El rol del gas na­tu­ral en un pla­ne­ta eléc­tri­co

El Deber - Cuerpo B - - Economía - Al­va­ro Ríos Ro­ca SO­CIO DIRECTOR DE GAS ENERGY

Re­cien­te­men­te par­ti­ci­pa­mos de un im­por­tan­te even­to de ener­gía en Pa­na­má, con el ob­je­ti­vo de vi­sua­li­zar las im­pli­can­cias de la pron­ta lle­ga­da del gas na­tu­ral (GNL) a es­te país y Cen­tro Ame­ri­ca. Los me­nos ar­gu­men­ta­ban que era muy tar­de, pe­ro la reali­dad nos de­mues­tra lo con­tra­rio. El gas na­tu­ral se­rá el ener­gé­ti­co de tran­si­ción del si­glo XXI. Ana­li­ce­mos por qué.

El pla­ne­ta se es­tá pre­pa­ran­do pa­ra gi­rar muy de­ci­si­va­men­te a fun­cio­nar en ba­se a elec­tri­ci­dad, con ener­gía hi­dráu­li­ca, so­lar y eó­li­ca, con ba­te­rías de al­ma­ce­na­mien­to de res­pal­do y con re­des in­te­li­gen­tes más ro­bus­tas, efi­cien­tes y di­ná­mi­cas, que se­rán dis­rup­to­res y com­ple­men­tos pa­ra ir de­jan­do atrás com­bus­ti­bles fó­si­les co­mo el car­bón en la ge­ne­ra­ción eléc­tri­ca y los de­ri­va­dos del pe­tró­leo en el seg­men­to trans­por­te.

In­gla­te­rra y Fran­cia han anun­cia­do que no po­drán cir­cu­lar vehícu­los con de­ri­va­dos del pe­tró­leo des­pués del 2040.

Ca­li­for­nia, a de­cir, la cuar­ta eco­no­mía mun­dial, con su sis­te­ma de cré­di­tos e in­cen­ti­vos, aca­ba de apro­bar otro fon­do de 3 bi­llo­nes de dó­la­res pa­ra que ciu­da­da­nos de es­ca­sos re­cur­sos pue­dan ad­qui­rir vehícu­los eléc­tri­cos y fo­men­tar más es­ta­cio­nes de car­ga en to­do el Es­ta­do. Chi­na, el país que más de­man­da vehícu­los es­tá ana­li­zan­do una se­rie de me­di­das pa­ra ace­le­rar la en­tra­da de vehícu­los eléc­tri­cos. Va­rios otros paí­ses es­tu­dian po­lí­ti­cas pú­bli­cas en es­te mis­mo sen­ti­do.

Con es­tas me­di­das, a los fa­bri­can­tes de au­to­mó­vi­les no les que­da más que in­ver­tir in­gen­tes can­ti­dad de re­cur­sos eco­nó­mi­cos en in­ves­ti­ga­ción tec­no­ló­gi­ca pa­ra ba­jar cos­tos y su­bir efi­cien­cia en los ren­di­mien­tos de los fu­tu­ros vehícu­los eléc­tri­cos. To­do in­di­ca que ese es el de­rro­te­ro por aho­ra y que ca­mi­na­mos ha­cia el prin­ci­pio del fi­nal de la era del pe­tró­leo.

