32 Más de años y un adiós Adol­fo Mier se des­pi­de de su pro­yec­to es­tre­lla

El dra­ma­tur­go anun­ció su re­nun­cia a la em­pre­sa al fi­na­li­zar la tem­po­ra­da del úl­ti­mo show que es­cri­bió pa­ra Cha­plin Show, “Pa’ car­gar­se de ri­sa”.

Los Tiempos - Lecturas - - Portada - CLAUDIA EID

Adol­fo “Oso” Mier Ri­vas es una de las fi­gu­ras más em­ble­má­ti­cas de la co­me­dia en Bo­li­via. Es uno de los fun­da­do­res de Cha­plin Show, pro­yec­to que de­ja des­pués de ca­si 33 años.

El anun­cio fue he­cho ha­ce un par de se­ma­nas, el úl­ti­mo show en el que fi­gu­ra co­mo guio­nis­ta y di­rec­tor es “Pa­ra car­gar­se de ri­sa” y des­de en­ton­ces los me­dios cru­ce­ños se han en­fo­ca­do en de­ter­mi­nar si su se­pa­ra­ción de Cha­plin fue con­flic­ti­va o no.

Pe­ro la fi­gu­ra de Mier va más allá, a sus 78 años de edad y 52 de ca­rre­ra tea­tral es par­te im­por­tan­te de la his­to­ria de las ar- tes es­cé­ni­cas bo­li­via­nas. Fue el di­rec­tor con quien de­bu­tó Pe­ter Tra­ve­sí en el tea­tro y pos­te­rior­men­te, si­guie­ron tra­ba­jan­do jun­tos en Tra la la Show.

En es­ta en­tre­vis­ta nos ha­bla de las eta­pas más im­por­tan­tes de su ca­rre­ra y el nue­vo ca­mino en el que es­tá por avan­zar.

¿ Se re­ti­ra de Cha­plin Show o de las ta­blas?

No. Me es­toy re­ti­ran­do de Cha­plin Show, he ven­di­do mis ac­cio­nes a mis dos so­cios. El tea­tro pa­ra mí, más que un tra­ba­jo o un ne­go­cio, es una pa­sión y mi pa­sión no ha cam­bia­do, así que de mo­men­to ten­dré un par de me­ses de des­can­so y des­pués con­ti­nua­ré con mis ac­ti­vi­da­des tea­tra­les. Lo que más me lla­ma la aten­ción es se­guir dan­do cla­ses, doy ta­lle­res de tea­tro y me apa­sio­na en­se­ñar y se­gu- ra­men­te se­gui­ré es­cri­bien­do mis co­me­dias, pe­ro to­do eso se irá de­fi­nien­do por­que pa­ra­le­la­men­te ten­go un pro­yec­to periodístico muy in­tere­san­te. Yo tra­ba­jé en Los Tiem­pos des­de que se re­fun­dó, tam­bién tra­ba­jé en ra­dio Cen­tro, tam­bién hi­ce un po­co de te­le­vi­sión, el pe­rio­dis­mo es otra de mis pa­sio­nes, así que si una in­gra­ta me ha aban­do­na­do, otra in­gra­ta me ten­drá en sus bra­zos ( ri­sas).

Us­ted es uno de los fun­da­do­res, ¿ cuán­to tiem­po fue par­te de Cha­plin show?

Sí, ten­go 52 años de ac­ti­vi­dad tea­tral. Co­men­cé en 1966 con Jo­sé Oro­pe­za de los Lla­nos ha­cien­do tra­ve­su­ras tea­tra­les en la com­pa­ñía Hom­bres Tra­ba­jan­do, con la que hi­ce co­me­dias co­mo El Chi­qui de mi ba­rrio, El que­món Man, el Qui­jo­te de la Can­cha y mu­chas más y, por otro la­do, hi­ce dra­mas con Ni­nón Dá­va­los, co­mo Se­bas­tia­na de­di­ca­do a la ges­ta de las He­roí­nas de la Co­ro­ni­lla. Tam­bién tra­ba­jé con un pro­fe­sor de tea­tro de Es­ta­dos Uni­dos. Ten­go 22 co­me­dias es­cri­tas y des­de San­ta Cruz tra­ba­ja­ba con Hom­bres Tra­ba­jan­do. Yo me he he­cho y me he for­ma­do en Co­cha­bam­ba.

Cha­plin se fun­dó en 1985 en San­ta Cruz, te­nía­mos po­co di­ne­ro, pe­ro nos atre­vi­mos a en­ca­rar la cons­truc­ción del pri­mer tea­tro pri­va­do de Bo­li­via. Que si­gue en Sia­ra­ri, lo hi­ci­mos con Er­nes­to Fe­rran­te y Hugo Da­za, co­men­za­mos y des­de en­ton­ces no he­mos pa­ra­do nun­ca, so­la­men­te los Vier­nes San­tos.

¿ Có­mo fue su ex­pe­rien­cia tra­ba­jan­do con Pe­ter Tra­ve­sí?

Pe­ter tra­ba­jó en el Chi­qui de mi ba­rrio, me di­jo que sus pa­pás no que­rían que ac­túe con ellos, en­ton­ces fue a ac­tuar con­mi­go y fue una re­ve­la­ción ac­to­ral. Hom­bres Tra­ba­jan­do si­gue vi­gen­te, te­ne­mos dos obras nue-

vas, El om­bli­go de la pro­fe y Va­rios Ova­rios.

