Preo­cu­pa­ción por alu­vión de so­li­ci­tan­tes de re­fu­gio ve­ni­dos de EE.UU.

La Jornada (Canada) - - ACTUALIDAD -

La cri­sis de re­fu­gia­dos a la que se en­fren­ta Ca­na­dá con la lle­ga­da de mi­les de per­so­nas pro­ce­den­tes de Es­ta­dos Uni­dos con­ti­núa y los ex­per­tos te­men que se agra­ve en las pró­xi­mas se­ma­nas, crean­do una cre­cien­te preo­cu­pa­ción en el país.

Has­ta 300 per­so­nas al día es­tán lle­gan­do a la fron­te­ra de Ca­na­dá en bus­ca de asi­lo, mu­chas de ellas hu­yen­do de la ame­na­za lan­za­da por el pre­si­den­te es­ta­dou­ni­den­se, Do­nald Trump, de ex­pul­sar a de­ce­nas de mi­les de hai­tia­nos re­fu­gia­dos en el país des­de el te­rre­mo­to que aso­ló en 2010 la na­ción ca­ri­be­ña.

Pe­ro pa­ra po­der so­li­ci­tar re­fu­gio en Ca­na­dá, los desplazados tie­nen que en­trar ile­gal­men­te en el país, evi­tan­do los pues­tos fron­te­ri­zos y cru­zan­do a pie la fron­te­ra.

Des­de 2004, Ca­na­dá y Es­ta­dos Uni­dos tie­nen en vi­gor el lla­ma­do Acuer­do de País Se­gu­ro, por el que los so­li­ci­tan­tes de re­fu­gio es­tán for­za­dos a rea­li­zar su pe­ti­ción en el pri­mer país al que lle­gan.

El ob­je­ti­vo del acuer­do es evi­tar que los hui­dos pue­dan ele­gir en qué país so­li­ci­tan re­fu­gio si se en­cuen­tran ya en un te­rri­to­rio con­si­de­ra­do se­gu­ro.

Du­ran­te años, el Acuer­do de País Se­gu­ro, que ha si­do cri­ti­ca­do por or­ga­ni­za­cio­nes de de­fen­sa de los re­fu­gia­dos, ha per­mi­ti­do que Ca­na­dá li­mi­te el nú­me­ro de so­li­ci­tan­tes de asi­lo.

Pe­ro el acuer­do tie­ne un va­cío le­gal: só­lo se apli­ca si el in­di­vi­duo so­li­ci­ta le­gal­men­te re­fu­gio en los pun­tos de en­tra­da de Ca­na­dá.

Si el pe­ti­cio­na­rio en­tra ile­gal­men­te en el país, por ejem­plo cru­zan­do a pie en un lu­gar don­de no hay un pues­to fron­te­ri­zo, el in­di­vi­duo es de­te­ni­do pri­me­ro. Una vez en de­ten­ción, pue­de rea­li­zar la so­li­ci­tud de re­fu­gio, ini­cian­do un pro­ce­so que pue­de du­rar me­ses o años.

Es­to es lo que mi­les de per­so­nas han es­ta­do ha­cien­do des­de la vic­to­ria elec­to­ral de Trump en Es­ta­dos Uni­dos, aun­que el rit­mo de lle­ga­das a Ca­na­dá se ha mul- ti­pli­ca­do en las úl­ti­mas se­ma­nas.

El alu­vión de so­li­ci­tan­tes de re­fu­gio en la pro­vin­cia de Que­bec, don­de se con­cen­tra la ma­yor co­mu­ni­dad de per­so­nas de ori­gen hai­tiano de Ca­na­dá, es tal que las au­to­ri­da­des se han vis­to obli­ga­das a ha­bi­li­tar edi­fi­cios co­mo el Es­ta­dio Olím­pi­co de Mon­treal pa­ra acoger a los re­cién lle­ga­dos.

Y la se­ma­na pa­sa­da, el Ejér­ci­to ca­na­dien­se cons­tru­yó un cam­pa­men­to de re­fu­gia­dos en la fron­te­ra pa­ra acoger a me­dio mi­llar de per­so­nas.

Pe­ro las au­to­ri­da­des y las or­ga­ni­za­cio­nes que tra­ba­jan con re­fu­gia­dos te­men que el nú­me­ro de per­so­nas dis­pues­tas a cru­zar ile­gal­men­te a Ca­na­dá des­de Es­ta­dos Uni­dos pa­ra so­li­ci­tar re­fu­gio se­gui­rá au­men­tan­do en los pró­xi­mos me­ses.

Hoy, el lí­der del Par­ti­do Que­be­qués, el prin­ci­pal par­ti­do de la opo­si­ción en Que­bec, Jean-Fran­co­is Li­see, en­vió una car­ta a to­dos los Go­bier­nos pro­vin­cia­les de Ca­na­dá en la que so­li­ci­tó su apo­yo pa­ra sus­pen­der el Acuer­do de País Se­gu­ro.

Se­gún Li­see, la sus­pen­sión per­mi­ti­ría la ex­pul­sión in­me­dia­ta del país de mi­les de in­di­vi­duos que cru­zan ile­gal­men­te a Ca­na­dá, lo que se­gún el lí­der del par­ti­do in­de­pen­den­tis­ta se ha con­ver­ti­do en un “pro­ble­ma de acep­ta­ción so­cial”.

Li­see tam­bién so­li­ci­tó que Ca­na­dá lan­ce una cam­pa­ña “in­for­ma­ti­va” pa­ra re­cor­dar a los so­li­ci­tan­tes de re­fu­gio que lle­gan des­de Es­ta­dos Uni­dos que la in­men­sa ma­yo­ría de sus pe­ti­cio­nes se­rán re­cha­za­das y se­rán ex­pul­sa­dos a sus paí­ses de ori­gen. efe

Newspapers in Spanish

Newspapers from Canada

© PressReader. All rights reserved.