Ca­ta­lu­ña y cri­sis de Es­ta­do en Es­pa­ña

El Deber - - OPINIÓN -

En me­dio de una pro­fun­da cri­sis geo­po­lí­ti­ca, sin res­pal­do in­ter­na­cio­nal y al mar­gen de la ley, el Par­la­men­to ca­ta­lán apro­bó la De­cla­ra­ción Uni­la­te­ral de In­de­pen­den­cia (DUI) de Ca­ta­lu­ña, lo que ha obli­ga­do al Go­bierno de Ma­riano Ra­joy a in­ter­ve­nir la au­to­no­mía en el mar­co del ar­tícu­lo 155 de la Cons­ti­tu­ción es­pa­ño­la.

Se tra­ta de una decisión que ge­ne­ra una con­vul­sión de enor­me mag­ni­tud, no so­lo pa­ra Es­pa­ña, sino pa­ra la Unión Eu­ro­pea en su con­jun­to, que no per­mi­ti­rá la se­ce­sión ca­ta­la­na so pena de que otras re­gio­nes pue­dan igual­men­te cues­tio­nar a los Es­ta­dos na­cio­na­les y des­ta­car una frag­men­ta­ción de con­se­cuen­cias im­pre­de­ci­bles.

El País Vas­co, en la pro­pia Es­pa­ña; Es­co­cia en el Reino Uni­do; Ba­vie­ra en Ale­ma­nia; Flan­des, en Bél­gi­ca; Pa­da­ni y Ti­rol del Sur, en Ita­lia; y, Cór­ce­ga, en Fran­cia, son las re­gio­nes que pue­den imi­tar el ca­mino se­pa­ra­tis­ta ca­ta­lán, un es­ce­na­rio que se­ría ca­tas­tró­fi­co pa­ra la UE. En el ca­so ca­ta­lán, hay que re­co­no­cer, se pre­sen­ta un cho­que en­tre le­ga­li­dad y le­gi­ti­mi­dad. El plan­teo in­de­pen­den­tis­ta es­tá fue­ra de la Cons­ti­tu­ción, que no per­mi­te un re­fe­rén­dum como el que se lle­vó a ca­bo el 1 de oc­tu­bre y per­mi­tió a una ma­yo­ría apro­bar el pe­di­do de in­de­pen­den­cia. La mis­ma re­so­lu­ción del Par­la­men­to ca­ta­lán es­tá fue­ra de ese mar­co le­gal.

Sin em­bar­go, tam­bién es­tá el plano de la le­gí­ti­ma de­man­da de los ca­ta­la­nes de am­pa­rar­se en el de­re­cho a la au­to­de­ter­mi­na­ción de los pue­blos con­sa­gra­do por la Car­ta de las Na­cio­nes Uni­das.

Ca­ta­lu­ña es el mo­tor eco­nó­mi­co de Es­pa­ña con un apor­te del 20% del Pro­duc­to In­terno Bru­to (PIB) es­pa­ñol y con­si­de­ra que el apor­te fis­cal no tie­ne una re­tri­bu­ción equi­ta­ti­va pa­ra el desa­rro­llo ca­ta­lán.

A su vez, el pue­blo ca­ta­lán se sien­te hu­mi­lla­do por la de- ci­sión del Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal es­pa­ñol que, en 2010, re­cha­zó el Es­ta­tu­to Au­to­nó­mi­co ca­ta­lán por­que el mis­mo con­si­de­ra­ba a la re­gión como una “na­ción” con ple­nos de­re­chos a una au­to­no­mía ple­na.

Hoy Es­pa­ña sus­pen­de la res­pi­ra­ción fren­te a la ma­yor cri­sis de Es­ta­do de su his­to­ria. El des­ca­be­za­mien­to del Go­bierno ca­ta­lán, la di­so­lu­ción de su Par­la­men­to, la in­ter­ven­ción de la Po­li­cía re­gio­nal y de los me­dios de co­mu­ni­ca­ción pa­re­cen me­di­das ex­tre­mas que si­guen enar­de­cien­do los áni­mos se­pa­ra­tis­tas.

La con­vo­ca­to­ria a elec­cio­nes pa­ra el 21 de di­ciem­bre pue­de trans­for­mar­se en una sa­li­da po­si­ble a es­ta cri­sis. Sin em­bar­go, qui­zás el cau­ce ma­yor de es­te con­flic­to de­be­ría pa­sar por una re­for­ma de la Cons­ti­tu­ción que per­mi­ta re­for­mu­lar el ré­gi­men au­to­nó­mi­co apro­ba­do a fi­nes de los años 70 y que hoy pa­re­ce ha­ber cum­pli­do su ci­clo his­tó­ri­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.