El gas na­tu­ral y las ener­gías re­no­va­bles

Pal Ras­mus­sen, de la IGU, ha­bla so­bre las ne­ce­si­da­des ener­gé­ti­cas glo­ba­les.

Energy Press - - PORTADA - energy Press re­dac­ción cen­tral

¿Có­mo ve el fu­tu­ro del gas con la ac­tual co­yun­tu­ra de pre­cios ba­jos? Mu­chos di­cen que es­te ener­gé­ti­co tie­ne un gran fu­tu­ro.

Bueno, en pri­mer lu­gar, siem­pre es difícil efec­tuar pre­sun­cio­nes so­bre el fu­tu­ro. Hay mu­chos ele­men­tos a to­mar en cuen­ta. Por ejem­plo, don­de quie­ra que uno va­ya es­cu­cha que el con­su­mo ener­gé­ti­co mun­dial se in­cre­men­ta­rá. Mu­chos es­ti­man que di­cho in­cre­men­to bor­dea­rá un 35% pa­ra el año 2040, y ese es el pri­mer fac­tor a to­mar en cuen­ta.

A eso hay que su­mar el com­pro­mi­so asu­mi­do por 177 paí­ses en di­ciem­bre del año pa­sa­do en Pa­rís, du­ran­te la COP 21, cuan­do se rea­li­za­ron fuer­tes exi­gen­cias pa­ra efec­tuar enor­mes cam­bios en el mix ener­gé­ti­co glo­bal. Y si quie­res ser ca­paz de com­bi­nar ese in­cre­men­to en el re­que­ri­mien­to de ener­gía mun­dial con las am­bi­cio­sas me­tas fi­ja­das en Pa­ris, ne­ce­si­tas au­men­tar aque­llas fuen­tes ener­gé­ti­cas que pue­den con­tri­buir a las so­lu­cio­nes que sean sos­te­ni­bles en el lar­go pla­zo.

Creo que lo que ve­re­mos, tal co­mo mu­chas pis­tas lo in­di­can, es que ha­brá un in­cre­men­to en re­no­va­bles co­mo tam­bién en gas na­tu­ral. He ahí al­guno de los atri­bu­tos po­si­ti­vos del gas. Por tan­to, otras fuen­tes ener­gé­ti­cas co­men­za­rán a de­cre­cer, co­mo el car­bón, y tam­bién en me­nor pro­por­ción y a lo lar­go del tiem­po lo ha­rá el pe­tró­leo, si es que se to­ma en cuen­ta la pers­pec­ti­va glo­bal.

¿Cuá­les son las ra­zo­nes pa­ra el in­cre­men­to en el con­su­mo ener­gé­ti­co?

Hay mu­chas ra­zo­nes. Co­men­ce­mos con el au­men­to de la po­bla­ción mun­dial, lo que con­lle­va un au­men­to en la ur­ba­ni­za­ción del pla­ne­ta. La Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de la Sa­lud ha in­di­ca­do que pa­sa­re­mos de un 50% de po­bla­ción asen­ta­da en áreas ur­ba­nas, a un 70%. Y el úl­ti­mo fac­tor que in­di­ca que ha­brá un in­cre­men­to en el con­su­mo ener­gé­ti­co se­rá el he­cho de que 1.300 mi­llo­nes de per­so­nas en el glo­bo aún no tie­nen ac­ce­so a ener­gía. Y en esa lí­nea, es un pro­pó­si­to de las Na­cio­nes Uni­das ase­gu­rar que to­da esa gen­te ten­ga ac­ce­so a la ener­gía en el fu­tu­ro.

Sé que en Su­da­mé­ri­ca hay al­re­de­dor de 20 mi­llo­nes de per­so­nas sin ac­ce­so a ener­gía, pe­ro si va­mos a Áfri­ca, allí exis­ten en­tre 700 y 800 mi­llo­nes de per­so­nas en es­ta con­di­ción. Es­ta es la ra­zón por la que el con­su­mo de ener­gía irá en au­men­to.

¿Cuá­les se­rán las re­gio­nes que im­pul­sa­rán el in­cre­men-

to en el con­su­mo ener­gé­ti­co mun­dial?

Las eco­no­mías emer­gen­tes. Ha­bla­mos de Chi­na, In­dia y del con­ti­nen­te afri­cano. De acuer­do con las pro­yec­cio­nes, los paí­ses de la OCDE ten­drán un cre­ci­mien­to más pe­que­ño.

¿Qué pa­sa­rá con re­gio­nes co­mo Eu­ro­pa, tra­di­cio­nal­men­te fuer­tes con­su­mi­do­res de ener­gía?

Con­si­de­ro que po­si­ble­men­te in­cre­men­ta­rán su con­su­mo un po­co más, pe­ro no en la pro­por­ción de las eco­no­mías emer­gen­tes. Si ve­mos In­dia, por ejem­plo, exis­te un fuer­te cre­ci­mien­to a ni­vel in­dus­trial, al igual que en Chi­na, ade­más de con­tar con una enor­me can­ti­dad de ha­bi­tan­tes que no tie­nen ac­ce­so a la ener­gía. En la ac­tua­li­dad In­dia tie­ne un im­por­tan­te pro­gra­ma pa­ra que to­das las po­bla­cio­nes en el país ten­gan ac­ce­so ade­cua­do a la ener­gía eléctrica.

