Edi­fi­cios ver­des, efi­cien­tes, sos­te­ni­bles y ne­ce­sa­rios en el mun­do.

La “ciu­dad jar­dín” es la pri­me­ra en Bo­li­via que cuen­ta con un re­gla­men­to de in­cen­ti­vo a las edi­fi­ca­cio­nes eco­ló­gi­ca­men­te sus­ten­ta­bles, pe­ro aún no se aprue­ban los pro­yec­tos

Los Tiempos - Oh - - NEWS - Tex­to: Re­dac­ción OH! Fotos: Agencias

Ha­ce más de una dé­ca­da los edi­fi­cios ver­des son un len­gua­je co­mún en la ma­yo­ría de las ciu­da­des y paí­ses del mun­do no só­lo co­mo un apor­te al cui­da­do del me­dio am­bien­te, sino co­mo una re­gla obli­ga­to­ria pa­ra me­jo­rar la ca­li­dad de vi­da de sus ha­bi­tan­tes.

Son edi­fi­cios efi­cien­tes que con­tem­plan el aho­rro del con­su­mo del agua y de ener­gías no re­no­va­bles, el co­rrec­to re­ci­cla­do de basura, la im­ple­men­ta­ción de gran­des ma­sas ve­ge­ta­les co­mo apor­te pa­ra pre­ser­var ciu­da­des me­nos con­ta­mi­na­das y el me­jor uso del trans­por­te, en­tre otros.

Hoy, Co­cha­bam­ba es la pri­me­ra ciu­dad en el país en la que, des­de enero de es­te año, es­tá en vi­gen­cia el pri­mer re­gla­men­to de in­cen­ti­vo a las edi­fi­ca­cio­nes eco­ló­gi­ca­men­te sus­ten­ta­bles, pro­yec­to apro­ba­do por una­ni­mi­dad en el Con­se­jo Mu­ni­ci­pal y lue­go im­ple­men­ta­do por la Al­cal­día per­mi­tien­do la cons­truc­ción de edi­fi­cios con dos a cua­tro pi­sos más de lo que per­mi­te el re­gla­men­to ac­tual.

La con­di­ción, la de cum­plir con va­rios re­qui­si­tos en ba­se a un sis­te­ma de ca­li­fi­ca­ción por pun­tua­ción de los ele­men­tos a in­tro­du­cir­se en ca­da pro­yec­to, per­mi­tien­do así cons­truir edi­fi­cios de gran al­tu­ra y den­si­dad en zo­nas de­ter­mi­na­das. Es­te in­cen­ti­vo lue­go pa­sa a los ha­bi­tan­tes de es­tos edi­fi­cios quie­nes tie­nen una re­ba­ja en sus im­pues­tos de in­mue­ble del 20% anual, siem­pre y cuan­do ca­da dos años re­nue­ven la cer­ti­fi­ca­ción de edi­fi­cio ver­de, de­mos­tran­do que res­pe­tan las con­di­cio­nes ini­cia­les pro­pues­tas y to­das sus bon­da­des y be­ne­fi­cios.

Los re­qui­si­tos obli­ga­to­rios pa­san por el aho­rro de agua con el uso de ar­te­fac­tos y grifería cer­ti­fi­ca­da por los fa­bri­can­tes por su ba­jo con­su­mo y a tra­vés de la re­uti­li­za­ción de aguas plu­via­les y aguas pro­ve­nien­tes de la­va­ma­nos, du­chas y la­van­de­rías. Es­tas úl­ti­mas, aguas gri­ses que pa­san por una plan­ta de tra­ta­mien­to y se con­vier­ten en agua re­uti­li­za­ble pa­ra el rie­go de áreas ver­des, lim­pie­za de ace­ras, vehícu­los y áreas co­mu­nes.

Al re­uti­li­zar las aguas gri­ses en el man­te­ni­mien­to de jar­di­nes del edi­fi­cio e in­clu­si­ve en áreas ver­des pú­bli­cas ale­da­ñas, se lo­gra que el apor­te a la red de al­can­ta­ri­lla­do de la ciu­dad se re­duz­ca en un 70 por cien­to apor­tan­do al sis­te­ma só­lo las aguas ne­gras pro­ve­nien­tes de inodo­ros.

Tam­bién el aho­rro de ener­gía eléc­tri­ca es otro de los re­qui­si­tos obli­ga­to­rios, me­dian­te la uti­li­za­ción de lu­mi­na­rias Led de ba­jo con­su­mo y el uso de ener­gía fo­to­vol­tai­ca y/o eó­li­ca.

La in­cor­po­ra­ción obli­ga­to­ria de áreas ver­des se con­vier­te en el ac­tor prin­ci­pal en es­tos edi­fi­cios, ba­se fun­da­men­tal de la re­duc­ción del im­pac­to am­bien­tal a tra­vés de jar­di­nes ver­ti­ca­les y col­gan­tes, ade­más azo­teas ver­des. Es­tos ele­men­tos con­tri­bu­yen al ais­la­mien­to tér­mi­co del edi­fi­cio, ya que un me­tro cua­dra­do de co­ber­tu­ra ve­ge­tal ge­ne­ra el oxí­geno re­que­ri­do pa­ra una per­so­na en to­do el año y atra­pa 130 gra­mos de pol­vo por un año. Se ga­na ade­más be­lle­za y ori­gi­na­li­dad in­dis­cu­ti­ble en la edi­fi­ca­ción y, por lo tan­to, se cam­bia la ima­gen y per­so­na­li­dad to­tal de la ciu­dad.

La­men­ta­ble­men­te a la fe­cha no se apro­bó nin­gu­na de las de­ce­nas de pro­yec­tos pre­sen­ta­dos ha­ce más de seis me­ses, por ello, el re­cla­mo de los em­pre­sa­rios, tra­ba­ja­do­res y pro­vee­do­res de la cons­truc­ción, es­te úl­ti­mo ru­bro es la prin­ci­pal ac­ti­vi­dad pro­duc­ti­va y eco­nó­mi­ca pa­ra el desa­rro­llo del de­par­ta­men­to, ya que pue­de con­ver­tir a nues­tra ciu­dad en una de las más in­tere­san­tes por im­ple­men­tar la ar­qui­tec­tu­ra sos­te­ni­ble res­pe­tuo­sa con el en­torno.

AGENCIAS

NUE­VA AR­QUI­TEC­TU­RA Los edi­fi­cios más in­tere­san­tes de la ac­tua­li­dad son las obras res­pe­tuo­sas con el me­dio am­bien­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.