EN LA TOR­MEN­TA.

El Deber2 - - Mundo -

El ca­so de Ca­ta­lu­ña, que re­pre­sen­ta ca­si una quin­ta par­te de la ri­que­za na­cio­nal, ha si­do el más po­lé­mi­co, en es­pe­cial des­de que la úl­ti­ma re­for­ma del "Es­ta­tut" (la "cons­ti­tu­ción" de esa Co­mu­ni­dad Au­tó­no­ma) fue­ra re­cor­ta­da en 2010, cua­tro años de en­trar en vi­gor, por el Cons­ti­tu­cio­nal, tras un re­cur­so del Par­ti­do Po­pu­lar (PP).

Los jue­ces con­si­de­ra­ron que las dis­po­si­cio­nes del nue­vo Es­ta­tut so­bre jus­ti­cia y fi­nan­cia­ción re­que­rían una re­for­ma pre­via de la Cons­ti­tu­ción.

Vis­to co­mo un agra­vio pro­fun­do por los na­cio­na­lis­tas mo­de­ra­dos, su de­ri­va ha­cia po­si­cio­nes in­de­pen­den­tis­tas se con­fir­ma in­me­dia­ta­men­te des­pués, ha­cia 2011, a raíz de la gra­ve cri­sis eco­nó­mi­ca que sa­cu­di­ría al país.

Los se­ce­sio­nis­tas tras­la­dan con éxi­to la idea de que las apor­ta­cio­nes ca­ta­la­nas a la fi­nan­cia­ción del Es­ta­do cen­tral eran des­pro­por­cio­na­das.

El pul­so no ha ce­sa­do des­de en­ton­ces y el do­min­go 1, el go­bierno ca­ta­lán, for­ma­do por in­de­pen­den­tis­tas de de­re­cha e iz­quier­da, ob­tu­vo enor­me le­gi­ti­mi­dad pa­ra su plan me­dian­te un re­fe­rén­dum sin las de­bi­das ga­ran­tías. Nin­gu­na voz in­ter­na­cio­nal se ha al­za­do a fa­vor de una Ca­ta­lu­ña in­de­pen­dien­te, pe­ro las imá­ge­nes de los en­fren­ta­mien­tos en­tre an­ti­dis­tur­bios que acu­die­ron a ce­rrar los co­le­gios y los que se opo­nían a ello han da­do a la dispu­ta una pro­yec­ción in­ter­na­cio­nal in­du­da­ble.

El pre­si­den­te ca­ta­lán, Car­les Puig­de­mont, pi­dió la "me­dia­ción in­ter­na­cio­nal" y a la UE que "de­je de mi­rar ha­cia otro la­do", por­que es­tas "vio­la­cio­nes", a su jui­cio, de la Car­ta eu­ro­pea de de­re­chos fun­da­men­ta­les ya no son so­lo un asun­to in­terno, sino "eu­ro­peo", di­jo.

La Co­mi­sión Eu­ro­pea res­pal­dó el "or­den cons­ti­tu­cio­nal" en Es­pa­ña, pues son "tiem­pos pa­ra la uni­dad y la es­ta­bi­li­dad, no pa­ra la di­vi­sión y la frag­men­ta­ción".

Puig­de­mont pla­nea tras­la­dar en los pró­xi­mos días al par­la­men­to re­gio­nal los re­sul­ta­dos de la con­sul­ta ile­gal pa­ra po­ner en mar­cha una de­cla­ra­ción de in­de­pen­den­cia uni­la­te­ral, mien­tras la opo­si­ción pi­de in­sis­ten­te­men­te que con­vo­que elec­cio­nes re­gio­na­les an­ti­ci­pa­das o in­ten­te ne­go­ciar con el Go­bierno cen­tral.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.