EN­TRE­VIS­TA / AN­DRÉS ZARATTI “Cul­tu­ra co­mo prio­ri­dad tie­ne que ver con vo­lun­tad po­lí­ti­ca”

La au­to­ri­dad es­tu­vo ayer en San­ta Cruz, in­vi­ta­da por el co­lec­ti­vo Re­si­lien­cia, pa­ra una reunión téc­ni­ca y un ta­ller, con mi­ras a la Ley Mu­ni­ci­pal de Cul­tu­ra cru­ce­ña

El Deber - - Escenas&cultura - Sil­va­na Vin­cen­ti

La Paz lle­va ven­ta­ja. Des­de ha­ce dos años es mu­ni­ci­pio pio­ne­ro en te­ner una Ley de Cul­tu­ras, la 265, que aun­que si­gue en re­gla­men­ta­ción, con­so­li­da la cul­tu­ra co­mo pi­lar del desa­rro­llo de la ciu­dad.

Con la mi­ra­da pues­ta en ese mo­de­lo, el co­lec­ti­vo Re­si­lien­cia in­vi­tó a An­drés Zaratti, se­cre­ta­rio de Cul­tu­ras de la Al­cal­día pa­ce­ña, a com­par­tir su ex­pe­rien­cia. La ci­ta fue en Ca­sa Melchor Pinto, con una no­to­ria asis­ten­cia de ac­to­res del mu­ni­ci­pio de San­ta Cruz, en­tre ellos la se­cre­ta­ria de Pla­ni­fi­ca­ción y Fi­nan­zas, San­dra Ve­lar­de.

Zaratti en­fa­ti­zó en la im­por­tan­cia, so­bre to­do, de la vo­lun­tad po­lí­ti­ca pa­ra lo­grar el co­me­ti­do de dar un buen por­cen­ta­je del POA, de dis­mi­nuir el én­fa­sis en cons­truc­cio­nes, de brin­dar con­di­cio­nes ade­cua­das sin per­pe­tuar la sub­ven­ción, pe­ro, so­bre to­do, de re­cor­dar que por en­ci­ma de los sec­to­res, el fin úl­ti­mo de las ges­tio­nes es el ciu­da­dano co­mo ac­tor cul­tu­ral. La au­to­ri­dad in­vi­tó a los in­vo­lu­cra­dos a apro­ve­char el mo­men­to de ten­sión en­tre ar­tis­tas y Al­cal­día co­mo una opor­tu­ni­dad pa­ra fa­vo­re­cer a la cul­tu­ra. ¿Có­mo ve la re­la­ción en­tre ar­tis­tas y mu­ni­ci­pio cru­ce­ño?

Al con­flic­to no hay que es­ca­par­le, más bien lo que su­ce­de ge­ne­ra po­si­bi­li­da­des pa­ra que San­ta Cruz se su­me al uni­ver­so de po­si­cio­nar lo cul­tu­ral con una ley muy es­pe­cí­fi­ca. Los go­bier­nos lo­ca­les de­ben ser los prin­ci­pa­les ac­to­res en es­te pro­ce­so, no es­pe­rar las nor­mas na­cio­na­les co­mo an­tes. So­cie­dad ci­vil y Es­ta­do se­pa­ra­dos pue­den ha­cer es­fuer­zos, pe­ro no tie­nen im­pac­to, hay que com­bi­nar mi­ra­das. En su ex­po­si­ción de­jó cla­ro que los mu­ni­ci­pios son ac­to­res,

no sub­ven­cio­na­do­res. Par­ti­mos del prin­ci­pio de co­par­ti­ci­pa­ción. Acos­tum­brar a al­guien a re­ci­bir di­ne­ro de ma­ne­ra con­ti­nua ge­ne­ra que cuan­do el Es­ta­do no ten­ga re­cur­sos el pro­yec­to se in­via­bi­li­ce; hay que apo­yar pro­yec­tos que ten­gan una con­ti­nui­dad por es­fuer­zos de los pro­pios ac­to­res, for­ta­le­cién- do­los con re­cur­sos, pe­ro no co­mo sus­ten­to prin­ci­pal. El Es­ta­do tie­ne que apo­yar la cul­tu­ra, pe­ro con equi­li­brios, con un gra­do de sos­te­ni­bi­li­dad. La sos­te­ni­bi­li­dad no so­lo vie­ne de los ges­to­res cul­tu­ra­les, tam­bién de las reglas e in­cen­ti­vos del Es­ta­do.

¿A los ar­tis­tas les cues­ta en­ten­der esa ló­gi­ca?

Es com­pli­ca­do, mu­chos ar­tis­tas ha­cen fes­ti­va­les de ma­ne­ra in­de­pen­dien­te, sin re­la­ción con en­ti­da­des pú­bli­cas, pe­ro en el ca­so de La Paz, la po­lí­ti­ca ha si­do apo­yar even­tos que ya te­nían tra­yec­to­ria. Siem­pre se pue­de ha­cer una pri­me­ra ver­sión de al­go, pe­ro la idea es pre­miar la sos­te­ni­bi­li­dad; ca­da vez es más com­pli­ca­do re­ci­bir otro ti­po de apo­yos de la coope­ra­ción, que ha dis­mi­nui­do mu­cho, o del em­pre­sa­ria­do. En la Ley de Cul­tu­ras bus­ca­mos ge­ne­rar in­cen­ti­vos pa­ra que el em­pre­sa­rio apues­te, no so­lo co­mo aus­pi­cio, sino co­mo in­ver­sión. La de­pen­den­cia es ma­la, el ar­tis­ta de­be te­ner un mar­co que im­pli­que cam­biar mu­chos de los con­cep­tos y tam­bién no­so­tros los pre­cep­tos que te­ne­mos de los ar­tis­tas.

