“Im­pul­sa­mos la aper­tu­ra de una em­ba­ja­da de Pa­les­ti­na en Bo­li­via”

La Con­fe­de­ra­ción Pa­les­ti­na La­ti­noa­me­ri­ca­na (Co­plac) re­co­no­ció a la co­lec­ti­vi­dad pa­les­ti­na bo­li­via­na. La Au­to­ri­dad Na­cio­nal Pa­les­ti­na pe­di­rá una re­pre­sen­ta­ción

El Deber - - CONTRATAPA - Car­los Mo­ra­les Pe­ña cmo­ra­les@el­de­ber.com.bo

Unas 50.000 per­so­nas de ori­gen pa­les­tino vi­ven en Bo­li­via. Or­ga­ni­za­dos como co­lec­ti­vi­dad aca­ban de ob­te­ner el re­co­no­ci­mien­to de la Con­fe­de­ra­ción Pa­les­ti­na La­ti­noa­me­ri­ca­na y Ca­ri­be­ña (Co­plac), que se reunió en Ma­na­gua (Ni­ca­ra­gua) en­tre el 19 y el 22 de oc­tu­bre. Con es­te aval, los pa­les­ti­nos bus­can que la Au­to­ri­dad Na­cio­nal Pa­les­ti­na (ANP) es­ta­blez­ca una em­ba­ja­da pa­les­ti­na en Bo­li­via, me­di­da que tie­ne res­pal­do del Go­bierno del pre­si­den­te Evo Mo­ra­les. Nie­to de un in­mi­gran­te pa­les­tino, el pre­si­den­te de esa or­ga­ni­za­ción en Bo­li­via, An­to­nio Ja­due, ha­bló con EL DE­BER sobre los avan­ces de la de­man­da pa­les­ti­na a es­ca­la glo­bal. ¿Qué bus­can los pa­les­ti­nos en Bo­li­via?

Im­pul­sa­mos la aper­tu­ra de una re­pre­sen­ta­ción diplomática per­ma­nen­te pa­ra aten­der no so­lo los asun­tos con­su­la­res, sino tam­bién las re­la­cio­nes con Bo­li­via y el in­ter­cam­bio co­mer­cial. Des­de ha­ce va­rios años, el pre­si­den­te Evo Mo­ra­les ha res­pal­da­do la de­man­da pa­les­ti­na. So­mos la co­mu­ni­dad ára­be más gran­de en el país. Des­pués es­tán los li­ba­ne­ses y los si­rios. Co­plac es par­te de la Or­ga­ni­za­ción pa­ra la Li­be­ra­ción de Pa­les­ti­na ( OLP) y de la Au­to­ri­dad Na­cio­nal Pa­les­ti­na (ANP), por lo que nues­tra or­ga­ni­za­ción se ha trans­for­ma­do en una em­ba­ja­da de bue­na fe del pue­blo pa­les­tino en Bo­li­via.

¿Cuál ha si­do el apo­yo del Go­bierno de Evo Mo­ra­les pa­ra es­te pro­pó­si­to?

El res­pal­do del Go­bierno bo­li­viano ha si­do muy am­plio en es­te sen­ti­do. Es­ta­mos bus­can­do que se abra una re­pre­sen­ta­ción diplomática pa­les­ti­na aquí y una re­pre­sen­ta­ción bo­li­via­na en Ra­ma- la, en Cis­jor­da­nia. Bo­li­via ya ha re­co­no­ci­do a Pa­les­ti­na como Es­ta­do so­be­rano. En Amé­ri­ca La­ti­na, Co­lom­bia, Mé­xi­co y Pa­na­má son los úni­cos paí­ses que no re­co­no­cie­ron a Pa­les­ti­na.

Los pa­les­ti­nos han ob­te­ni­do lo­gros di­plo­má­ti­cos im­por­tan­tes pa­ra su re­co­no­ci­mien­to como Es­ta­do. Es­ta­dos Uni­dos e Is­rael anun­cia­ron su re­ti­ro de la Unes­co por es­te aval otor­ga­do a los pa­les­ti­nos. ¿ Us­ted có­mo ve es­ta es­tra­te­gia?

