LA VIUDITA Y EL DUEN­DE EN EL HA­LLO­WEEN CAM­BA

Se tra­ta de una ac­ti­vi­dad or­ga­ni­za­da por la Fe­de­ra­ción de Fra­ter­ni­da­des a par­tir de las 19:00. Se rea­li­za­rán obras de tea­tro, jue­gos y se dis­pon­drá de dos pahui­chis pa­ra con­tar los re­la­tos de an­ta­ño. Se­rá gra­tui­to y la po­bla­ción pue­de acu­dir con ves­ti­ment

El Deber - - PORTADA - Ra­fael Veliz rve­liz@el­de­ber.com.bo

Las fra­ter­ni­da­des re­vi­vi­rán le­yen­das re­gio­na­les es­ta no­che en la Man­za­na Uno. Ha­brá tea­tro y jue­gos po­pu­la­res.

En los días de su ju­ven­tud, di­ce Da­vid Mel­nik, mú­si­co y ac­tor con más de 30 años de vi­da cul­tu­ral, que se en­con­tró con el duen­de, un es­pec­tro con la apa­rien­cia de un ni­ño de seis o sie­te años, con el ros­tro ta­pa­do ca­si por com­ple­to por un enor­me som­bre­ro de pa­ja. Lo en­con­tró en las ori­llas del río Pi­raí, muy cer­ca de la ca­sa don­de na­ció, en el ba­rrio Am­bro­sio Vi­lla­rroel.

“Es­ta­ba por echar­me en mi es­te­ra (te­ji­do de jun­cos o pal­ma pa­ra cu­brir el sue­lo) cuan­do lo vi de reojo a unos pa­sos fren­te a mí. Me mo­ví más a la iz­quier­da co­mo quien mi­ra pa­ra otro la­do pe­ro su fi­gu­ra se­guía de­lan­te de mí”, di­jo.

El mú­si­co y com­po­si­tor Ga­briel Ri­ve­ro Ro­drí­guez re­cuer­da tam­bién una bre­ve apa­ri­ción de un ex­tra­ño bul­to os­cu­ro que se mo­vía, lo vio mien­tras apren­día a to­car la gui­ta­rra en el pa­tio de su ca­sa a la tem­pra­na edad de 13 años, y men­cio­na el te­mor y el res­pe­to que des­per­ta­ba la viudita en los mú­si­cos de la banda con la que sa­lía a dar se­re­na­tas.

“Di­ce que los jó­ve­nes ya no les tie­nen mie­do a los per­so­na­jes de an­ta­ño. En par­te por­que se han de­ja­do se­du­cir por las cos­tum­bres de oc­ci­den­te y en par­te por­que le te­men más a la in­se­gu­ri­dad de nues­tros días”, ex­pli­ca.

Am­bos ar­tis­tas for­man par­te de la es­cue­la de música y tea­tro de la Fe­de­ra­ción de Fra­ter­ni­da­des Cru­ce­ñas, que es­ta no­che a par­tir de las 19:00 en la Man­za­na Uno, in­vi­tan a la ce­le­bra­ción de mi­tos y le­yen­das del orien­te bo­li­viano, una ac­ti­vi­dad que tie­ne por ob­je­ti­vo re­va­lo­ri­zar su ri­que­za cul­tu­ral an­te las nue­vas ge­ne­ra­cio­nes.

El pre­si­den­te de la Fe­de­ra­ción de Fra­ter­ni­da­des Cru­ce­ñas, Ro­ber­to Jus­ti­niano, ex­pli­có que el ob­je­ti­vo es “con­tra­rres­tar” una mo­da de na­tu­ra­le­za co­mer­cial que se les “im­po­ne” a los cru­ce­ños, co­mo es Ha­llo­ween, que de acuer­do con la cos­tum­bre an­glo­sa­jo­na se ce­le­bra ca­da 31 de oc­tu­bre, a la vez de re­afir­mar la iden­ti­dad re­gio­nal en torno a los mi­tos y le­yen­das ur­ba­nas.

“Que­re­mos que los chi­cos co­noz­can la ri­que­za de es­tos re­la­tos. Que se­pan quién era el duen­de y por qué sim­ba­ba, que re­vi­van las ex­pe­rien­cias que sin­tie­ron sus pa­dres y sus abue­los”, in­di­có.

Jus­ti­niano des­ta­có que ha­brá cin­co ba­llets, obras tea­tra­les re­pre­sen­ta­das por chi­cos del co­le­gio Ma­ris­ta y por los que for­man par­te de la fe­de­ra­ción, y que tam­bién ha­brá dos pahui­chis, uno en el que se re­vi­vi­rán las vie­jas his­to­rias, y el otro que ser­vi­rá co­mo pri­sión de los cau­ti­vos de la viudita.

“Nues­tra me­ta es in­ter­ac­tuar con el pú­bli­co. Que­re­mos que los ni­ños va­yan y les va­mos a ha­cer dar una vuel­ta a la Man­za­na Uno. Va­mos a re­ga­lar al­fe­ñi­ques, pi­ru­los, ja­leas. Los que quie­ran ir dis­fra­za­dos pue­den ha­cer­lo, pe­ro que sea de per­so­na­jes del orien­te”, agre­gó.

Es la cuar­ta ver­sión de es­ta ce­le­bra­ción de los mi­tos cru­ce­ños, to­das las ac­ti­vi­da­des se­rán gra­tui­tas, a ex­cep­ción del Pahui­chi del Te­rror, que cos­ta­rá Bs 5. La ac­ti­vi­dad cuen­ta con el apo­yo del Go­bierno Mu­ni­ci­pal de San­ta Cruz.

Lo tra­di­cio­nal vs lo mo­derno

La re­li­gio­sa y di­rec­to­ra de la obra edu­ca­ti­va Jo­se­fi­na Bálsamo, Mi­cae­la Prin­ciot­to, cues­tio­nó la fes­ti­vi­dad de Ha­llo­ween por­que des­vir­túa fes­ti­vi­da­des re­li­gio­sas co­mo To­dos San­tos, que se ce­le­bra el 1 de no­viem­bre y por­que “re­la­ti­vi­za” las creen­cias.

“Es­ta­mos en un tiem­po de re­la­ti­vis­mo, en el que la gen­te ca­da vez cree me­nos en al­go y cre­cen ideo­lo­gías co­mo el ateís­mo. Al ce­le­brar (Ha­llo­ween) es­ta­mos im­pul­san­do el ale­ja­mien­to de Dios. Son ac­ti­vi­da­des que no nos per­te­ne­cen”, ase­gu­ró.

La re­li­gio­sa des­ve­ló la na­tu­ra­le­za co­mer­cial de “la no­che de los

JORGE UECHI

JORGE UECHI

PA­RA RE­AFIR­MAR IDEN­TI­DAD Las fra­ter­ni­da­des cru­ce­ñas in­vi­tan a la po­bla­ción a ves­tir­se de per­so­na­jes de los mi­tos cru­ce­ños LOS OR­GA­NI­ZA­DO­RES CREEN QUE LA CUL­TU­RA SI­GUE VI­GEN­TE PE­RO SE LA DE­BE AFIANZAR

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.