Us­te­des apos­ta­ron por ha­cer del ciu­da­dano un ac­tor, no so­lo con­su­mi­dor cul­tu­ral

¿Có­mo se pue­de lle­gar a eso en San­ta Cruz?

Des­co­noz­co la her­me­néu­ti­ca cru­ce­ña, pe­ro ge­ne­rar una nor­ma sec­to­rial se­ría un error. Hay que te­ner una vi­sión más am­plia en es­ta pers­pec­ti­va de ver lo cul­tu­ral co­mo al­go que me­jo­ra las con­di­cio­nes de vi­da de los ciu­da­da­nos, ya sea apo­yan­do a los ar­tis­tas pa­ra que me­jo­ren, co­mo a tra­vés de otro ti­po de pro­yec­tos que em­po­de­ren al pro­pio ciu­da­dano. Ade­más es muy com­pli­ca­do en te­ma de de­fi­ni­cio­nes, no exis­ten en el país su­fi­cien­tes ins­ti­tu­cio­nes que den cer­ti­fi­ca­ción de for­ma­ción ar­tís­ti­ca pa­ra de­ter­mi­nar quién es o no ar­tis­ta.

¿La eco­no­mía lle­va por de­lan­te a la cul­tu­ra aquí?

Ca­da lu­gar tie­ne su pro­pia di­ná­mi­ca, San­ta Cruz tie­ne ven­ta­jas com­pa­ra­ti­vas por el desa­rro­llo eco­nó­mi­co, que im­pli­ca ma­yo­res re­cur­sos pa­ra in­ver­tir, que es una opor­tu­ni­dad de cam­biar las men­ta­li­da­des de ver lo cul­tu­ral, no co­mo gas­to. En un muy cor­to pla­zo San­ta Cruz po­dría te­ner ma­yor ven­ta­ja com­pa­ra­ti­va por­que tie­ne un sec­tor em­pre­sa­rial mu­cho más gran­de, si en­cuen­tra la im­por­tan­cia. Es­to pue­de avan­zar a pa­sos gi­gan­tes­cos en com­pa­ra­ción con no­so­tros. So­cie­da­des que in­vier­ten más en cul­tu­ra ne­ce­si­tan me­nos po­li­cías, son me­nos vio­len­tas, más to­le­ran­tes, pro­duc­ti­vas y fe­li­ces. El es­pec­tácu­lo nos da una mi­ra­da dis­tin­ta a la so­cie­dad, es un es­pe­jo, por eso las dic­ta­du­ras a los pri­me­ros que exi­lia­ban era a los ar­tis­tas.

¿Có­mo tran­si­tar en­tre un go­bierno que so­lo cons­tru­ye a otro que se sus­ten­ta en cul­tu­ra, co­mo Me­de­llín?

Esa es una in­tui­ción de las ca­be­zas, de ahí la im­por­tan­cia de la vo­lun­tad po­lí­ti­ca, es el al­cal­de quien de­ter­mi­na prio­ri­da­des, pe­ro tam­bién la vi­sión de in­cor­po­rar a gen­te, más allá de los pe­di­dos del sec­tor. En San­ta Cruz no se so­lu­cio­na­rá en un año, pe­ro es una po­ten­cia­li­dad pa­ra se­guir cons­tru­yen­do. En La Paz es­ta­mos ale­ja­dos de ni­ve­les co­mo Me­de­llín, pe­ro es­ta­mos en ca­mino; San­ta Cruz es­tá en­tran­do en ese ca­mino y lo aplau­di­mos, por eso he­mos asis­ti­do, no por es­tar a fa­vor de al­guien, sino por­que de es­tas con­di­cio­nes del con­flic­to sur­gen las so­lu­cio­nes.

¿Qué se­ría lo ade­cua­do a ni­vel del POA?

Dar un buen por­cen­ta­je, en La Paz es del 3,5 de re­cur­sos pro­pios, que equi­va­le al 2% del POA ge­ne­ral. Re­cor­de­mos que más del 50% del POA de La Paz equi­va­le a re­cur­sos pro­pios por­que no re­ci­bi­mos trans­fe­ren­cias por IDH co­mo San­ta Cruz. Par­ti­mos del do­cu­men­to Agen­da 21, que di­ce que hay que des­ti­nar el 1%. No es so­lo dar la pla­ta, sino dar la pla­ta pa­ra qué.

Luis Re­vi­lla es­tá asu­mien­do la pre­si­den­cia de Mer­co­ciu­da­des.

Él plan­teó co­mo li­nea­mien­to cen­tral de su pre­si­den­cia apos­tar por el te­ma cul­tu­ral co­mo pi­lar del desa­rro­llo. Des­de la Agen­da 21, ve­mos có­mo des­de lo cul­tu­ral apo­ya­mos sa­lud, me­dioam­bien­te, etc, y ese es el ca­mino que he­mos to­ma­do. Cuan­do uno se vuel­ve sec­to­rial se mi­ra el om­bli­go, la reali­dad te re­bal­sa.

Cuan­do uno se vuel­ve sec­to­rial se mi­ra el om­bli­go, la reali­dad te re­bal­sa”

JOR­GE UECHI

EX­PE­RIEN­CIA PA­CE­ÑA.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.