LIZANY FUE DI­REC­TO­RA DE EL DE­BER POR UN DÍA

Lle­gó de Bue­na Vis­ta y vi­vió la jor­na­da pe­rio­dís­ti­ca. Apro­ve­chó pa­ra ha­cer es­cu­char su voz pi­dien­do más opor­tu­ni­da­des de ir a la uni­ver­si­dad pa­ra las ni­ñas de pro­vin­cia

El Deber - - Portada - Gi­na Jus­ti­niano gi­na.jus­ti­niano@el­de­ber.com.bo

A sus 15 años asu­mió el re­to en el Día de la Ni­ña. Aquí, jun­to con el di­rec­tor del Dia­rio Ma­yor, Pe­dro F. Ri­ve­ro.

Lizany Andry Es­pi­no­za (15) se con­vir­tió en di­rec­to­ra ge­ne­ral de EL DE­BER por una jor­na­da completa. Ce­le­bró el Día de la Ni­ña asu­mien­do el im­por­tan­te rol que le ce­dió Pe­dro Ri­ve­ro Jor­dán, cóm­pli­ce de una ini­cia­ti­va que pre­ten­de em­po­de­rar ca­da vez más a las ni­ñas y a las ado­les­cen­tes pa­ra ir cam­bian­do su reali­dad por otra más in­clu­si­va e igua­li­ta­ria.

La ni­ña se tras­la­dó des­de Ca­ran­da (Bue­na Vis­ta), par­ti­ci­pó de las reunio­nes de edi­to­res y acom­pa­ñó la jor­na­da pe­rio­dís­ti­ca en nues­tra redacción. Hi­ja de co­mer­cian­tes de fru­tas que via­jan por to­do el país, vi­ve ba­jo el cui­da­do de su tu­to­ra, su her­ma­na ma­yor de 22 años y ha apren­di­do so­bre sus de­re­chos, po­co a po­co se ha ido des­pren­dien­do de la ti­mi­dez y ha con­se­gui­do que su voz sua­ve se tor­ne más de­ter­mi­na­da y fir­me.

“Sen­ti­mos el com­pro­mi­so con es­ta cru­za­da de cons­truir so­cie­dad, es­ta es una de las tan­tas ac­cio­nes que es­ta­mos en­ca­ran­do y por se­gun­do año con­se­cu­ti­vo EL DE­BER abre las puer­tas a las ni­ñas pa­ra ha­cer­las par­tí­ci­pes, em­po­de­rar­las y con­se­guir que li­de­ren em­pre­sas y sien­tan esa igual­dad de de­re­chos”, ex­pli­có Ingrid Ri­ve­ro, di­rec­to­ra de re­la­cio­nes ins­ti­tu­cio­na­les.

Es­ta ca­sa pe­rio­dís­ti­ca apo­ya el mo­vi­mien­to de Plan In­ter­na­cio­nal que im­pul­sa de ma­ne­ra glo­bal a las ni­ñas. Gabriela Al­vis, re­pre­sen­tan­te de la ins­ti­tu­ción, ex­pli­có que des­de 2007 vie­nen desa­rro­llan­do el mo­vi­mien­to por ser ni­ñas.

A su turno, lo pri­me­ro que Lizany hi­zo fue trans­mi­tir su in­quie­tud so­bre la fal­ta de opor­tu­ni­da­des pa­ra las ni­ñas de las pro­vin­cias. “Sa­len ba­chi­lle­res y se aca­bó, cuan­do de­be­ría ha­ber un mun­do de po­si­bi­li­da­des, la­men­ta­ble­men­te hay as­pi­ra­cio­nes que se cor­tan. Es co­mún que ni­ñas y ado­les­cen­tes que­den em­ba­ra­za­das y es­to es al­go que no se de­be dar, más bien se de­be im­pul­sar que si­gan ade­lan­te por­que pue­den ser profesionales y as­pi­rar a te­ner una ca­rre­ra y a ser al­guien im­por­tan­te”.

