Los re­cur­sos de las re­gio­nes se re­du­cen a la mi­tad en ca­ja y ban­cos

Los go­bier­nos sub­na­cio­na­les es­tán gas­tan­do con­si­de­ra­ble­men­te sus re­cur­sos de ca­ja y ban­cos, que lle­ga­ron a unos Bs 15.000 mi­llo­nes en 2013 y que aho­ra se en­cuen­tran en al­re­de­dor de Bs 6.100 mi­llo­nes, un 58% me­nos

El Deber - Cuerpo B - - Portada - MI­GUEL ÁN­GEL MELENDRES ma­me­len­dres@yahoo.com

Me­nos li­qui­dez y pro­ba­ble dé­fi­cit. Esa es la si­tua­ción por la que es­tán pa­san­do las nue­ve go­ber­na­cio­nes y los 339 mu­ni­ci­pios del país, se­gún la Fun­da­ción Jubileo. Los re­cur­sos de ca­ja y ban­cos que lle­ga­ron a ca­si Bs 15.000 mi­llo­nes en 2013, aho­ra se en­cuen­tran en al­re­de­dor de Bs 6.100 mi­llo­nes; es de­cir, un 58% me­nos, por el uso de es­tos re­cur­sos ya que los in­gre­sos por el Im­pues­tos Di­rec­to a los Hi­dro­car­bu­ros (IDH) han ba­ja­do has­ta un 63% en la ma­yor par­te de las re­gio­nes del país.

“Con un au­ge de los pre­cios in­ter­na­cio­na­les, en Bo­li­via se han ido acu­mu­lan­do re­cur­sos de sal­dos en cuen­tas ban­ca­rias, de pre­su­pues­tos que no se lo­gra­ron eje­cu­tar has­ta 2013. Des­pués vino la caí­da de in­gre­sos. Dis­mi­nu­ye la ren­ta ex­trac­ti­va por IDH y las re­ga­lías que re­ci­ben los di­fe­ren­tes ni­ve­les de Go­bierno. Aho­ra te­ne­mos un con­tex­to dis­tin­to en el cual los in­gre­sos em­pie­zan a caer y, con es­to, los sal­dos en cuen­tas ban­ca­rias que se ha­bían acu­mu­la­do de ma­ne­ra sig­ni­fi­ca­ti­va em­pe­za­ron a re­du­cir­se”, in­di­có Re­né Mar­tí­nez, eco­no­mis­ta de la Fun­da­ción Jubileo, especialista en pre­su­pues­tos pú­bli­cos.

En un aná­li­sis del com­por­ta­mien­to de ca­ja y ban­cos de los go­bier­nos sub­na­cio­na­les, mos­tró que, en 2013, los mu­ni­ci­pios con­ta­ban con Bs 9.814 mi­llo­nes en sus cuen­tas, mien­tras que las go­ber­na­cio­nes te­nían Bs 5.140 mi­llo­nes.

Es­to, se­gún Mar­tí­nez, ex­pli­ca que hu­bo, has­ta ese año, un ‘aho­rro in­vo­lun­ta­rio’ que se ha­bía ge­ne­ra­do, ya sea por de­fi­cien­cias o por li­mi­ta­cio­nes en la eje­cu­ción pre­su­pues­ta­ria y los gran­des in­gre­sos que se iban in­cre­men­tan­do.

Pe­ro des­de 2014, los di­fe­ren­tes ni­ve­les de Go­bierno em­pie­zan a ha­cer uso de es­te aho­rro de sus sal­dos en cuen­tas ban­ca­rias y es así que em­pie­zan “a caer abrup­ta­men­te” los sal­dos en cuen­tas ban­ca­rias. A di­ciem­bre de 2016, el sal­do en mu­ni­ci­pios fue de Bs 4.827 mi­llo­nes y en go­ber­na­cio­nes, de Bs 1.348 mi­llo­nes.

“Ya no hay un pro­ble­ma de que no se lo­gra eje­cu­tar la to­ta­li­dad de los in­gre­sos co­mo su­ce­día an­tes. Los in­gre­sos han caí­do sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te y se es­tá

afron­tan­do una si­tua­ción de me­nor li­qui­dez y de dé­fi­cit. Go­ber­na­cio­nes y mu­ni­ci­pios es­tán re­du­cien­do sus gas­tos e in­ver­sio­nes, el di­ne­ro que me­ten a la eco­no­mía a tra­vés de gas­tos y la in­ver­sión se es­tá re­du­cien­do”, ar­gu­men­tó.