Po­nien­do la miranda en es­ta par­te del mun­do ¿Qué opor­tu­ni­da­des tie­nen paí­ses pro­duc­to­res co­mo Bo­li­via en un contexto que pa­re­ce pro­mi­so­rio pa­ra el gas na­tu­ral?

Hay un mensaje po­lí­ti­co muy cla­ro, desa­rro­llar al gas na­tu­ral tan­to pa­ra la ex­por­ta­ción, co­mo pa­ra la in­dus­tria­li­za­ción. Que­da por ver có­mo esa cla­ra po­lí­ti­ca ener­gé­ti­ca que ha si­do des­cri­ta se­rá ges­tio­na­da pa­ra su im­ple­men­ta­ción. Si es bien ma­ne­ja­da, con­si­de­ro que sur­gi­rá el desa­rro­llo de una in­dus­tria en el país y una ma­yor ex­por­ta­ción de gas na­tu­ral.

Por otro la­do, veo que YPFB tie­ne una fuer­te po­si­ción en el país, a lo que se agre­ga un nú­me­ro de com­pa­ñías ex­tran­je­ras que es­tán par­ti­ci­pan­do, Gaz­prom, Shell que rem­pla­za­rá a BG, To­tal; lo cual im­pli­ca que tam­bién es im­por­tan­te man­te­ner un mar­co es­ta­ble, que no cam­bie en el tiem­po. Por lo que creo que de es­ta ma­ne­ra se pue­de atraer in­ver­sio­nes de lar­go pla­zo. Es­to pue­de ayu­dar al desa­rro­llo del país.

Bra­sil y Ar­gen­ti­na son nues­tros mer­ca­dos de ex­por­ta­ción. ¿El GNL pue­de afec­tar a Bo­li­via en la pro­vi­sión a di­chos paí­ses?

To­dos los in­di­ca­do­res que po­de­mos ver mues­tran que el mer­ca­do se le­van­ta­rá, por lo que pen­sa­mos que el mer­ca­do de GNL cre­ce­rá. De mo­men­to, es­tá en 250 mi­llo­nes de to­ne­la­das por año y se in­cre­men­ta­rá glo­bal­men­te con mu­chos pro­yec­tos nue­vos que es­tán sur­gien­do en Aus­tra­lia, por ejem­plo, que pue­de con­ver­tir­se en el ma­yor ex­por­ta­dor, su­peran­do a Ca­tar; tam­bién te­ne­mos a los paí­ses del Es­te de Áfri­ca, que tie­nen nue­vos pro­yec­tos, y no hay que ol­vi­dar a Es­ta­dos Uni­dos, que en­vió su pri­mer em­bar­que de GNL a Su­da­mé­ri­ca en mar­zo pa­sa­do y que tam­bién ha em­pe­za­do a en­viar gas a Eu­ro­pa. En cual­quier ca­so, el gas na­tu­ral es una in­dus­tria de lar­go pla­zo y muy in­ten­si­va en ca­pi­tal. Por tan­to, tam­bién es ne­ce­sa­ria una pro­yec­ción de lar­go pla­zo pa­ra las in­ver­sio­nes y sa­ber ma­ne­jar las fluc­tua­cio­nes en el mer­ca­do.

Si uno cree en las pro­yec­cio­nes y pers­pec­ti­vas que in­di­can que el con­su­mo de ener­gía se in­cre­men­ta­rá, el GNL pue­de te­ner una par­te im­por­tan­te en to­do ello, por su fle­xi­bi­li­dad en cuan­to al trans­por­te en re­la­ción al gas tras­la­da­do por duc­tos.

El sha­le gas tu­vo un boom que ha si­do ate­nua­do por los ba­jos pre­cios de los hi­dro­car­bu­ros. ¿Pue­de pen­sar­se en nue­vos pro­yec­tos ba­jo la ac­tual co­yun­tu­ra?

El cos­to de los pro­yec­tos va­ría en di­fe­ren­tes par­tes del mun­do. Es­to de­bi­do a los enor­mes desa­rro­llos de tec­no­lo­gía, pe­ro tam­bién por­que los cos­tos en cuan­to a fuer­za de tra­ba­jo son dis­tin­tos de un lu­gar a otro. Lo que po­de­mos ver es que las in­dus­trias emer­gen­tes en sha­le gas es­tán lle­gan­do. Es­ta­dos Uni­dos fue el que arran­có con lo que se de­no­mi­nó la re­vo­lu­ción del sha­le gas que tam­bién se per­ci­be en Chi­na.

¿Qué po­si­bi­li­da­des tie­ne Ar­gen­ti­na y sus re­ser­vo­rios de sha­le en es­te contexto?

Nue­va­men­te, es cues­tión de di­rec­ción y de vo­lun­tad po­lí­ti­ca pa­ra to­mar de­ci­sio­nes que ten­gan efec­tos du­ra­de­ros. Los re­cur­sos exis­ten en Ar­gen­ti­na, pe­ro se ne­ce­si­ta que sean es­ti­mu­la­dos con de­ci­sio­nes po­lí­ti­cas pa­ra ser desa­rro­lla­dos. Las opor­tu­ni­da­des es­tán allí.

• La OMS ha in­di­ca­do que pa­sa­re­mos de un 50% de po­bla­ción asen­ta­da en áreas ur­ba­nas, a un 70%.

• En Bo­li­via hay un mensaje po­lí­ti­co muy cla­ro, desa­rro­llar al gas na­tu­ral tan­to pa­ra la ex­por­ta­ción, co­mo pa­ra la in­dus­tria­li­za­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.