Dan­za de ci­fras des­alen­ta­do­ras

“Des­de enero de 2016 has­ta sep­tiem­bre de 2018 en Bo­li­via 9.552 ni­ñas me­no­res de 14 años es­tu­vie­ron em­ba­ra­za­das, es­tos son da­tos del Sis­te­ma Nacional de In­for­ma­ción en Sa­lud del Mi­nis­te­rio de Sa­lud, el em­ba­ra­zo infantil es re­sul­ta­do de vio­len­cia se­xual”, ex­pre­só Ri­ve­ro.

Y a su vez, Al­vis re­ve­ló que se­gún la Ca­sa de la Mu­jer (ins­ti­tu­ción alia­da) es­te año se han da­do 2.635 ca­sos de vio­len­cia ma­chis­ta, de los cua­les 702 co­rres­pon­den a ac­tos con­tra ni­ñas.

“Por to­do eso es que Plan In­ter­na­cio­nal tra­ba­ja en em­po­de­rar a las ni­ñas y a las ado­les­cen­tes des­de la es­cue­la pa­ra que ha­ya re­pre­sen­ta­ción de las mu­je­res, que es­tas no so­la­men­te ocu­pen car­gos sino que los ejer­zan, pa­ra que ejer­ci­ten su li­de­raz­go y su de­re­cho a opi­nar, a de­ci­dir y a pe­dir”, sub­ra­yó Al­vis.

Es­te tra­ba­jo lo vie­nen ha­cien­do en escuelas y co­mu­ni­da­des con ac­cio­nes de ca­pa­ci­ta­ción, sen­si­bi­li­zan­do a au­to­ri­da­des co­mu­na­les y mu­ni­ci­pa­les, a pa­dres, a ma­dres, a pro­fe­so­res y a di­rec­to­res. “Es ne­ce­sa­rio lo­grar una in­ci­den­cia a ni­vel de­par­ta­men­tal y eso se con­si­gue a tra­vés de ac­cio­nes co­mo es­ta”, re­cal­có Al­vis, quien ce­le­bró que el go­ber­na­dor Ru­bén Cos­tas pre­sen­ta­ra la ley de de­cla­ra­to­ria del 11 de oc­tu­bre co­mo Día de la Ni­ña y Ado­les­cen­te por­que eso va a per­mi­tir re­co­no­cer, desa­rro­llar y ga­ran­ti­zar el ejer­ci­cio de los de­re­chos fun­da­men­ta­les de las ni­ñas pa­ra su de­sa­rro­llo in­te­gral.

“Con­tar con es­ta ley sig­ni­fi­ca que ya se pue­de ir asig­nan­do pre­su­pues­tos y re­cur­sos a ni­vel de­par­ta­men­tal. Ya fue da­do el pri­mer pa­so”, ce­le­bró.

Lizany no fue la úni­ca que cam­bió ro­les por un día, en si­mul­tá­neo en As­cen­sión de Gua­ra­yos hu­bo una ni­ña al­cal­de­sa y otras ocu­pa­ron los cu­ru­les de los con­ce­ja­les, lo pro­pio su­ce­dió tam­bién en El Torno.

Plan In­ter­na­cio­nal tra­ba­ja a es­ca­la mun­dial y en San­ta Cruz es­tá en Bue­na Vis­ta, Po­ron­go, Ca­be­zas, San Ja­vier, Gua­ra­yos y en el dis­tri­to 6. Lizany es el re­sul­ta­do de ese pro­ce­so en el que las ni­ñas co­no­cen y ejer­cen sus de­re­chos.

Por fal­ta de dinero Las ni­ñas quie­ren ser al­guien, pe­ro se de­rrum­ban sus sue­ños

Denuncia de Lizany Cues­ta más que las ni­ñas de las pro­vin­cias ac­ce­dan a una pro­fe­sión

FUAD LANDIVAR

FUAD LAN­DÍ­VAR

Lizany fue gra­ta­men­te sor­pren­di­da tras des­cu­brir los ros­tros fe­me­ni­nos de­trás de la no­ti­cia y com­pro­bar que ac­ce­den a pues­tos im­por­tan­tes

El go­ber­na­dor Ru­bén Cos­tas pro­mul­gó la ley en be­ne­fi­cio de ellas

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.