Pa­les­ti­na es re­co­no­ci­da por gran par­te de los Es­ta­dos en el mun­do. Lo que aho­ra bus­ca­mos es que el mun­do conozca la ca­tás­tro­fe hu­ma­ni­ta­ria que en­fren­tan los pa­les­ti­nos pro­duc­to de la re­pre­sión is­rae­lí. Par­ti­cu­lar­men­te en Ga­za, que es la cár­cel abier­ta más gran­de del mun­do. Más de 700.000 per­so­nas vi­ven allí en un te­rri­to­rio muy pe­que­ño y no pue­den sa­lir li­bre­men­te por­que es­tán ro­dea­dos por Is­rael. Unes­co y la In­ter­pol ya han re­co­no­ci­do a Pa­les­ti­na como Es­ta­do miem­bro. La cau­sa pa­les­ti­na ha de­ja­do de ser un asun­to ex­clu­si­va­men­te ára­be, aho­ra se tra­ta de una cues­tión de hu­ma­ni­dad. Por eso le­van­ta­mos nues­tra voz pa­ra de­cir bas­ta, te­ne­mos de­re­cho a vi­vir bien como los otros pue­blos del mun­do.

Ha­mas y Fa­tah acor­da­ron re­cien­te­men­te una alian­za pa­ra ad­mi­nis­trar Cis­jor­da­nia y Ga­za. ¿ Qué im­pli­can­cia tie­ne es­te acuer­do?

Son dos fac­cio­nes muy im­por­tan­tes del pue­blo pa­les­tino que se di­vi­die­ron el te­rri­to­rio pa­ra su ad­mi­nis­tra­ción. Ha­mas, en Cis­jor­da­nia y Fa­tah, en Ga­za. Con es­ta tre­gua se uni­fi­ca to­da Pa­les­ti­na pa­ra ha­cer una lu­cha uni­fi­ca­da y fron­tal con­tra nues­tros enemi­gos. Am­bos ban­dos han ce­di­do sus fuer­zas y eso for­ta­le­ce a los pa­les­ti­nos.

¿Us­ted cree que con Do­nald Trump, la de­man­da pa­les­ti­na de es­ta­ble­cer un Es­ta­do so­be­rano es­tá más le­jos de rea­li­zar­se?

No po­de­mos ne­gar el po­der que tie­ne Es­ta­dos Uni­dos en es­te con­flic­to y Do­nald Trump, en par­ti­cu­lar. Pe­ro es­te ya no es so­lo Es­ta­dos Uni­dos. Gran par­te del mun­do se ha le­van­ta­do con­tra es­tas vo­ces que no quie­ren un Es­ta­do pa­les­tino. Trump no pue­de ir­se so­lo con­tra el mun­do. No pue­de de­cir, si yo no lo quie­ro, no se ha­ce. Vla­di­mir Pu­tin, de Ru­sia, ha res­pal­da­do la de­man­da pa­les­ti­na y así mu­chos go­bier­nos im­por­tan­tes en to­do el or­be. Incluso, en Is­rael, hay sec­to­res muy im­por­tan­tes que nos res­pal­dan.

¿Cuál es el ma­yor im­pe­di­men­to pa­ra lo­grar es­te ob­je­ti­vo geo­po­lí­ti­co?

El po­der eco­nó­mi­co que ejer­ce Is­rael en las ins­ti­tu­cio­nes in­ter­na­cio­na­les. Pa­les­ti­na es una zo­na es­tra­té­gi­ca pa­ra Orien­te Me­dio.

Así como re­cor­da­mos el Ho­lo­caus­to ju­dío, hay que re­cor­dar las ma­tan­zas de niños pa­les­ti­nos a ma­nos de Is­rael La ma­yo­ría de los paí­ses del mun­do ava­lan la de­man­da pa­les­ti­na por te­ner un Es­ta­do so­be­rano

FOTOS: FUAD LANDÍVAR

An­to­nio Ja­due re­mar­có la im­por­tan­cia que tie­ne el apo­yo de los paí­ses la­ti­noa­me­ri­ca­nos a la cau­sa pa­les­ti­na y el dra­ma de sus re­fu­gia­dos

La mí­ti­ca 'ku­fi­ya' que usa­ba Ya­ser Ara­fat y el ma­pa de Pa­les­ti­na

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.