Crí­ti­ca a la ac­tual ex­po­si­ción de Ale­jan­dra Do­ra­do.

El ar­tis­ta y cu­ra­dor Ra­mi­ro Ga­ra­vi­to ha­bla de la ex­po­si­ción de la ar­tis­ta, que es­tá abier­ta has­ta el 12 de sep­tiem­bre

Los Tiempos - Lecturas - - Portada - RA­MI­RO GA­RA­VI­TO Cu­ra­dor

La ex­po­si­ción se inau­gu­ró en julio, con par­te de la obra que Do­ra­do ha crea­do a lo lar­go de su ca­rre­ra

Des­de el mar­tes 24 de julio has­ta 12 de sep­tiem­bre, en el Cen­tro Pe­da­gó­gi­co y Cul­tu­ral Si­món I. Pa­ti­ño, es­tá abier­ta la mues­tra de ar­te con­tem­po­rá­neo con ins­ta­la­cio­nes, vi­deos, ilus­tra­cio­nes y ob­je­tos de A le jan­dra Do­ra­do y cu­ra da por Ro­dri­go Ra­da.

Se tra­ta de un con­jun­to de pie­zas que da­tan del año 2000 has­ta el 2018, pro­pues­tas a par­tir de una se­lec­ción cu­ra­to­rial.

Ha­cia los años 60- 70, se afir­ma en la so­cie­dad y en el mun­do del ar­te un con­jun­to de reivin­di­ca­cio­nes por par­te de las mu­je­res que po­dría­mos de­no­mi­nar hoy co­mo fe­mi­nis­mo “esen­cia­lis­ta”, en­ten­di­do co­mo di­co­to­mía en­tre lo mas­cu­lino y lo fe­me­nino, el do­mi­na­dor y el do­mi­na­do. El pro­pó­si­to de la mu­jer era en­ton­ces li­be­rar se­de la opre­sión ala­quees­ta-

“La ma­yor par­te, y lo me­jor, de la obra de Ale­jan­dra Do­ra­do po­dría si­tuar­se en el mar­co de esas reivin­di­ca­cio­nes”

ba so­me­ti­da por el hom­bre. Pe­ro al fi­na­li­zar los años 80, en el con­tex­to de la pos­mo­der­ni­dad, apa­re­ce lo que po­dría lla­mar­se el pos­fe­mi­nis­mo, se­gún el cual, se aban­do­na el pen­sa­mien­to dua­lis­ta y la reivin­di­ca­ción se­xual sed es pla­za ha­cia una no­ción am­plia­da de la no­ción de gé­ne­ro, se­gún és­ta se po­ne en con­si­de­ra­ción cri­ti­ca los ro­les que se cons­tru­yen en la so­cie­dad y que­de­ter­mi­nan la iden­ti­dad y el que ha­cer co­ti­diano de los ni­ños y las ni­ñas, del hom­bre y la mu­jer, te­nien­do en cuen­ta las re­la­cio­nes de po­der y los es­te­reo­ti­pos que su­po­nen esos ro­les. Es un nue­vo pen­sa­mien­to que atra­vie­sa los plan­tea­mien­to teó­ri­cos de fi­ló­so­fos co­mo M. Fou­cault, Ju­dit­hButler, Ju­liaK­ris­te­va, Si­mo­ne de Beau­voir.

La ma­yor par­te, y lo me- jor, de la obra de Ale­jan­dra Do­ra­do po­dría si­tuar­se en el mar­co de esas reivin­di­ca­cio­nes pos­fe­mi­nis­tas, las cua­les, co­mo ca­bría su­po­ner, tie­nen im­pli­ca­cio­nes so­cia­les, cul­tu­ra­les, re­li­gio­sas, mo­ra­les y po­lí­ti­cas, que Ale­jan­dra Do­ra­do no las elu­de en ab­so­lu­to, es más, la ma­yor par­te des us­per­for man ces, que la­men­ta­ble­men­te no es­tán re­gis­tra das pa­ra la mues­tra, son in­ter­ven­cio­nes po­lí­ti­cas. Es­te ac­ti­vis­mo, de gran tra­di­ción en el ar­te con­tem­po­rá­neo, tie­ne aquí la gran vir­tud de es­tar co­nec­ta­do con­vi­ven­cias di­rec­tas de la ar­tis­ta, se­ña­lan­do ade­más un con­tex­to lo­cal, ca­paz, sin em­bar­go, de in­cor­po­rar len­gua­jes y pro­ble­má­ti­cas glo­ba­les, lo cual le aña­de efi­ca­cia al “dis­cur­so” ar­tís­ti­co y cu­yo va­lor con­cep­tual tras­cien­de su na­tu­ra­le­za pri­va­da o ín­ti­ma, pues de al­gún mo­do con­tie­ne las claves de aquel ac­ti­vis­mo fe­mi­nis­ta.

En es­ta es­pe­cie de re­tros­pec­ti­va di­ver­sa, pe­ro re­su­mi­da, tam­bién en­con­tra­mos obras co­mo“No­men Trac­ta­tus Fa­ma”, “Re­pul­sa”, o “Uti pos­si­de­tis ju­ris”, en las que per­ci­bi­mos un país la­ce­ra­do; u obras co­mo “A so­las y “Sin tí­tu­lo”, que re­fle­xio­nan so­bre las po­si­bi­li­da­des del len­gua­je.

En la sa­la de ex­po­si­cio­nes del Cen­tro Si­món I. Pa­ti­ño la mues­tra se­gui­rá abier­ta has­ta sep­tiem­bre.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.