de ca­da uno de los ac­tos en los que hu­bo pro­tes­tas con­tra la in­ten­ción de re­pos­tu­lar al pre­si­den­te Evo Morales en 2019, pe­se a que la Constitución se lo prohí­be y a que una ma­yo­ría le di­jo No en el re­fe­rén­dum del 21-F del año pa­sa­do.

“To­dos los días nues­tra mi­sión es ha­cer se­gui­mien­to a lo que su­ce­de en el país, en to­do el país; y pa­ra dar­le un ejem­plo, hu­bo una mo­vi­li­za­ción del de­no­mi­na­do Co­del­pa a las 15:00 en puer­tas de la Ca­sa So­cial del Maes­tro, don­de es­ta­ban Jo­sé Luis Ál­va­rez, Se­ve­ro Apa­za, Elia­na Zo­ri­llo, Car­los Pé­rez y Moha­med Da­niel Lo­zano. Es­tas per­so­nas de­ba­tían qué ha­cían en la con­cen­tra­ción y es­tas per­so­nas de­ci­die­ron no par­ti­ci­par por­que di­cen que no es­ta­ban con los opo­si­to­res, lo te­ne­mos re­gis­tra­do tam­bién; hu­bo otra mo­vi­li­za­ción de Adep­co­ca, te­ne­mos to­dos los de­ta­lles, nues­tra mi­sión es ha­cer se­gui­mien­to”, ad­mi­tió el mi­nis­tro de Go­bierno, Car­los Ro­me­ro, cuan­do fue con­sul­ta­do si ha­bía un tra­ba­jo de In­te­li­gen­cia de la Po­li­cía pa­ra te­ner un in­for­me tan de­ta­lla­do de las mo­vi­li­za­cio­nes.

En rue­da de pren­sa ayer, Ro­me­ro dio de­ta­lles de to­das las per­so­nas que es­ta­ban en las mo­vi­li­za­cio­nes, in­clui­das las fo­to­gra­fías de ca­da uno de ellos, ade­más de la des­crip­ción de su fi­lia­ción po­lí­ti­ca o el tra­ba­jo que rea­li­za­ban pa­ra los par­ti­dos tra­di­cio­na­les.

El in­for­me de In­te­li­gen­cia so­bre las mar­chas del Día de la De­mo­cra­cia en Bo­li­via cla­si­fi­có en seis gru­pos a los mo­vi­li­za­dos: los co­ca­le­ros de Yun­gas (Adep­co­ca), el Co­mi­té de De­fen­sa de La Paz (Co­del­pa), los co­mi­tés cí­vi­cos, los seis lí­de­res po­lí­ti­cos opo­si­to­res del de­no­mi­na­do ‘G-6’ y los co­lec­ti­vos ciu­da­da­nos. To­do

con una tra­ma de víncu­los y re­la­cio­nes, ho­ra­rios de ac­ti­vi­da­des y víncu­los po­lí­ti­cos. Por ejem­plo, se vin­cu­la al lí­der cí­vi­co cru­ce­ño, Fernando Cué­llar, que en­ca­be­zó los dis­cur­sos de la pla­za 24 de Sep­tiem­bre, con el go­ber­na­dor Ru­bén Cos­tas, que no fue vis­to en la mo­vi­li­za­ción de San­ta Cruz.

Ade­más de Ro­me­ro, la mi­nis­tra de Co­mu­ni­ca­ción, Gi­se­la López; el mi­nis­tro de la Pre­si­den­cia, Re­né Martínez; y el vi­ce­mi­nis­tro de Au­to­no­mías Hu­go Si­les, nin­gu­nea­ron las mo­vi­li­za­cio­nes rea­li­za­das por los 35 años de la de­mo­cra­cia y en con­tra de la re­pos­tu­la­ción.

La lá­mi­na ex­pues­ta por el mi­nis­tro Ro­me­ro lle­va el lo­go de la Di­rec­ción Ge­ne­ral de la Ofi­ci­na de Con­trol In­terno. Él ex­pli­có que el re­por­te fue pre­pa­ra­do por el Vi­ce­mi­nis­te­rio de Ré­gi­men In­te­rior so­bre los in­for­mes de In­te­li­gen­cia.

Acu­san un “Es­ta­do po­li­cia­co”

Los mé­to­dos ex­pli­ca­dos por Ro­me­ro fue­ron des­ca­li­fi­ca­dos por los alu­di­dos y to­dos coin­ci­die­ron en re­fe­rir que has­ta aho­ra so­lo se pre­su­mía que los di­ri­gen­tes siem­pre eran vi­gi­la­dos por agen­tes de In­te­li­gen­cia, pe­ro que es la pri­me­ra vez que el Go­bierno ad­mi­te que se uti­li­za a la Po­li­cía pa­ra con­ver­tir al país en un “Es­ta­do po­li­cia­co”.

“To­dos sa­bía­mos que siem­pre hu­bo se­gui­mien­to, eso no es no­ve­dad, la no­ve­dad se­ría que ellos aho­ra lo ad­mi­ten y lo más pe­no­so es que re­du­cen su aná­li­sis de lo que pa­só a una me­ra des­cri­pi­ción de las mo­vi­li­za­cio­nes y po­ner­nos a los ac­ti­vis­tas en un or­ga­ni­gra­ma co­mo de­li­cuen­tes, es una pe­na”, di­jo Jo­sé Antonio Qui­ro­ga, so­brino del lí­der so­cia­lis­ta Mar­ce­lo Qui­ro­ga San­ta Cruz, que fue des­apa­re­ci­do por el gol­pe de 1980.