¿ En qué mo­men­to co­men­zó a es­cri­bir pa­ra ca­fé concert?

Cuan­do me lla­mó Pe­ter ( Tra­ve­sí). El se­gun­do show de Tra la la no sa­lió bien, por­que pa­ra el pri­me­ro tra­ba­ja­ron más, pe­ro pa­ra el se­gun­do te­nían me­nos tiem­po, así que un día a la una de la ma­dru­ga­da to­ca­ron mi puer­ta y era Pe­ter pa­ra pe­dir­me que les ayu­de con los guio­nes. En­ton­ces ade­más de Pe­ter y de De­nis ( La­cun­za), es­cri­bía yo.

Me que­dé un año y me­dio en Tra la la, pro­pu­se que sal­ga a otras ciu­da­des, nos pre­sen­ta­mos en San­ta Cruz y La Paz.

¿ Có­mo le re­sul­tó es­cri­bir pa­ra ca­fé concert?, ¿ Se tra­ta de una fór­mu­la en la que fun­cio­nan chis­tes po­lí­ti­cos y ma­chis­tas?

El ca­fé concert per­mi­te es­cri­bir so­bre la ac­tua­li­dad, en­ton­ces pue­de ha­ber una crí­ti­ca so­cial, una crí­ti­ca po­lí­ti­ca, do­més­ti­ca. Siem­pre ha­bla­mos de las co­sas que pa­san en la fa­mi­lia, pe­ro la ac­tua­li­dad tie­ne que es­tar pre­sen­te. Creo que eso es par­te del éxi­to. Co­mo soy pe­rio­dis­ta me re­sul­ta ca­ri­ca­tu­ri­zar even­tos no­ti­cio­sos.

¿ Có­mo han na­ci­do los per­so­na­jes más em­ble­má­ti­cos de Cha­plin?

Hay per­so­na­jes co­mo el bo­rra­chi­to que na­ció en Tra la la, a tra­vés de im­pro­vi­sa­cio­nes. Te­nía unas vie­jas que na­cie­ron en El Bu­fón, que era otro ca­fé concert.

¿ Có­mo fue el des­pren­di­mien­to de Tra la la a Cha­plin?

Sa­lí an­tes ( que Er­nes­to Fe­rran­te y Hugo Da­za), por­que me cam­bia­ron las re­glas de jue­go y les di­je que yo vol­vía a mi gru­po. Es que ha­bía una con­fu­sión en­tre mi fir­ma y Tra la la, com­pren­dí eso y me re­ti­ré y des­pués, por otros mo­ti­vos, se re­ti­ra­ron Er­nes­to y Hugo. Des­pués nos jun­ta­mos pa­ra tra­ba­jar jun­tos, no con­se­gui­mos lu­gar en Co­cha­bam­ba y nos ofre­cie­ron un lo­te en San­ta Cruz, con mu­chas fa­ci­li­da­des pa­ra pa­gar.

¿ Por qué se va de Cha­plin?

Ha ha­bi­do una rup­tu­ra, pe­ro sin con­flic­to, nos he­mos pues­to de acuer­do en el va­lor de mis ac­cio­nes, per­so­nal­men­te me pa­re­ció po­co, pe­ro mi li­ber­tad re­pre­sen­ta­ba mu­cho más que eso, así que fir­mé los pa­pe­les sin con­flic­tos ni abo­ga­dos y ahí ter­mi­nó la co­sa.

¿ A qué atri­bu­ye el éxi­to co­mer­cial de los espectáculos de ca­fé concert?

Pien­so que son espectáculos más di­ge­ri­bles pa­ra la gen­te. Ade­más, que ca­da es­pec­tácu­lo tie­ne su se­de, a di­fe­ren­cia de los gru­pos de tea­tro en Co­cha­bam­ba que no tie­nen es­pa­cios pa­ra pre­sen­tar­se. En San­ta Cruz pa­sa lo mis­mo, hay muy po­cos tea­tros.

La per­se­ve­ran­cia es muy im­por­tan­te, no­so­tros hi­ci­mos to­do a ojo de buen cu­be­ro, pe­ro tra­ba­ja­mos muy fuer­te y no se sa­be exac­ta­men­te qué ha­ce que un es­pec­tácu­lo fun­cio­ne.

Fun­da­do­res. Er­nes­to Fe­rran­te, Adol­fo Mier y Hugo Da­za fun­da­ron “Cha­plin Show” en San­ta Cruz.

Dra­ma­tur­go y di­rec­tor de tea­tro. Es­tu­dió cien­cia y téc­ni­ca de la opi­nión pú­bli­ca en la UCB de Co­cha­bam­ba. En sus ini­cios hi­zo li­bre­tos ra­dia­les. Or­ga­ni­zó la com­pa­ñía Hom­bres Tra­ba­jan­do en la ciu­dad del va­lle y lue­go Cha­plin.

Re­co­no­ci­mien­to. Cha­plin Show ob­tu­vo va­rios re­co­no­ci­mien­tos en San­ta Cruz.

Re­cuer­do. Adol­fo Mier jun­to a sus ex­so­cios, Er­nes­to Fe­rran­te y Hugo Da­za.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.