La pre­gun­ta que sur­ge in­me­dia­ta­men­te es ¿de dón­de sal­drá la ofer­ta eléc­tri­ca ne­ce­sa­ria pa­ra aten­der las ne­ce­si­da­des de cre­ci­mien­to de ge­ne­ra­ción tra­di­cio­nal y aho­ra pa­ra el seg­men­to vehi­cu­lar?. Es muy cier­to que las ener­gías re­no­va­bles con sus efi­cien­cias y el aco­pla­mien­to de ba­te­rías de al­ma­ce­na­mien­to y re­des in­te­li­gen­tes son una par­te de la so­lu­ción de la ofer­ta eléc­tri­ca ne­ce­sa­ria, pe­ro el gas na­tu­ral cum­pli­rá un rol fun­da­men­tal en es­ta tran­si­ción. El gas na­tu­ral es abun­dan­te. Exis­ten re­ser­vas pro­ba­das mun­dia­les cer­ca­nas a los 6.055 Tri­llo­nes del Pies Cú­bi­cos (TPC) que al­can­zan pa­ra 54 años. Si agre­ga­mos que hay re­cur­sos téc­ni­ca­men­te re­cu­pe­ra­bles de sha­le gas cer­ca­nos a los 7.300 TPC exis­te gas na­tu­ral pa­ra 110 años y hay mu­cho por des­cu­brir y des­tra­bar. De los com­bus­ti­bles fó­si­les que con­su­mi­mos (car­bón, pe­tró­leo y gas na­tu­ral) el gas con­tri­bu­ye y emi­te mu­cho me­nos CO2 en la com­bus­tión y es una so­lu­ción pa­ra la des­car­bo­ni­za­ción del pla­ne­ta tie­rra y pa­ra los acuer­dos lo­gra­dos en Pa­rís en ma­te­ria cli­má­ti­ca. El gas es tre­men­da­men­te efi­cien­te pa­ra ge­ne­rar ener­gía eléc­tri­ca en plan­tas de ci­clo com­bi­na­do, lle­gan­do a re­cu­pe­rar­se cer­ca del 65 a 70% de la ener­gía que se in­yec­ta. Es­tas plan­tas de ci­clo com­bi­na­do son ade­más ex­tre­ma­da­men­te com­pe­ti­ti­vas en in­ver­sión ini­cial, en sus cos­tos de ope­ra­ción y son muy fle­xi­bles pa­ra apo­yar a res­pal­dar a ener­gías re­no­va­bles in­ter­mi­ten­tes co­mo agua, eó­li­ca y so­lar.

Exis­te una ro­bus­ta in­fra­es­truc­tu­ra desa­rro­lla­da pa­ra trans­por­tar y co­mer­cia­li­zar gas na­tu­ral por ga­so­duc­tos y tam­bién por GNL. El nú­me­ro de paí­ses que uti­li­za GNL se ha in­cre­men­ta­do no­ta­ble­men­te en los pa­sa­dos tres años. La nue­va ofer­ta de GNL de Ca­tar, Aus­tra­lia y más re­cien­te­men­te de Es­ta­dos Uni­dos es­tá per­mi­tien­do ma­yor fle­xi­bi­li­dad en el su­mi­nis­tro, go­zar de pre­cios mu­cho más com­pe­ti­ti­vos y nue­vos mar­ca­do­res de pre­cio me­jo­ran­do las con­di­cio­nes de com­pe­ti­ti­vi­dad pa­ra el gas na­tu­ral. El GNL ya ate­rri­za en una se­rie de paí­ses que no cum­plen los de­no­mi­na­dos ‘in­vest­ment gra­de’ y que eran un man­da­to en es­ta in­dus­tria has­ta ha­ce muy po­co.

Fi­nal­men­te, del even­to en Pa­na­má que­dó muy cla­ro que los vehícu­los li­via­nos del fu­tu­ro po­drán ser en gran par­te eléc­tri­cos. Em­pe­ro, el trans­por­te pe­sa­do y ma­qui­na­ria pe­sa­da ten­drán al mi­ni GNL co­mo una fuen­te al­ter­na­ti­va efi­cien­te y con gran au­to­no­mía en el su­mi­nis­tro. De la mis­ma ma­ne­ra na­die vi­sua­li­za bar­cos y trans­atlán­ti­cos eléc­tri­cos, sino los mis­mos fun­cio­nan­do con GNL en el fu­tu­ro.

Por lo ano­ta­do, el gas na­tu­ral y el GNL tie­nen un pro­mi­so­rio rol que cum­plir en la tran­si­ción a un pla­ne­ta más eléc­tri­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.