“No he­mos he­cho na­da ile­gal”, con­tes­tó el pre­si­den­te del Co­mi­té pro San­ta Cruz, que di­jo que “ob­via­men­te” el Go­bierno quie­re in­ti­mi­dar, pa­ra lue­go acla­rar que sus ac­tua­cio­nes son pú­bli­cas y que no quie­re con­fron­tar­se con na­die.

Por su par­te, el cí­vi­co de Co­cha­bam­ba, Luis Flo­res, re­cor­dó que cuan­do ellos fue­ron al Tip­nis, los di­ri­gen­tes que les blo­quea­ron el pa­so los ubi­ca­ron por las pla­cas de los au­tos y que ellos sa­bían quié­nes es­ta­ban a bor­do y cuál era la la­bor. “En­ton­ces, no es ra­ro que nos ha­gan se­gui­mien­to, pe­ro li­gar­nos a los par­ti­dos, eso es in­con­ce­bi­ble por­que mi tra­ba­jo es co­no­ci­do por el (pre­si­den­te) Evo e in­clu­so por Fe­li­pe Cá­ce­res, ellos me co­no­cen”, ex­pli­có Flo­res.

De las acu­sa­cio­nes

Se­gún el mi­nis­tro Ro­me­ro, en La Paz es don­de se pu­do per­ci­bir a la ma­yo­ría de los di­ri­gen­tes po­lí­ti­cos en­tre los asis­ten­tes a la con­cen­tra­ción en la pla­za San Francisco. Así di­jo que Sa­muel Do­ria Me­di­na y la al­cal­de­sa So­le­dad Cha­pe­tón, los dos prin­ci­pa­les di­ri­gen­tes de UN, or­ques­ta­ron la mo­vi­li­za- ción con personal del mu­ni­ci­pio, unas 2.000 per­so­nas, y que la asis­ten­cia se con­tro­ló.

Ro­me­ro di­jo que una re­vi­sión de los in­for­mes le per­mi­tió afir­mar que las mar­chas en to­do el país aglu­ti­na­ron a unas 10.000 per­so­nas en to­tal (al­go ob­je­ta­do por los ma­ni­fes­tan­tes).

El día des­pués de las mar­chas del 10 de oc­tu­bre (10-O), el ofi­cia­lis­mo des­ple­gó su ca­pa­ci­dad de co­mu­ni­ca­ción pa­ra de­nos­tar­las. La mi­nis­tra López, por ejem­plo, cree que la co­ber­tu­ra de pren­sa a es­tas mo­vi­li­za­cio­nes exa­ge­ró. El dipu­tado ma­sis­ta Édgar Mon­ta­ño acu­só que en San­ta Cruz lle­va­ron ‘ba­rra bra­vas’ del fút­bol pa­ra en­gro­sar el tu­mul­to.

En pers­pec­ti­va, el ana­lis­ta y ex­mi­nis­tro de Car­los Me­sa, Gus­ta­vo Pe­dra­za, se­ña­ló que los di­fe­ren­tes go­bier­nos han usa­do In­te­li­gen­cia pa­ra fi­nes de se­gui­mien­to, pe­ro lo que le lla­ma la aten­ción es có­mo se tra­ta de mi­ni­mi­zar el 10-O.

El ga­bi­ne­te y va­rias ver­sio­nes

La reunión de ga­bi­ne­te de los miér­co­les por la ma­dru­ga­da fue di­fe­ri­da pa­ra la tar­de. Es­ta se­sión fue lar­ga, ca­si cin­co ho­ras. Al fi­nal, los mi­nis­tros ha­bla­ron de las mar­chas del 10-O y el aná­li­sis del ga­bi­ne­te. Pe­ro, apa­ren­te­men­te, no coor­di­na­ron una res­pues­ta pa­ra ex­pli­car a los me­dios de pren­sa. El mi­nis­tro de Edu­ca­ción, Ro­ber­to Agui­lar, di­jo que las mo­vi­li­za­cio­nes fue­ron ana­li­za­das por el pleno del ga­bi­ne­te, pe­ro que no fue el pun­to prin­ci­pal. El can­ci­ller Fernando Hua­na­cu­ni ad­mi­tió que el equi­po reuni­do con el pre­si­den­te tra­tó el te­ma.

Pe­ro el mi­nis­tro de Desa­rro­llo Ru­ral, Eu­ge­nio Ro­jas, y el vi­ce­mi­nis­tro Si­les lo ne­ga­ron. Lue­go la mi­nis­tra López ex­pli­có que las mo­vi­li­za­cio­nes sí fue­ron tra­ta­das (30 o 40 mi­nu­tos) pe­ro que qui­zás sus co­le­gas lo ne­ga­ron por no es­tar au­to­ri­za­dos pa­ra ex­pli­car­lo.

APG NO­TI­CIAS

Car­los Ro­me­ro ex­hi­bió ayer or­ga­ni­gra­mas al es­ti­lo del ex­mi­nis­tro Juan Ramón Quin­ta­na PÁ­GI­NAS MEMBRETADAS EL IN­FOR­ME QUE PRE­SEN­TÓ EL MI­NIS­TRO RO­ME­RO TE­NÍA MEM­BRE­TE OFI­CIAL

Una de las lá­mi­nas de Ro­me­ro lle­va­ba el mem­bre­te de la Ofi­ci­na de Con­trol In­terno

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.