Adua­na na­cio­na­li­za el jet, pe­se al re­cla­mo de apo­de­ra­dos le­ga­les

La ope­ra­do­ra de la na­ve nom­bró un apo­de­ra­do le­gal que en mar­zo de es­te año en­vió una car­ta a la en­ti­dad pa­ra sa­ber el mo­ti­vo del pre­cin­ta­do. Es­to con­tra­di­ce la ver­sión ofi­cial de que na­die re­cla­mó el jet

El Deber - - Portada - Er­nes­to Estremadoiro F. er­nes­to.estremadoiro@el­de­ber.com.bo

Pro­ce­so. La Adua­na ar­gu­men­ta que en­tre enero y mar­zo de es­te año na­die in­ten­tó re­gu­la­ri­zar la si­tua­ción del jet de lu­jo que in­gre­só al país por Vi­ru Vi­ru, en 2017 Des­car­go. Un dipu­tado mos­tró con do­cu­men­tos có­mo re­pre­sen­tan­tes de Glo­bal Exec Avia­tion hicieron ges­tio­nes pa­ra tra­tar de re­cu­pe­rar el apa­ra­to y re­pa­rar­lo

El ca­so del avión de­co­mi­sa­do por la Adua­na la an­te­rior se­ma­na se transforma en una ‘pa­pa ca­lien­te’ pa­ra el Go­bierno. Ayer, la ad­mi­nis­tra­ción adua­ne­ra con­fir­mó la nacionalización del jet de lu­jo. La jus­ti­fi­ca­ción fue que en­tre enero y mar­zo de es­te año nin­gún re­pre­sen­tan­te se acer­có pa­ra re­gu­la­ri­zar la si­tua­ción de la na­ve.

Sin em­bar­go, unos do­cu­men­tos pre­sen­ta­dos por del dipu­tado opo­si­tor To­más Mo­nas­te­rio, fe­cha­dos en­tre el 21 y 27 de mar­zo de 2018, de­mues­tran que los re­pre­sen­tan­te le­ga­les del avión hicieron el re­cla­mo for­mal pa­ra re­cu­pe­rar­lo.

La na­ve, un Gulfs­tream GIII con ma­trí­cu­la N557JK, lle­gó al país se- gún re­gis­tro ofi­cial el 7 de abril de 2017. In­gre­só al ae­ro­puer­to de Vi­ru Vi­ru, su­pues­ta­men­te trans­por­ta­ba a mi­sio­ne­ros cris­tia­nos y lle­gó des­de Co­zu­mel (Mé­xi­co).

Se pre­veía que des­pe­ga­ría el 9 de abril, pe­ro no lo hi­zo por fa­llas de pre­su­ri­za­ción, se quedó por más de un año en el país.

En ese tiem­po la em­pre­sa, Glo­bal Exec Avia­tion, ope­ra­do­ra del jet pa­gó el per­noc­te a Aa­sa­na.

Pe­ro in­clu­so la in­ter­na­ción le­gal de es­ta na­ve, en pri­me­ra ins­tan­cia, fue ne­ga­da por las au­to­ri­da­des que ma­ne­ja­ron la te­sis de que el avión en­tró ile­gal­men­te al país.

In­clu­so un al­to fun­cio­na­rio del Es­ta­do di­jo que des­de el Go­bierno se rea­li­za­ría una de­nun­cia in­ter­na­cio­nal pa­ra sa­ber quié­nes eran sus pro­pie­ta­rios.

Pe­ro es­ta te­sis se de­rrum­bó con la apa­ri­ción de fac­tu­ras y do­cu­men­tos en los que fi­gu­ran los apo­de­ra­dos le­ga­les de la ae­ro­na­ve.

Car­tas com­pli­can al Es­ta­do

Pe­ro, ¿qué di­cen las car­tas en­via­das por los apo­de­ra­dos del avión a la au­to­ri­da­des na­cio­na­les?

La pri­me­ra fue en­via­da por Ramón C. Man­rí­quez, pre­si­den­te de Glo­bal Exec Avia­tion LLC, el 21 de

Lle­ga­da

Se­gún da­tos ofi­cia­les, la na­ve ate­rri­zó en el país el 7 de abril de 2017

mar­zo de 2018. En ella nom­bra co­mo apo­de­ra­do le­gal de la com­pa­ñía a Al­ber­to Sa­muel So­to de La Vía, pa­ra que se pue­da aper­so­nar an­te la Adua­na pa­ra re­gu­la­ri­zar la si­tua­ción de la na­ve.

Ade­más, con es­ta mi­si­va, la com­pa­ñía le da po­tes­tad a es­ta per­so­na pa­ra que “lle­ve a ca­bo to­das las ges­tio­nes ne­ce­sa­rias pa­ra el re­ti­ro de la ae­ro­na­ve (...) que se en­cuen­tra en el ae­ro­puer­to El Trom­pi­llo en calidad de pren­da adua­ne­ra”. El otro do­cu­men­to pre­sen­ta­do por Mo­nas­te­rio, es una car­ta que en­vía el re­pre­sen­tan­te le­gal Glo­bal Exec Avia­tion, en Bo­li­via, Al­ber­to Sa­muel So­to La Vía el 27 de mar­zo de es­te año, di­ri­gi­da al ad­mi­nis­tra­dor adua­ne­ro de Vi­ru Vi­ru, Je­sús Sal­va­dor Var­gas.

