Hi­dro­car­bu­ros, mu­chas co­sas por ha­cer en tiem­pos di­fí­ci­les

Energy Press - - ANÁLISIS - Al­fre­do Saavedra Serrano Ge­ren­te Ge­ne­ral INE­GAS

La ta­rea es qué ha­cer. No bas­ta con ana­li­zar, re­unir­se y plan­tear­se ta­reas que no se plas­men en reali­dad, prin­ci­pal­men­te en el cor­to pla­zo, o acu­dir a las tra­di­cio­na­les me­di­das que re­sul­tan có­mo­das y me­di­bles en lo in­me­dia­to; pe­ro que re­per­cu­ten en al­tos cos­tos en el me­diano y lar­go pla­zo.

Por ejem­plo: re­du­cir las plan­tas ad­mi­nis­tra­ti­vas y ope­ra­ti­vas pa­ra dis­mi­nuir el cos­to de las pla­ni­llas. Su­po­nién­do­se que se es­ta­ba tra­ba­jan­do con re­tor­nos mar­gi­na­les de­cre­cien­tes, que ha­ce a una ad­mi­nis­tra­ción in­efi­cien­te. Es de­cir, co­mo es­ta­mos tra­ba­jan­do con ex­ce­so de per­so­nal, re­duz­ca­mos pa­ra dis­mi­nuir la pla­ni­lla. En mu­chos ca­sos sin vi­sua­li­zar la pro­duc­ti­vi­dad, la in­no­va­ción, la di­ver­si­fi­ca­ción, que re­per­cu­te en al­tos cos­tos fu­tu­ros.

En la es­truc­tu­ra pre­su­pues­ta­ria, se re­cu­rre a re­du­cir par­ti­das que con­si­de­ran de­más o in­ne­ce­sa­rias. Por ejem­plo: Ca­pa­ci­ta­ción o for­ma­ción de re­cur­sos hu­ma­nos. Otro error ga­rra­fal, por­que el avan­ce de la cien­cia y la tec­no­lo­gía obli­ga a ac­tua­li­zar co­no­ci­mien­tos, no só­lo pa­ra com­pe­tir en con­di­cio­nes igua­les, sino y prin­ci­pal­men­te pa­ra re­du­cir cos­tos y, ade­más, por­que el ta­len­to hu­mano es el re­cur­so más va­lio­so con que cuen­tan las em­pre­sas.

Re­du­cir o eli­mi­nar las in­ver­sio­nes, co­mo si esa ac­ti­vi­dad fue­ra de re­sul­ta­dos in­me­dia­tos. Al con­tra­rio en ca­si to­dos los ru­bros y con ma­yor pre­pon­de­ran­cia en el de hi­dro­car­bu­ros su pers­pec­ti­va es de lar­go pla­zo. Y, otra vez di­ver­si­fi­ca­ción de ru­bros es lo acon­se­ja­ble. To­do por no ade­cuar­se al con­cep­to de re­si­lien­cia, que no es na­da más que un pro­ce­so in­te­gral y di­ná­mi­co que per­mi­te adap­tar­se a cir­cuns­tan­cias ad­ver­sas.

YPFB anun­cia una in­ver­sión su­pe­rior a los $us 12 mil mi­llo­nes has­ta el 2020, pa­ra tri­pli­car las re­ser­vas que lle­ga­rían a 30 TCFS, que se destinarían no só­lo a la ex­por­ta­ción sino a la di­ver­si­fi­ca­ción en ener­gía que re­pre­sen­ta un va­lor agre­ga­do im­por­tan­te.

En ple­na cri­sis de pre­cios del cru­do es un ries­go. Cla­ro que es. Qué in­ver­sión no tie­ne ries­gos, y el co­mien­zo de la era de la in­dus­tria­li­za­ción del gas y otras ma­te­rias pri­mas que se cons­ti­tui­rán en el sos­tén de la eco­no­mía bo­li­via­na. Si se cum­plen los pla­nes el país no su­fri­rá la cri­sis.

Que de­be ir acom­pa­ña­do de po­lí­ti­cas que res­pal­den y mi­ni­mi­cen los ries­gos es un im­pe­ra­ti­vo. La se­gu­ri­dad ju­rí­di­ca pa­ra atraer in­ver­sio­nes ex­tran­je­ras, re­glas cla­ras en ope­ra­cio­nes y ma­ne­jos, po­lí­ti­cas de in­cen­ti­vos atrac­ti­vos y un plan de desa­rro­llo in­te­gral. El fun­cio­na­mien­to del ar­bi­tra­je ener­gé­ti­co, que es una he­rra­mien­ta efi­caz pa­ra la re­so­lu­ción de con­tro­ver­sias, se cons­ti­tu­ye en un atrac­ti­vo más pa­ra las in­ver­sio­nes de las em­pre­sas ex­tran­je­ras, que ade­más es una he­rra­mien­ta ex­tra­ju­di­cial con me­jo­res re­sul­ta­dos, más con­ci­lia­do­ra y jus­ta.

A ello se de­be su­mar la se­pa­ra­ción de pre­cios del cru­do con el GNL, que ac­tual­men­te se en­cuen­tra in­de­xa­do y que ge­ne­ró una bre­cha con los pre­cios spot. La pro­duc­ción de pe­tró­leo en Bo­li­via só­lo cu­bre par­te del mer­ca­do in­terno, aun­que se in­cre­men­tó en el úl­ti­mo pe­rio­do no al­can­za pa­ra la ex­por­ta­ción. Sin em­bar­go, el GNL que se pro­du­ce ac­tual­men­te en 11 tri­llo­nes de pies cú­bi­cos per­mi­te ex­por­tar y equi­li­brar la ba­lan­za de pa­gos.

Hay in­ver­sio­nes que no siem­pre tie­nen re­tor­nos ren­ta­bles o son fa­lli­dos, co­mo el ca­so del nor­te de La Paz, don­de se en­con­tró pe­tró­leo pe­ro en can­ti­da­des no jus­ti­fi­ca­das eco­nó­mi­ca­men­te.

Pa­re­ce que el su­fri­mien­to de unos y la ago­nía de otros es­tá por con­cluir. Los in­di­ca­do­res se­ña­lan que a pe­sar de man­te­ner­se el ex­ce­so de ofer­ta la fluc­tua­ción en pro­me­dio no irá a ba­jar los $us 40 por ba­rril, que es un pre­cio so­por­ta­ble, aun­que los re­cur­sos de sha­le oil se­gui­rán in­cre­men­tan­do

Los in­di­ca­do­res se­ña­lan que a pe­sar de man­te­ner­se el ex­ce­so de ofer­ta la fluc­tua­ción en pro­me­dio no irá a ba­jar los $us 40 por ba­rril.

No bas­ta con ana­li­zar, re­unir­se y plan­tear­se ta­reas que no se plas­men en reali­dad, prin­ci­pal­men­te en el cor­to pla­zo.

su pro­duc­ción no so­lo en Es­ta­dos Uni­dos, sino tam­bién en Ca­na­dá e in­clu­so en Ar­gen­ti­na con Va­ca Muer­ta. Sin em­bar­go, el gas ba­ra­to tam­bién ge­ne­ró de­man­da y abrió nue­vos mer­ca­dos, por­que lle­gó a com­pe­tir con re­no­va­bles y el car­bón.

Hay mu­chas co­sas por ha­cer en tiem­pos di­fí­ci­les, ese es el reto.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.