Cam­bio cli­má­ti­co au­men­ta probabilidades de con­traer aler­gias

La Jornada (Canada) - - NOTICIAS -

El cam­bio cli­má­ti­co afec­ta a los pro­ce­sos de flo­ra­ción de las plan­tas y al­te­ra la pro­duc­ción de po­len, au­men­tan­do así las probabilidades de con­traer aler­gias co­mo la ri­ni­tis alér­gi­ca o el as­ma, afir­mó hoy el doc­tor Fran­cis­co Say­nes.

En con­fe­ren­cia de pren­sa, el oto­rri­no­la­rin­gó­lo­go ex­pu­so que las plan­tas, al ver­se so­me­ti­das a “am­bien­tes hos­ti­les por las al­tas can­ti­da­des de dió­xi­do de car­bono (CO2), ge­ne­ran pro­teí­nas de de­fen­sas ubi­ca­das en el po­len” y es­tas, al en­trar en el or­ga­nis­mo hu­mano, no son re­co­no­ci­das y pro­vo­can reac­cio­nes aler­gé­ni­cas.

“Es­te in­cre­men­to de CO2 ha­ce que las plan­tas pro­duz­can pro­teí­nas de de­fen­sa pa­ra re­sis­tir cam­bios cli­má­ti­cos”, ase­gu­ró el es­pe­cia­lis­ta del Con­se­jo de Oto­rri­no­la­rin­go­lo­gía y Ci­ru­gía de Ca­be­za y Cue­llo.

Ade­más, a con­se­cuen­cia del au­men­to de tem­pe­ra­tu­ra a ni­vel glo­bal y su in­ci­den­cia en las es­ta­cio­nes, los pro­ce­sos de flo­ra­ción su­ce­den an­tes y duran más, por lo que “el po­len es­tá más tiem­po pre­sen­te” en el am­bien­te.

De he­cho, el es­pe­cia­lis­ta ex­pre­só que si “an­tes las aler­gias te­nían un tiem­po más es­ta­cio­nal, en in­vierno o primavera, aho­ra es to­do el año”.

Es­to ha­ce que, en un en­torno hos­til con ca­da vez me­nos zo­nas ver­des y, por tan­to, me­nos cap­ta­ción de CO2 por par­te de la ve­ge­ta­ción, “la res­pues­ta alér­gi­ca va a ser mu­cho más im­por­tan­te y mu­cho más pro­lon­ga­da” en la po­bla­ción.

Otro pro­ble­ma, se­gún aco­tó el mé­di­co, es que, pe­se a que exis­ten me­di­das de re­fo­res­ta­ción, es­tas “no con­si­de­ran el po­ten­cial aler­gé­ni­co de las plan­tas”.

La aler­gia es una en­fer­me­dad sis­té­mi­ca y se de­be a la fal­ta de re­co­no­ci­mien­to por par­te del or­ga­nis­mo an­te al­gu­na sus­tan­cia -ha­bi­tual­men­te una pro­teí­na-, que al penetrar en el cuer­po des­en­ca­de­na una se­rie de fe­nó­me­nos ce­lu­la­res y bio­quí­mi­cos.

La Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de la Aler­gia ( WAO por sus si­glas en in­glés) con­si­de­ra que la aler­gia y sus di­fe­ren­tes ma­ni­fes­ta­cio­nes son un pro­ble­ma de sa­lud pú­bli­ca, cal­cu­lan­do que en­tre 30 y 40 % de la po­bla­ción mun­dial vi­ve con una o va­rias en­fer­me­da­des re­la­ti­vas a ella.

Las dos reac­cio­nes más co­mu­nes son la ri­ni­tis alér­gi­ca, una aler­gia de vía res­pi­ra­to­ria su­pe­rior, y el as­ma, que afec­ta a la vía res­pi­ra­to­ria in­fe­rior.

“Se ha vis­to que la ri­ni­tis alér­gi­ca es una de las prin­ci­pa­les cau­sas de in­asis­ten­cia, tan­to en es­cue­las co­mo en tra­ba­jos de la po­bla­ción adul­ta”, apun­tó Say­nes.

En lo re­la­ti­vo a la ni­ñez, el Es­tu­dio In­ter­na­cio­nal de As­ma y Aler­gias en la Ni­ñez (ISAAC por sus si­glas en in­glés) re­por­tó que Mé­xi­co tie­ne una pre­va­len­cia de 11 %

Newspapers in Spanish

Newspapers from Canada

© PressReader. All rights reserved.