Caí­da de in­gre­sos

El ase­sor ge­ne­ral de la Go­ber­na­ción cru­ce­ña, Jo­sé Luis Pa­ra­da, ex­pli­có que, en la ac­tua­li­dad, se es­tá sin­tien­do la re­duc­ción de re­cur­sos por­que hay me­nos in­gre­sos en las go­ber­na­cio­nes, aun­que si­gue au­men­tan­do la trans­fe­ren­cia de com­pe­ten­cias a las go­ber­na­cio­nes ( co­mo la ad­mi­nis­tra­ción de hos­pi­ta­les de ter­cer ni­vel, tí­tu­los de ba­chilller, el pa­go de pre­dia­rios a las cár­ce­les, etc.).

“Aho­ra hay que re­cu­rrir a las ca­jas y ban­cos, y si an­tes se cu­bría has­ta 4 a 5 me­ses de fun­cio­na­mien­to, aho­ra se es­tá tra­ba­jan­do con mon­tos muy ba­jos. La dis­po­ni­bi­li­dad va a ser ca­da vez me­nor en to­das las cuen­tas de mu­ni­ci­pios, uni­ver­si­da­des y go­ber­na­cio­nes”, se­ña­ló.

La Go­ber­na­ción de San­ta Cruz, tie­ne da­tos de que la ba­ja de in­gre­sos en­tre 2013 y 2017 es de un 63% en el pre­su­pues­to, lo que obli­ga a to­das las ins­ti­tu­cio­nes a ha­cer una re­in­ge­nie­ría en los pre­su­pues­tos y re­di­men­sio­nar sus gas­tos.

Apor­te a la li­qui­dez

Ya en ma­yo de es­te año, an­te la caí­da de la li­qui­dez en la eco­no­mía, el Ban­co Cen­tral de Bo­li­via (BCB) de­ter­mi­nó re­du­cir en 10 pun­tos el en­ca­je le­gal pa­ra la mo­ne­da ex­tran­je­ra y en un punto pa­ra la mo­ne­da na­cio­nal, ade­más de la re­den­ción de va­lo­res, co­mo me­di­das pa­ra in­yec­tar a la eco­no­mía na­cio­nal Bs 4.000 mi­llo­nes.

Des­ace­le­ra­ción

La Cá­ma­ra Na­cio­nal de In­dus­trias (CNI) con­fir­mó que es evi­den­te la des­ace­le­ra­ción eco­nó­mi­ca en el país, aun­que con­fía aún en un cre­ci­mien­to a fi­nes del pre­sen­te año.

“Nues­tra eco­no­mía es­tá en ra­len­ti­za­ción, lo que no quie­re de­cir que no es­ta­mos cre­cien­do, pe­ro a un rit­mo me­nor a lo que su­ce­día en años an­te­rio­res. To­do el mun­do sien­te esa ra­len­ti­za­ción, por una se­rie de ín­di­ces eco­nó­mi­cos que se es­tán dan­do”, ma­ni­fes­tó Ho­ra­cio Vi­lle­gas, pre­si­den­te de la CNI.

El vi­ce­pre­si­den­te Ál­va­ro Gar­cía Li­ne­ra ha anun­cia­do que Bo­li­via con­ti­nua­rá con su po­lí­ti­ca eco­nó­mi­ca de ti­po he­te­ro­do­xo con el que con­fía man­te­ner el cre­ci­mien­to. “En lo que nos con­vie­ne, va­mos a uti­li­zar el mer­ca­do o las re­glas pro­tec­cio­nis­tas”, ma­ni­fes­tó y plan­teó mi­rar ha­cia afue­ra y ex­por­tar.

HER­NÁN VIRGO

La des­ace­le­ra­ción eco­nó­mi­ca la sien­ten tam­bién los em­pre­sa­rios, aun­que guar­dan cier­tas es­pe­ran­zas

Se acon­se­ja dar me­jo­res con­di­cio­nes al sec­tor pri­va­do pa­ra que coad­yu­ve en una di­na­mi­za­ción de la eco­no­mía con la in­ver­sión pri­va­da

La in­ver­sión en las em­pre­sas pú­bli­cas aún no se ha im­pul­sa­do en los pri­me­ros me­ses del año. Se es­pe­ra un me­jor desem­pe­ño en 2017

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.