En la mis­ma, So­to ha­ce no­tar que téc­ni­cos de la firma a la que re­pre­sen­tan fue­ron im­pe­di­dos de rea­li­zar re­pa­ra­cio­nes en el in­te­rior de la na­ve por­que se en­con­tra­ba pre­cin­ta­da por la Adua­na.

Lue­go So­to cie­rra la car­ta pi­dien­do “res­pe­tuo­sa­men­te” el mo­ti­vo del pre­cin­ta­do de la na­ve.

“Si es que se ini­ció al­gún ti­po de pro­ce­sos (...) me ha­ga co­no­cer el nú­me­ro de ca­so, el es­ta­do en el que se en­cuen­tra y en don­de se tra­mi­tan los mis­mos”, di­ce el re­pre­sen­tan­te en la mi­si­va.

Y lue­go, sos­tie­ne que es­ta petición se ha­ce am­pa­ra­do en el de­re­cho a petición que es­tá con­sa­gra­do en el ar­tícu­lo 24 de la Cons­ti­tu­ción Política del Es­ta­do.

Pa­ra Mo­nas­te­rio, es­tos do­cu­men­tos de­mues­tran que la en­ti­dad adua­ne­ra miente y su­po to­do el tiem­po el nom­bre de los ti­tu­la­res de la ae­ro­na­ve.

“Se­gui­mos en la ló­gi­ca de men­tir­le a la po­bla­ción. Es­tos do­cu­men­tos es­tán en los ar­chi­vos y da­tos de la Adua­na”, pre­ci­só.

Cues­tio­nó que la en­ti­dad es­ta­tal afir­ma­ra que en­tre enero y mar­zo na­die se pre­sen­tó a re­cla­mar la ae­ro­na­ve. “En­ton­ces, de don­de sa­le es­te me­mo­rial al 27 de mar­zo y la petición que ha­ce el re­pre­sen­tan­te le­gal”, ma­ti­zó.

Por otro la­do, el le­gis­la­dor de­nun­ció que la Di­rec­ción Ge­ne­ral de Ae­ro­náu­ti­ca Ci­vil (DGAC) prohi­bió su in­gre­so al ae­ro­puer­to de El Trom­pi­llo pa­ra fis­ca­li­zar el jet lu­jo­so va­ra­do des­de abril de 2017.

“Hemos si­do informados que por ins­truc­ción ex­pre­sa y di­rec­ta de la DGAC no po­de­mos in­gre­sar al pre­dio”, de­nun­ció Mo­nas­te­rio, al sa­lir del des­pa­cho del je­fe de la ter­mi­nal área de San­ta Cruz.

No res­pon­de so­bre do­cu­men­tos

Se con­sul­tó a la Adua­na so­bre la apa­ri­ción de es­tos nue­vos do­cu­men­tos, pe­ro des­de la en­ti­dad evi­ta­ron res­pon­der la con­sul­ta.

Pe­ro ayer, en ho­ras de la ma­ña­na, el ge­ren­te de fis­ca­li­za­ción de la Adua­na Na­cio­nal de Bo­li­via (ANB), Jo­sé Bla­cud, se­ña­ló que el jet in­cau­ta­do en el ae­ro­puer­to El Trom­pi­llo ya fue na­cio­na­li­za-

do y que un pro­ce­so ini­cia­do por el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co des­pe­ja­rá las du­das so­bre su es­ta­día en el país.

“En el pro­ce­so, que es­tá en la Fis­ca­lía, ellos (los due­ños) tie­nen un pe­rio­do de in­ves­ti­ga­ción don­de se les ga­ran­ti­za el de­bi­do pro­ce­so y se­gu­ro han de­bi­do pre­sen­tar la documentación con la que cuen­tan y el fis­cal es el que re­suel­ve", ex­pli­có el per­so­ne­ro.

Pe­se a que des­de el Go­bierno dan por zan­ja­do el te­ma las in­te­rro­gan­tes si­guen en el ai­re.

¿Por qué un avión de es­tas ca­rac­te­rís­ti­cas lle­gó al país?, ¿A qué vino?, ¿Quié­nes son sus ver­da­de­ros due­ños?

Des­de el Go­bierno cen­tral la res­pues­ta se ha­ce es­pe­rar.

JOR­GE UECHI

MU­CHA TE­LA POR COR­TAR DES­DE LA OPO­SI­CIÓN AFIR­MAN QUE EL CA­SO ES­TÁ LLENO DE IRRE­GU­LA­RI­DA­DES Por ins­truc­ción de la DGAC, el par­la­men­ta­rio To­más Mo­nas­te­rio no in­gre­só a El Trom­pi­llo

El re­pre­sen­tan­te le­gal de la ae­ro­na­ve pre­sen­tó una car­ta a la Adua­na bo­li­via­na

La em­pre­sa Glo­bal Exec Avia­tion en­vió un po­der pa­ra tra­mi­tar sa­li­da de la na­ve

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.