Gus Van Sant y có­mo fun­cio­na Holly­wood

Los Tiempos - Lecturas - - Bienvenidos - EFE Ma­drid

Ícono del ci­ne in­de­pen­dien­te de los 90 y re­tra­tis­ta de la ju­ven­tud re­bel­de y mar­gi­nal, Gus Van Sant cree que hoy es “mu­cho más di­fí­cil” que ha­ce 20 años ha­cer pe­lí­cu­las in­de­pen­dien­tes. “Holly­wood fun­cio­na co­mo un ban­co, el di­ne­ro es­tá siem­pre en el cen­tro de to­do, no es una cues­tión de ideas”, ase­gu­ró en una en­tre­vis­ta en Ma­drid.

El di­rec­tor de “Mi Idaho pri­va­do” es­tu­vo de vi­si­ta en Es­pa­ña pa­ra pre­sen­tar la re­tros­pec­ti­va que le de­di­ca La Ca­sa En­cen­di­da y que, ade­más de su fil­mo­gra­fía, des­cu­bre su tra­ba­jo pic­tó­ri­co y fo­to­grá­fi­co, y ma­ña­na par­ti­ci­pa­rá en un co­lo­quio con el pú­bli­co en la Fil­mo­te­ca — que es­te mes le de- di­ca un ci­clo— tras la pro­yec­ción de “Elep­hant”, fil­me con el que ga­nó la Pal­ma de Oro en Can­nes en 2003.

Ade­más de la ex­po­si­ción, que po­drá ver­se has­ta el 16 de sep­tiem­bre, La Ca­sa En­cen­di­da pro­gra­ma­rá va­rias pe­lí­cu­las se­lec­cio­na­das por el ci­neas­ta Van Sant.

Ci­ne de au­tor

Con “El in­do­ma­ble Will Hun­ting” ( 1997), un guion de unos en­ton­ces po­co co­no­ci­dos Matt Da­mon y Ben Af­fleck que se lle­vó el Os­car, Van Sant fue uno de los pro­ta­go­nis­tas de la ex­plo­sión del ci­ne de au­tor en Es­ta­dos Uni­dos, ba­jo el alien­to del hoy apes­ta­do pro­duc­tor Har­vey Weins­tein.

“Los estudios se die­ron cuen­ta de que po­dían ha­cer di­ne­ro a par­tir de una vi­sión úni­ca e in­de­pen­dien­te, ‘ Pulp Fic­tion’ ( 1994) ha­bía he­cho mu­cho di­ne­ro”, ha re­cor­da- do, “des­gra­cia­da­men­te, hoy se lle­van los gran­des ca­mio­nes, no los co­ches pe­que­ños”, ha aña­di­do en re­fe­ren­cia a las gran­des su­per­pro­duc­cio­nes de ac­ción.

Su úl­ti­ma pe­lí­cu­la, un dra­ma ba­sa­do en la vi­da del vi­ñe­tis­ta John Ca­llahan, pos­tra­do des­de los 21 años en una si­lla de rue­das, es una pro­duc­ción de Ama­zon Stu­dios, ti­tu­la­da “No te preo­cu­pes, no lle­ga­rá le­jos a pie”. “Las pla­ta­for­mas di­gi­ta­les se han con­ver­ti­do en un re­fu­gio pa­ra la gen­te que quie­re ver es­te ti­po de pe­lí­cu­las”, ha ase­gu­ra­do.

La ex­po­si­ción que se inaugura hoy en La Ca­sa En­cen­di­da es­tá co­mi­sa­ria­da por Matt­hieu Or­leans, de la Ci­ne­ma­te­ca Fran­ce­sa, que ha des­ta­ca­do la po­si­bi­li­dad que ofre­ce de ver sus pri­me­ros cor­tos ex­pe­ri­men­ta­les, fil­ma­dos en blanco y ne­gro, co­mo “La dis­ci­pli­na del HF” ( 1978), “Sui­za” ( 1985) o, el más co­no­ci­do “A Thanks­gi­ving Pra­yer”, pro­ta­go­ni­za­do por Wi­lliam Bu­rroughs.

Van Sant, in­flui­do por la Ge­ne­ra­ción Beat, ha re­cor­da­do hoy con cier­to la­co­nis­mo que su pri- me­ra in­tro­duc­ción a ese gru­po fue­ron las no­ve­las de Jack Ke­rouac, le fas­ci­na­ban esas his­to­rias de “per­so­na­jes que via­jan de una ciu­dad a otra, vi­ven aven­tu­ras ex­ci­tan­tes y es­cu­chan jazz”.

Po­co des­pués lo­gró que Bu­rroughs pro­ta­go­ni­za­ra su cor­to y lo vol­vió a lla­mar pa­ra uno de los per­so­na­jes de su se­gun­do lar­go­me­tra­je, “Drugs­to­re Cow­boy”, la his­to­ria de una pa­re­ja de atra­ca­do­res dro­ga­dic­tos que dio la vuel­ta al mun­do y lan­zó a la fa­ma a Matt Di­llon.

Van Sant es con­si­de­ra­do des­cu­bri­dor de ta­len­tos hoy con­sa­gra­dos, co­mo Di­llon o el pro­pio Joaquin Phoe­nix, pro­ta­go­nis­ta de su úl­ti­ma pe­lí­cu­la, que se es­tre­na­rá en Es­pa­ña el 6 de ju­lio, más de dos dé­ca­das des­pués de “To­do por un sue­ño”, que tam­bién re­va­li­dó a Ni­co­le Kid­man.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.