La Fis­ca­lía no abrió una cau­sa por mis­te­rio­so jet

El Mi­nis­te­rio Pú­bli­co espera informe. EL DE­BER Di­gi­tal ve­ri­fi­có que los re­gis­tros pú­bli­cos de sus vue­los fue­ron eli­mi­na­dos

El Deber - - Tema Del Día Aeronave Incautada - E.Estremadoiro/M. Tri­go el­de­ber@el­de­ber.com.bo

Pe­se a que las au­to­ri­da­des es­ta­ta­les lo ha­bían anun­cia­do, el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co no ac­ti­vó nin­gu­na cau­sa por el mis­te­rio­so jet que in­cau­tó la an­te­rior se­ma­na la Adua­na Na­cio­nal. Por otro la­do, su ori­gen, por aho­ra, si­gue en el mis­te­rio, pe­ro EL DE­BER di­gi­tal co­rro­bo­ró que los re­gis­tros de vue­los pú­bli­cos in­ter­na­cio­na­les fue­ron bo­rra­dos.

Lue­go de que el avión fue­ra in­cau­ta­do, el mi­nis­tro de Go­bierno, Car­los Ro­me­ro, in­for­mó que la Fuer­za Es­pe­cial de Lu­cha Con­tra el Nar­co­trá­fi­co (Felcn) in­ves­ti­ga­ría el ori­gen de la na­ve.

Sin em­bar­go, a más de una se­ma­na de es­te he­cho des­de la Fis­ca­lía in­di­ca­ron que to­da­vía no se abrió una cau­sa ju­di­cial.

Freddy Guz­mán, coor­di­na­dor de la Fis­ca­lía de Sus­tan­cias Con­tro­la­das, di­jo que has­ta el mo­men­to ni la Felcn o la Adua­na hicieron lle­gar a es­te des­pa­cho un informe o de­nun­cia.

“No hay na­da, ade­más la Adua­na pa­re­ce que tie­ne con­trol so­bre ese avión. Ellos no pue­den ha­cer na­da sin nosotros, no ten­go nin­gún ca­so abier­to”, di­jo.

Afir­mó que ellos (la Fis­ca­lía) investigarán cuan­do to­do se ha­ga de ma­ne­ra for­mal.

Bo­rra­ron sus re­gis­tros

El equi­po de EL DE­BER Di­gi­tal pu­do cons­ta­tar que un con­tra­to de fi­dei­co­mi­so, en Es­ta­dos Uni­dos, es­con­de la iden­ti­dad de los due­ños del avión que lle­gó a Bo­li­via y fue in­cau­ta­do a fa­vor del Es­ta­do. Tam­bién pu­do cons­ta­tar que se eli­mi­na­ron los re­gis­tros pú­bli­cos de vue­lo.

Es­te jet, Gulfs­tream GIII con ma­trí­cu­la N557JK, es­tá re­gis­tra­do a nom­bre del Ban­co Fi­dei­co­mi­sa­rio de Utah des­de el año 2008, se­gún fi­gu­ra en la Ad­mi­nis­tra­ción Fe­de­ral de Avia­ción (FAA, por sus si­glas en in­glés). Pe­ro esa en­ti­dad no es la pro­pie­ta­ria del avión, lo tie­ne (jun­to a otros 1.600) en calidad de fi­dei­co­mi­so; es de­cir, que los ver­da­de­ros due­ños le en­tre­ga­ron el avión pa­ra que lo ad­mi­nis­tre y re­gis­tre a su nom­bre.

EL DE­BER Di­gi­tal con­tac­tó a un em­plea­do de es­te ban­co que no qui­so dar de­ta­lles del jet apa­re­ci­do en Bo­li­via y se re­mi­tió a la in­for­ma­ción pu­bli­ca­da en pá­gi­na web que di­ce que la prác­ti­ca es ha­bi­tual en­tre ex­tran­je­ros y so­cie­da­des li­mi­ta­das que so­li­ci­tan su ser­vi­cio por­que pue­den “no ca­li­fi­car pa­ra el re­gis­tro de la FAA”.

“El Ban­co de Utah per­mi­te a los ex­tran­je­ros ricos ob­te­ner le­gal­men­te re­gis­tros es­ta­dou­ni­den­ses pa­ra sus avio­nes a tiem­po que pro­te­ge sus iden­ti­da­des de la vis­ta pú- bli­ca”, se­ña­la una pu­bli­ca­ción del dia­rio New York Ti­mes.

Exis­ten una se­rie de pá­gi­nas web que re­gis­tran las ru­tas de los vue­los tras una ex­haus­ti­va bús­que­da no se lo­gró iden­ti­fi­car los lu­ga­res en los que es­tu­vo en­tre el 21 de agos­to de 2016 y el 7 de abril de 2017, cuan­do lle­gó a San­ta Cruz, su úl­ti­mo des­tino. Lo que sí se sabe es que es­tu­vo por Ca­na­dá, Es­ta­dos Uni­dos, Ho­lan­da, Cos­ta Ri­ca y la is­la San Mar­tín.

EL DE­BER

El avión aho­ra des­can­sa en El Trom­pi­llo, en sus ‘alas’ su­po al­ber­gar a su­per­es­tre­llas de la mú­si­ca

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.