LA­TI­NOA­MÉ­RI­CA Tie­ne la Ta­sa Más Al­ta de Ho­mi­ci­dios Del Mun­do

La Jornada (Canada) - - ACTUALIDAD -

Cer­ca de me­dio mi­llón de per­so­nas ca­da año son víc­ti­mas de ho­mi­ci­dios en el mun­do, lo que re­pre­sen­ta una ta­sa de 6,4 por ca­da 100.000 ha­bi­tan­tes y que se dis­pa­ra has­ta 18,6 víc­ti­mas por ca­da 100.000 ha­bi­tan­tes en La­ti­noa­mé­ri­ca, re­ve­ló hoy la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de la Sa­lud (OMS).

“Las ta­sas de ho­mi­ci­dios en Amé­ri­ca La­ti­na son sus­tan­cial­men­te más ele­va­das que en otras re­gio­nes del mun­do; po­de­mos de­cir que un cuar­to de los ho­mi­ci­dios del mun­do ocu­rren en Amé­ri­ca, a pe­sar de que só­lo al­ber­ga el 10 % de la po­bla­ción mun­dial”, ex­pli­có en una rueda de pren­sa el coor­di­na­dor de Aná­li­sis so­bre Sa­lud y Mor­ta­li­dad en la OMS, Co­lin Mat­hers.

En el ex­tre­mo opues­to se en­cuen­tra la re­gión del Pa­cí­fi­co oc­ci­den­tal, que Chi­na re­pre­sen­ta en un 90 %, con una ta­sa de 1,7 ho­mi­ci­dios por ca­da 100.000 ha­bi­tan­tes.

Las ra­zo­nes de tal des­equi­li­brio -con­ti­núo el ex­per­to- no es­tán del to­do cla­ras, pe­ro pue­den te­ner que ver con “con­si­de­ra­bles di­fe­ren­cias cul­tu­ra­les, la dis­po­ni­bi­li­dad de ar­mas o el con­su­mo de al­cohol, que tam­bién in­flu­ye fuer­te­men­te en mu­cha par­tes del mun­do”.

Pa­ra los es­pe­cia­lis­tas, una cau­sa adi­cio­nal de la ele­va­da ta­sa de ho­mi­ci­dios, que al­can­za pi­cos en va­rios paí­ses cen­troa­me­ri­ca­nos y del Ca­ri­be, pue­de es­tar re­la­cio­na­da con la es­truc­tu­ra de edad de la po­bla­ción, pues la vio­len­cia afec­ta pre­do­mi­nan­te­men­te a los hom­bres jó­ve­nes.

Cua­tro de ca­da cin­co víc­ti­mas de ho­mi­ci­dios son hom­bres, se­gún la re­co­pi­la­ción anual de es­ta­dís­ti­cas sa­ni­ta­rias que pre­sen­tó hoy la OMS.

Los diez paí­ses con las ta­sas más al­tas de ho­mi­ci­dios en el mun­do es­tán en La­ti­noa­mé­ri­ca y el Ca­ri­be.

En el peor pues­to se si­túa Hon­du­ras, con 85,7 ho­mi­ci­dios por ca­da 100.000 ha­bi­tan­tes, se­gui­do de El Sal­va­dor (63,2), Ve­ne­zue­la (51,7), Co­lom­bia (48,8), Be­li­ce (37,2), Gua­te­ma­la (36,2), Ja­mai­ca (35,2), Tri­ni­dad y To­ba­go (32,8), Bra­sil (30,5) y Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na (30,2).

Los da­tos de la OMS tam­bién eva­lúan otras cau­sas de mor­ta­li­dad, co­mo en­fer­me­da­des in­fec­cio­sas, en­fer­me­da­des no trans­mi­si­bles, com­pli­ca­cio­nes en el em­ba­ra­zo y el par­to, con­ta­mi­na­ción am­bien­tal, desas­tres y con­flic­tos, en­tre otros.

Des­ta­ca, por los avan­ces re­gis­tra­dos, el ca­so de las en­fer­me­da­des no trans­mi­si­bles (dia­be­tes, cán­cer, pa­to­lo­gías car­dio­vas­cu­la­res y pul­mo­na­res), por las que hay un 19 % de ries­go de mo­rir en­tre los 30 y 70 años.

Es­to re­pre­sen­ta una re­duc­ción del 19 % con res­pec­to al año 2000. Pe­ro ello no im­pi­de que el nú­me­ro ab­so­lu­to de muer­tes por esa ca­te­go­ría de en­fer­me­da­des va­ya en au­men­to, de­bi­do al cre­ci­mien­to de la po­bla­ción y a su en­ve­je­ci­mien­to.

Es­tas es­ta­dís­ti­cas, sin em­bar­go, son es­ti­ma­das en fun­ción de los re­gis­tros de muer­tes y de sus cau­sas en ca­da país, que en cier­tas re­gio­nes del mun­do pre­sen­tan graves de­fi­cien­cias.

A es­te res­pec­to, la OMS re­co­no­ce que so­lo la mi­tad de los 56 mi­llo­nes de muer­tes anua­les en el mun­do se ins­cri­be con su res­pec­ti­va cau­sa, lo que pe­se a to­do es una mejora si se tie­ne en cuen­ta que en 2005 só­lo se lle­ga­ba a un ter­cio.

La pro­gre­sión se de­be a que Chi­na, Irán y Tur­quía re­gis­tran ac­tual­men­te ca­si el 90 % de las muer­tes con de­ta­lles de sus cau­sas, fren­te a un 5 % en 1999. efe

Newspapers in Spanish

Newspapers from Canada

© PressReader. All rights reserved.