AL­TO VOL­TA­JE SIN VI­SI­TAN­TES NI GA­LLAR­DO LA FI­NAL YA SE PALPITA

Los fi­na­lis­tas des­car­ta­ron la pre­sen­cia de se­gui­do­res vi­si­tan­tes y Mar­ce­lo Ga­llar­do no po­drá di­ri­gir en am­bos com­pro­mi­sos. El su­per­clá­si­co ya se palpita en el con­ti­nen­te

Los Tiempos - Numero 1 - - FÚTBOL INTERNACIONAL - BUE­NOS AI­RES

El ma­yor su­per­clá­si­co ar­gen­tino de to­dos los tiem­pos Bo­ca Ju­niors-Ri­ver Pla­te por la fi­nal de la Co­pa Li­ber­ta­do­res 2018 se ju­ga­rá sin hin­chas vi­si­tan­tes pa­ra evi­tar vio­len­cia y con el sus­pen­di­do DT mi­llo­na­rio Mar­ce­lo Ga­llar­do fue­ra del es­ta­dio La Bom­bo­ne­ra, se­de del pri­mer jue­go.

“No me quie­ro ha­cer car­go de una muer­te”, di­jo el pre­si­den­te del club de la Ban­da Ro­ja, Ro­dol­fo D’Ono­frio.

La no­che del vier­nes, sin ir más le­jos, ase­si­na­ron a ba­la­zos a un hin­cha tras el par­ti­do Unión-Pa­tro­na­to (2-2) por la Su­per­li­ga de pri­me­ra di­vi­sión. Es la cuar­ta muer­te en el año y la nú­me­ro 137 en los úl­ti­mos 20 años, se­gún la Ong Sal­va­mos al Fút­bol.

D’Ono­frio y su ho­mó­lo­go de Bo­ca, Da­niel An­ge­li­ci, se pu­sie­ron de acuer­do en en­viar­le una car­ta al pre­si­den­te de Ar­gen­ti­na, Mau­ri­cio Ma­cri, quien im­pul­sa­ba el re­gre­so de los afi­cio­na­dos de la vi­si­ta pa­ra es­tos dos par­ti­dos que ha­rán his­to­ria. Des­de 2013 ri­ge la ve­da, sal­vo oca­sio­nes en que se pue­de ga­ran­ti­zar la vi­da y la se­gu­ri­dad de los hin­chas.

Fal­ta tam­bién dar­le luz ver- de fi­nal a las fe­chas. Por aho­ra se jue­ga el “hi­per­clá­si­co” el sá­ba­do 10 de no­viem­bre en La Bom­bo­ne­ra y el 24 en el Mo­nu­men­tal del ba­rrio de Nú­ñez. Pe­ro se eva­lúa pa­sar­los al 11 y 25, res­pec­ti­va­men­te. Mien­tras tan­to, la Con­me­bol le pu­so una mor­da­za al re­bel­de Ga­llar­do.

El co­mi­té dis­ci­pli­na­rio de la Con­me­bol co­mu­ni­có la no­che del sá­ba­do su de­ci­sión de “re­cha­zar el re­cla­mo pre­sen­ta­do por Gre­mio” de Bra­sil. Se con­fir­mó el re­sul­ta­do de 2-1 a fa­vor de Ri­ver en el par­ti­do de vuel­ta en Por­to Ale­gre. En la ida ha­bía per­di­do 1-0.

Los gaú­chos que­rían los pun­tos y pa­sar a la fi­nal. Pe­dían un cas­ti­go pa­ra Ri­ver por su­pues­ta com­pli­ci­dad del club por una in­con­duc­ta de Ga­llar­do. El en­tre­na­dor des­obe­de­ció la prohi­bi­ción de co­mu­ni­car­se con sus ju­ga­do­res.

“Re­ci­bo es­ta no­ti­cia con enor­me de­cep­ción, por no de­cir una sos­pe­cha de que la Con­me­bol ni si­quie­ra con­tem­pló cas­ti­gar a Ri­ver”, reac­cio­nó el pre­si­den­te de Gre­mio, Ro­mil­do Bol­zan.

Cuan­do Ri­ver per­día 1-0, Ga­llar­do pa­só ins­truc­cio­nes por handy a su asis­ten­te Ma­tías Bis­cay. Y en el en­tre­tiem­po, ba­jó del pal­co a los ves­tua­rios y aren­gó a los fut­bo­lis­tas. Lo te­nía prohi­bi­do por­que un ju­ga­dor su­yo tar­dó en re­gre­sar al cam­po de jue­go pa­ra el se­gun­do tiem­po en el Mo­nu­men­tal.

“Cuan­do se ac­túa im­pul­si­va­men­te, cuan­do se ac­túa con el co­ra­zón, a ve­ces se pier­de la ra­zón. Si fue un ac­to de in­dis­ci­pli­na pi­do dis­cul­pas, no tu­vo na­da que ver con una pos­tu­ra desafian­te de mi par­te”, ad­mi­tió en rue­da de pren­sa el “Mu­ñe­co” Ga­llar­do, quien fue cas­ti­ga­do con cua­tro par­ti­dos sin po­der di­ri­gir.

AFP

El su­per­clá­si­co Bo­ca vs Ri­ver.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.