Ca­na­dá au­men­ta­rá su pa­pel en el mun­do co­mo reac­ción a las po­lí­ti­cas de Trump

La Jornada (Canada) - - ENGLISH SECTION -

Ca­na­dá anun­ció que au­men­ta­rá su pa­pel en el mun­do pa­ra re­for­zar el “or­den mul­ti­la­te­ral”, que in­cre­men­ta­rá el gas­to mi­li­tar pa­ra dis­mi­nuir su de­pen­den­cia de Was­hing­ton y re­afir­mó su com­pro­mi­so con Eu­ro­pa, en res­pues­ta a las po­lí­ti­cas im­pul­sa­das por el pre­si­den­te es­ta­dou­ni­den­se, Do­nald Trump.

La nue­va po­lí­ti­ca de Ot­ta­wa fue anun­cia­da por la mi­nis­tra de Asun­tos Ex­te­rio­res, Chrys­tia Free­land, en un dis­cur­so pro­nun­cia­do en la Cá­ma­ra Baja del Par­la­men­to ca­na­dien­se y que ya ha si­do com­pa­ra­do con de­cla­ra­cio­nes si­mi­la­res rea­li­za­das en los úl­ti­mos días por los lí­de­res de Ale­ma­nia y Fran­cia.

Free­land ala­bó el pa­pel que Es­ta­dos Uni­dos ha ejer­ci­do du­ran­te 70 años en to­do el mun­do y su con­tri­bu­ción “a nues­tra pros­pe­ri­dad y paz”.

“Y en nom­bre de to­dos los ca­na­dien­ses, me gus­ta­ría agra­de­cer pro­fun­da­men­te a nues­tros ami­gos es­ta­dou­ni­den­ses”, di­jo.

Pe­ro Free­land tam­bién re­co­no­ció que en las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les es­ta­dou­ni­den­ses del año pa­sa­do mu­chos vo­ta­ron “ani­ma­dos en par­te por el de­seo de li­be­rar­se de la car­ga del li­de­raz­go mun­dial”.

Y mien­tras EE.UU. ce­de su pro­ta­go­nis­mo in­ter­na- cio­nal, Ca­na­dá “tra­ba­ja­rá con otros pue­blos y paí­ses que com­par­ten nues­tros ob­je­ti­vos”, en­tre los que Free­land nom­bró el mul­ti­la­te­ra­lis­mo, la alian­za con Eu­ro­pa y la OTAN, el li­bre co­mer­cio, el fe­mi­nis­mo y la pro­mo­ción de los de­re­chos de las mu­je­res.

Free­land de­cla­ró que “re­la­cio­nes in­ter­na­cio­na­les que pa­re­cían in­mu­ta­bles du­ran­te 70 años es­tán sien­do cues­tio­na­das” y que alian­zas que han si­do “los ci­mien­tos de nues­tra se­gu­ri­dad y pros­pe­ri­dad du­ran­te ge­ne­ra­cio­nes, es­tán sien­do pues­tas a prue­ba”.

“Huir de nues­tras res­pon­sa­bi­li­da­des no es una op­ción. Por el con­tra­rio, de­be­mos pen­sar cui­da­do­sa y pro­fun­da­men­te so­bre lo que es­tá pa­san­do y en­con­trar la for­ma de avan­zar”, con­ti­nuó la mi­nis­tra ca­na­dien­se.

Tras re­pa­sar las con­tri­bu­cio­nes in­ter­na­cio­na­les de Ca­na­dá des­de el fin de la Se­gun­da Gue­rra Mun­dial y re­co­no­cer que por ra­zo­nes geo­grá­fi­cas el país nor­te­ame­ri­cano no se en­fren­ta a las mis­mas ame­na­zas que otras na­cio­nes, Free­land di­jo que los ca­na­dien­ses se en­fren­tan a gran­des pro­ble­mas.

Free­land se­ña­ló el cam­bio cli­má­ti­co y aña­dió “la dic­ta­du­ra de Corea del Nor­te, los crí­me­nes con­tra la hu­ma­ni­dad en Si­ria, el mons­truo­so ex­tre­mis­mo de ISIS y las aven­tu­ras y ex­pan­sio­nis­mo mi­li­tar de Ru­sia (que) tam­bién su­po­nen ame­na­zas a las de­mo­cra­cias li­be­ra­les del mun­do, in­clui­da Ca­na­dá”.

En es­te pun­to, Free­land re­co­no­ció que Ca­na­dá siem­pre ha con­ta­do con la coope­ra­ción mi­li­tar de Es­ta­dos Uni­dos, por lo que al­gu­nos cues­tio­nan “¿por qué in­ver­tir mi­les de mi­llo­nes pa­ra man­te­ner un ejér­ci­to ca­na­dien­se ca­paz, pro­fe­sio­nal, bien fi­nan­cia­do y bien equi­pa­do?”. efe

Newspapers in Spanish

Newspapers from Canada

© PressReader. All rights reserved.